Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018
Entretenimiento | Al concluir la charla con los medios, Odell sorprendió a los presentes al entregarles a Jesús Ochoa y a Armando Hernández, el premio que les fue concedido.

Estrenarán en México la película Sangre de mi sangre con 180 copias

La película producida por Panamix, que distribuirá Videocine en México, aborda la historia de Pedro (Jorge Adrián Espíndola) y Juan (Armando Hernández), dos adolescentes que viajan a Estados Unidos

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- Con 180 copias se estrenará en México este viernes la película "Sangre de mi sangre", del cineasta estadunidense, Christopher Zalla, con las actuaciones de los mexicanos Jesús Ochoa, Armando Hernández y Jorge Adrián Espíndola, y la colombiana, Paola Mendoza.
"Sangre de mi sangre" fue el filme ganador del Premio del Jurado en el Festival de Cine de Sundance, en Estados Unidos. Es la primera vez que un largometraje hablado en español obtiene ese reconocimiento.
La película producida por Panamix, que distribuirá Videocine en México, aborda la historia de "Pedro" (Jorge Adrián Espíndola) y Juan (Armando Hernández), dos adolescentes que viajan a Estados Unidos.
El primero, un joven poblano ilusionado con encontrar a su padre, un supuesto cocinero en un restaurante mexicano en Nueva York. Mientras "Juan" huye de unos polleros que intentan despojarlo del dinero con el que pagará al corrupto agente migratorio, asociado en el negocio con traficantes humanos del vecino país.
Zalla describe en forma tribial la odisea de los jóvenes a su llegada a la urbe de hierro, donde lamentablemente, cuando están por dejar el tráiler que los transportó, "Pedro" se da cuenta de que "Juan" le robó una carta y una foto, dirigida a su padre (Jesús Ochoa) y se hará pasar por él.
De ahí en adelante, la vida de estos dos migrantes se enrederá, al tener como enlace de sus destinos a una prostituta hispana que vive en las calles de Brooklyn.
Zalla se manifestó satisfecho de lograr una historia muy humana, porque, según él, jamás fue su intención retratar el problema de quienes intentan lograr el sueño americano.
"Empecé a gestar mi proyecto en México, cuando tuve el placer de conocer a estos grandes actores", dijo en referencia a los protagonistas, sentados a su lado hoy en la conferencia en Cinépolis Diana de la Ciudad de México.
"Mi propuesta es una ficción, una historia de suspenso, una experiencia humana, para nada una forma de vida, sólo una relación difícil entre un padre y su hijo, en la que ninguno de los dos se conoce", dijo.
Zalla expresó ser un apasionado del cine mexicano contemporáneo, "sobre todo, del de los Tres amigos", apuntó en relación a Alejandro González Iñarritú, Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón. Sigue Estrenarán... dos... Cuarón
"Creo que hay más perspectivas con el cine hispano en Estados Unidos, que lo que está sucediendo en la industria de Hollywood, la verdad, no se produce nada fascinante", señaló Zalla.
Armando Hernández afirmó que "la verdad, yo sí me saqué de onda cuado me dijeron que no haría el papel de `Pedro', estaba desconcertado. Luego me llamaron para decirme que sería `Juan' y eso me emocionó, pues al leer el guión me di cuenta de que estaba pintado para mí".
Hernández indicó que seguramente influyó la forma de comportarse, "yo soy muy amiguero, dicharachero y eso provocó la nueva decisión de Zalla".
"También yo me sacudí. Me habían dicho que iba a ser `Juan', y luego me llamaron para interpretar a `Pedro'. La verdad, creo que estuvo mejor", señaló Espíndola por su parte. Apuntó que tiene un tío que se fue de mojado y a su regreso a México "me contó sus vivencias que me sirvieron para hacer mejor mi papel".
Tanto Hernández como Espíndola señalaron que fue una experiencia interesante, sobre todo, cuando conocieron a verdaderos migrantes durante el rodaje en Brooklyn y Queens. Asimismo, el hecho de que algunas personas les contaran sus cuitas los sensibilizó aún más en el problema de los migrantes.
"Yo agradezco la confianza que me brindaron los productores para interpretar el papel del papá de `Pedro'. A pesar de que no fue una interpretación fácil; pero me apegué a la historia, al guión. Soy muy respetuoso del trabajo del escritor", dijo Jesús Ochoa.
Comentó que como habrán visto, las relaciones entre padre e hijo se basan en una situación de rechazo, de odio, existe una fuerte ruptura sentimental que "al papá lo orilla a vivir como ermitaño, como un inadaptado, al enterarse que su esposa lo engañaba y que sólo lo utilizaba".
Benjamin Odell, otro de los productores del filme, aseguró que la exhibición de la película en Estados Unidos no es nada gratificante. "Sólo nos han dado dos salas, una en Nueva York y otra en Los Angeles. La consideración de que se trata de un filme de arte, nos limita, pero esperamos que logremos al menos 300 salas en los próximos meses", aseveró Odell.
Al concluir la charla con los medios, Odell sorprendió a los presentes al entregarles a Jesús Ochoa y a Armando Hernández, el premio que les fue concedido (exa quo), como Mejor Actor a ambos, en el Festival de Cine de Turquía, en el que también les concedieron el de Mejor Película.

NTX 29-02-2008 08:55 LNA

Temas

Lee También

Comentarios