Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Octubre 2018
Entretenimiento | Las trompetas, trombones y saxofones delinean de color el paraje que tocan y arrebatan con fuerza la energía de cuanto ser se pone a su

Encuentros de música, teatro y circo

Armados con metales, nueve franceses se pasean por Zapopum con la música a cuestas

Por: EL INFORMADOR

Zapopum

Armados con metales, nueve franceses se pasean por Zapopum con la música a cuestas, con un ojo al gato y otro garabato, atentos a todas y cada una de las personas que deambulan por la feria, listos para tomarlos por sorpresa y darles un golpe musical.

Desde la semana pasada -en la inauguración del festival cultural-, estos hombres (y mujer) arrebatan las risas de los transeúntes al tiempo que los colman de música clásica y popular, demostrando que la primera puede ser tan divertida como la segunda.

Diego Arsenio, uno de los integrantes de este ensamble de metales llamado Les Grooms, detalla que se trata de un espectáculo de música teatral, “traemos música de todo el mundo” y además, cantan en varios idiomas (chino, alemán, francés, español), “la música no tiene fronteras”.

Las trompetas, trombones y saxofones delinean de color el paraje que tocan y arrebatan con fuerza la energía de cuanto ser se pone a su paso. “Desde hace 25 años actuamos juntos -no todos, digamos que hay cuatro personas del grupo fundador-, entonces hemos montado cuatro espectáculos definidos, pero éste que actuamos aquí es de improvisación hacia el público. Como tenemos tanta música en nuestro repertorio (todo lo saben de memoria), según la situación que vemos -o las personas-, se nos viene una idea y el que la tenga es líder y los otros están atentos para trabajar en coro”, explica.

El caso es que todo depende de cómo sea el escenario callejero y el ánimo popular. A veces -confiesa Arsenio-, resulta más difícil mover a la audiencia, pero nada es imposible para este loco grupo. La Baronnade, espectáculo que presenta el grupo en Zapopum hoy y mañana (a las 18:35, 19:10 y 19:50 horas), trae divertidas sorpresas para quienes se atrevan a acercarse a esos hombres vestidos con traje de botones (bellboy, como se dice en inglés).

Teatro bañado de circo

Regresa a mis pies es una historia sencilla, pero con un trasfondo tan fuerte que es capaz de conmover hasta el más fuerte. Los integrantes de Cirko de Mente están orgullosos de ver que al término de cada función la gente se conmueve y se entrega a ese vagabundo que pierde algo de lo poco que posee: un zapato que nunca volverá a él.

La historia, bañada en sepia y matizada con espectáculos netamente circenses (acrobacia, malabarismo, trapecismo, danza aérea, clown) y video,

“Es un espectáculo de circo contemporáneo. No es mucho de clown, son situaciones en que la misma estructura del espectáculo hace reír en el momento, pero sí hay un poco de ese humor involuntario”, comenta Juan Ramírez, director del montaje.

La obra (que se presenta hoy y mañana a las 19:15 horas en el Ágora de Zapopum) está basada en la novela El país de las últimas cosas, de Paul Auster, y a pesar de toda la diversión que pueda causar la parte circense, lo cierto es que se trata de una historia desgarradora que sin duda sucede en muchas ciudades del mundo.


Temas

Lee También

Comentarios