Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017
Entretenimiento | El país sudamericano está presente en el FICG apostando por una diversidad de temáticas

Chile, una industria fílmica en crecimiento

El país sudamericano está presente en el festival apostando por una diversidad de temáticas, desde lo social y político hasta documentales sobre el escritor Roberto Bolaño
Talento. Delegación chilena posa durante la entrevista a este medio por su participación en el FICG. EL INFORMADOR / F. Atilano

Talento. Delegación chilena posa durante la entrevista a este medio por su participación en el FICG. EL INFORMADOR / F. Atilano

GUADALAJARA, JALISCO (15/MAR/2017).-  El cine latinoamericano en general está en constante desarrollo, buscando nuevas audiencias y que a su vez el mismo público de sus regiones esté interesado en lo que la industria fílmica local produce, es el caso de Chile quien está una vez más en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), para ofrecer un panorama de lo que están actualmente trabajando, una mirada fílmica intimista que habla sobre discriminación, conflicto socio-político y donde también los directores son en parte protagonistas de sus historias.

“Mala junta” de Claudia Huaiquimilla, “Los niños” de Maite Alberdi, “El pacto de Adriana” de Lisette Orozco, “El color del camaleón” de Andrés Lübbert y “Resucitando a Hassan” de Carlo Guillermo Proto son las cintas chilenas que forman parte de las selecciones  oficiales del FICG. También se suman “Jesús” de Fernando Guzzoni y “Bolaño, la batalla futura. Chile”, de Ricardo House, que se exhiben fuera de competencia.

“Nuestro cine está como en una especie de ebullición, partió su primer empujón con grandes cineastas como Pablo Larraín, pero ahora ya han aparecido muchos jóvenes que tienen una cantidad de talento, con mucha calidad y abarcando muchas temáticas, desde lo LGBT, hasta temas sobre política interna, todas desde un punto de vista muy personal. Yo creo que podríamos decir que los realzadores chilenos son arriesgados de ponerse en el tapete y ocupar el lenguaje cinematográfico para hablar de ellos mismos”, explica Alejandra Bize, representante internacional de CinemaChile.

Además, comparte que en un panorama estadístico el país de Pablo Neruda produce aproximadamente al año 30 filmes, de los cuales logran su proyección en cartelera 10 y de cuatro a cinco se estrenan a nivel internacional. “Nuestro cine reflejan un estado de nuestra sociedad que está en un momento de discutir muchas cosas, que yo creo que pasa también en otros países de Latinoamérica. Y son las nuevas generaciones las que vienen discutiéndolo a través de las artes y el cine”.

También hay un mercado importante para el cine chileno comercial, que va de la ficción, el de autor y documental con perspectivas variadas, sin embargo como otras naciones de América Latina tiene que lidiar con el cine de Hollywood que ocupa en su país el 98 por ciento de la taquilla, según explica Alejandra. “Es bien difícil pelear contra eso, el cine chileno que se estrena le va mucho mejor afuera que adentro, por eso vamos a donde nos buscan.  El Estado tiene programas concursables donde tú o una institución puede presentar un proyecto para generar audiencia, pero es un camino largo. En Chile hay mucho resquemor, es un proceso más largo de entender”.

LOS FILMES EN EL FICG

"MALA JUNTA"

Claudia Huaiquimilla y Pablo Greene son pareja, ambos escribieron el guion de la cinta, ella es también la directora y Pablo además es el productor. El año pasado estuvieron en el FICG en el programa Works in progress y ahora regresan con el filme ya terminado, reforzando detalles de calidad y directo a competencia.

La historia desarrolla la historia de un joven rebelde de Santiago, es enviado al sur de Chile bajo la custodia de su padre. Tratando de evitar sus deberes conoce a un chico tímido que es molestado en la escuela por sus orígenes indígenas. La muerte del líder mapuche en la comunidad, desata una ola de violencia, forzando a los dos a unirse en contra del caótico entorno.

“La cinta trata de uno de los mayores venenos que tenemos como sociedad que son los prejuicios, cómo uno cree que sabe más que el otro, una parte muy egocéntrica donde crees saber más por la apariencia o por lo que dicen de alguien. Está basada en dos niños que son prejuiciados, un joven delincuente y el otro es un niño mapuche que es indígena y que es discriminado por ello, porque a los mapuches en Chile se les dice borrachos, flojos, incluso terroristas. Estos niños entonces serían el clásico mala junta, lo que llamarían la manzana podrida y como luchan contra la discriminación”.

"EL PACTO DE ADRIANA"

Este documental es ópera prima de Lissette Orozco como directora, su experiencia primordialmente es sobre guionismo. Es una película donde aborda sus lazos familiares y como una admiración se convierte en una verdad que se acerca al desencantamiento.

La figura central es su tía Adriana, en el 2007 la detuvieron y ahí se enteró que en su juventud trabajó para la Dina, policía secreta del dictador Pinochet. Tiempo después, ya en democracia, se fugó del país mientras enfrentaba un proceso judicial por el asesinato de un dirigente comunista. A través del documental, Lissette descubre quien realmente es su tía.

“Es un documental biográfico que trata de la relación que yo tengo con mi tía, desde que yo era muy pequeña siempre fue mi ídolo, un referente a seguir, vivía en el extranjero, cada cierto tiempo nos venía a visitar a Chile y en uno de esos años, la toman detenida, yo no sabía nada de su pasado y en un diario me entero que trabajó para la Dina”.

"EL COLOR DEL CAMALEÓN"

Andrés Lübbert, originario de Bélgica retrata la historia de su padre Jorge a través de este documental que desarrolla como él se convirtió en un instrumento de los servicios secretos chilenos durante la Dictadura de Pinochet. Lo forzaron a trabajar para ellos en extrema violencia. Logró escapar de Chile a Europa, donde se vuelve camarógrafo de guerra.

“Mi papá cuando tenía 21 años fue víctima de un experimento de deshumanización, eso significa que te convierten en alguien que puede cometer actos inhumanos, querían convertirlo en un agente del servicio de inteligencia contra su voluntad. Tuvo la mala suerte de ser elegido para ese experimento, fue una experiencia traumática para él, nunca pudo hablar sobre esto jamás, era como un bloqueo”.

Comparte que cuando su papá vio la cinta se emocionó, pero no pudo decir nada, fue muy fuerte para él. Andrés presentó la semana pasada la cinta en Bélgica. “Mi papá es una persona muy valiente y muy fuerte para exponerse. En la película salen muchos personajes muy oscuros de la historia, que están impunes y tranquilos en su casa, se van a asustar cuando vean que alguien habla de ellos y sus hijos probablemente les van a preguntar si eso que vieron es verdad”.  
 
"BOLAÑO, LA BATALLA FUTURA"

Este documental forma parte de un serial de cuatro filmes que Ricardo House ha estado trabajando en un periodo de 10 años, el cuarto a un está en proceso de hacerse, es sobre descubrir a un Bolaño a través de sus traductores, pero también a través de sus cartas. Es el tercero, “Bolaño, la batalla futura. Chile” que es el que lo trae al FICG desarrolla su paso por México, los otros trabajos hablan sobre su vinculación con Cataluña, y también con Chile, su país de origen.

“La idea de hacer el documental de Bolaño surge porque él estaba en México en la misma época en la que yo lo estaba, rondaba por algunos circuitos donde yo también lo hacía. Y yo siendo documentalista, estoy siempre atento y curioso por encontrar historias, personajes o elementos dentro de mi ámbito que es la cultura y en este contexto me apareció el personaje de Bolaño que no había sido atendido y abordado”.

EL INFORMADOR / KIKE ESPARZA

Temas

Lee También

Comentarios