Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Noviembre 2017
Entretenimiento | Cheesecake Factory celebra por segundo año consecutivo el Día Nacional del Cheesecake

Celebrar el postre

The Cheesecake Factory celebra por segundo año consecutivo el Día Nacional del Cheesecake
The Cheesecake Factory tendrá promociones del 50 por ciento en 30 especialidades de sus cheesecakes. TWITTER / @Cheesecake

The Cheesecake Factory tendrá promociones del 50 por ciento en 30 especialidades de sus cheesecakes. TWITTER / @Cheesecake

GUADALAJARA, JALISCO (01/AGO/2016).- The Cheesecake Factory celebra este 1 de agosto por segundo año consecutivo el Día Nacional del Cheesecake, con promociones que se extenderán hasta el 4 de agosto. Sobre las ofertas especiales y el diseño de su menú, Max Escuder, director The Cheesecake Factory México, platicó con El Informador.

La promoción para estos días será 50 por ciento en 30 especialidades de sus cheesecakes, además de presentar una novedad en su menú: "El Salted Caramel Cheesecake, estamos muy emocionado de lanzar este sabor que creo que le encantará a los paladares mexicanos: es un cheesecake de caramelo, con una base de browine, con un mouse de caramelo un poco salado y galleta, con trozos de chocolate obscuro. Está delicioso. Está de moda combinar lo dulce y lo salado, se combinan esos sabores tan deliciosos".

 Pero la carta de The Cheesecake Factory no se limita a los cheesecakes, pues es un restaurante con una amplia oferta en constante evolución: "Tenemos más de 200 platillos en la carta, hacemos todo fresco en casa. Algunos de los platillos nuevos que hemos añadido están en la categoría de superfoods. Tenemos opciones para cada todo tipo de invitado: platos con un enfoque más nutritivo. Hemos añadido una serie de micheladas y cocteles tradicionales locales, como una margarita con mango y chamoy".
 

De la frecuencia en que modifican la carta, Max agregó: "Cada seis meses cambiamos la carta, es dinámica. En particular la estrella que viene en octubre es un pastel de cheesecake de avellana. En Estados Unidos está teniendo mucho éxito. El menú tendrá una nueva ensalada, y abriremos la categoría de acompañamientos: si pides un corte puedes acompañarlo de brócoli rostizado, zanahorias salteadas, espárragos. Ese tipo de acompañamientos".

 Para efectuar dichos cambios en el menú, el equipo de The Cheesecake Factory México realiza un análisis de los gustos en el mercado local, pues cada zona tiene sus peculiaridades: "Vemos diferentes tendencias en los gustos del consumidor: en la costa este de Estados Unidos, Nueva York, Florida, se pide mucho la comida asiática. En la costa oeste, como California, se pide mucho la comida mexicana. En México se pide mucho barbacoa, hamburguesas y pasta. Es lo que se vende más aquí en México. Lo que se vende bien se vende espectacularmente bien: en un mes en el restaurante de Santa Fe vendemos aproximadamente siete mil hamburguesas. Si fuéramos una hamburguesería ya sería un mérito, pero con 200 platillos en la carta es algo asombroso. Es la segunda categoría detrás de los cheesecakes".

Un producto nuevo de ese trabajo del departamento de desarrollo para crear ofertas para el consumidor mexicano se presentó en abril pasado: "Lanzamos las ocho micheladas de sabor, coctelería y limonadas, todas de sabores con influencias locales. Actualmente no se sirven en Estados Unidos. Pero las ventas son tan altas que en Estados Unidos están pensando en incluirlos, gracias a ese piloto en México".

Max Escuder comentó la importancia y cómo escuchan a los clientes mexicanos: "Es relativamente orgánico. Siempre buscamos retroalimentación de los invitados, sea en persona, por correo o con encuesta. Nos rige en qué dirección vamos a hacer los cambios en la carta". Un ejemplo de ese mejoramiento a partir de los comentarios fue con las micheladas: "Los bartenders se juntaron y nos presentaron una serie de micheladas. Nos dejaron totalmente asombrados, trajimos al director global de bebidas en Estados Unidos, para que las probara, y las aprobó. Lo importante es escuchar a tu gente: invitados y colaboradores. Así se llega a diseñar una carta que satisface a todos los paladares. Cuando invertimos e investigamos una receta es obsesivamente. En algunos casos las hacemos muchas veces, cambiando los ingredientes mínimamente para llegar a ese sabor. Nos tomamos el proceso en serio".

 La meta es "Asegurar que sea deliciosa, que se ejecute bien, que sea consistente y que salga en buen tiempo para los invitados".

EL INFORMADOR / JORGE PÉREZ

Temas

Lee También

Comentarios