Viernes, 01 de Marzo 2024
Entretenimiento | Reflexión en pantalla

Drama mexicano en Gijón

El cineasta se centró en los sentimientos de dos jóvenes, que florecen en medio de un ambiente asfixiante sin descuidar otros aspectos

Por: EFE

MADRID, ESPAÑA.- La película Don’t let me drown, una mirada aguda y sin prejuicios sobre el atentado del 11 de septiembre del 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York, del director mexicano Cruz Ángeles, cerró ayer el Festival Internacional de Cine de la ciudad de Gijón, al Norte de España.

Seleccionado en el Festival de Sundance, Estados Unidos, el largometraje, que se exhibe en la sección oficial del certamen de Gijón, pero fuera de competición, rescata una historia de amor adolescente en medio de “la mayor tragedia” que ha vivido un país que se sentía inviolable.

Ángeles, director nacido en México y afincado en Nueva York, dijo en un encuentro con los medios de comunicación que su intención era “contar una historia desde el lado humano” sin caer en la “victimización” de nada ni de nadie.

El cineasta se centró en los sentimientos de dos jóvenes, que florecen en medio de un ambiente asfixiante sin descuidar otros aspectos, como la precariedad en la que han trabajado las personas que han colaborado en las labores de rescate y limpieza de la llamada “zona cero”.

El realizador señaló que muchas de esas personas, en su mayoría inmigrantes y personas de raza negra, tienen problemas de salud derivados de su labor de cooperación sin medidas de seguridad y no pueden recibir asistencia sanitaria porque los seguros no se hacen cargo.

La película muestra el componente social de estos colaboradores y sus consecuencias desde una perspectiva humana sin caer en el alarmismo ni en la denuncia fácil y demagógica. (EFE)

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones