/contenidos/2008/04/09/noticia_0082.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Junio 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | Nacida en Guadalajara, Jalisco, en 1913, Griselda Alvarez desarrolló su carrera como ensayista.

Condecoran a Griselda Álvarez con Medalla de Bellas Artes

Recibe el premio el hijo de la bailarina, ya que su estado de salud y avanzada edad la mantienen en cama

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- Debido a sus aportaciones al desarrollo de la cultura y la sociedad mexicana, la poeta y política Griselda Alvarez fue condecorada, la víspera, con la Medalla de Oro de Bellas Artes.

La homenajeada, de 95 años, no pudo asistir al Palacio Nacional de Bellas Artes a razón de su estado de salud y su avanzada edad, hechos que desde hace un año la mantienen en cama.

Su hijo, Miguel Delgado Alvarez, fue quien recibió el galardón de manos de María Teresa Franco, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Nacida en Guadalajara, Jalisco, en 1913, Griselda Alvarez desarrolló su carrera como ensayista, narradora y poeta. Estudió en la Escuela Normal y luego, años después, Letras Modernas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

También llegó a ocupar diversos cargos públicos como senadora, además que ostenta el título de ser la primera gobernadora mexicana de Colima entre 1979 y 1985.

"Las dos vertientes de su vida han sido la política y la literatura y aunque no las ha emulsionado, habrá de aceptar en su fuero interno que una y otra responden al mismo resorte común que podría ser el vocablo sentir", respondió Franco.

Es un honor, agregó la funcionaria, otorgar "el máximo reconocimiento de Bellas Artes a una mujer plena de cualidades humanas y creativas dispuesta siempre al mejor desarrollo de nuestra cultura y de nuestra sociedad".

Al acto acudieron Silverio Cavazos, gobernador de Colima; Patricia Galeana, historiadora; Miguel Angel Aguayo, rector de la Universidad Autónoma de Colima y José Martínez Pichardo, en representación de Humberto Benítez Treviño, secretario general del Gobierno de Estado de México.

También asistió Carmen Valles, esta última en representación de Sergio García Ramírez, quien funge como presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Respecto al estado de salud de la poeta, su hijo Miguel Delgado señaló que los signos vitales de su madre son normales y que desde hace un año abandonó el hospital.

No obstante "está alimentada por una sonda, aunque conserva su peso", expresó el hijo de la artista galardonada en Bellas Artes.

Se refirió a Griselda Alvarez como un ser que trabajó mucho para mantenerse a ella misma como a su hermana, "esa madera de la que está hecha se cansó ya, y con justicia. Ahora se relaciona poco con el mundo y duerme largo, a veces con sonrisas, porque no hay causas de dolor".

Alvarez quedó huérfana de madre desde muy pequeña y creció junto a su hermana y a su padre, quien le hizo memorizar a los nueve años el Acta de Independencia.

Fue bisnieta, además, del primer gobernador de Colima, Manuel Alvarez e hija de Miguel Alvarez, también gobernador de ese estado; ella se desarrolló primero como maestra y como funcionara pública.

En el homenaje fue presentado además el libro "Imágenes en el tiempo", editado por la Universidad de Colima y compilado por Francisco Blanco.

Este reúne textos y fotografías que dan cuenta de la biografía personal, la carrera profesional y su paso por el mundo de las letras.

Comparada con Sor Juana Inés de la Cruz, en el mismo aparecen fotografías de la poeta con personajes como Blas Galindo, Dolores del Río, José Luis Cuevas, Fela Fábregas e Ignacio López Tarso, entre otros.

Griselda Alvarez publicó sus primeros poemas en 1955 en el periódico El Nacional y sus primeros pasos políticos fueron como directora general de trabajo social en el Instituto Mexicano del Seguros Social y, en 1966, ingresó a la licenciatura en letras donde se tituló con el trabajo "La inmortalidad en la obra de Jorge Luis Borges".

Sus primeros libros de poemas son "Cementerio de pájaros" (1956); "Dos cantos" (1958) y "De cierta compañía" (1961), este último fue el primero de sus títulos que publicó en forma de soneto, estilo poético al que recurría de manera constante.

Su extensa obra incluye, además, el poema largo en verso libre "Letanía erótica para la paz", "La sombra niña", "Anatomía superficial", "Sonetos terminales", "Erótica" y "Glosa de la Constitución en sonetos", así como el libro de memorias "Cuesta arriba: memorias de la primera gobernadora".

EL INFORMADOR / MLOM / 09-04-08

Temas

Lee También

Comentarios