Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
Entretenimiento | Quiere darle un giro a su camino

Carlos Reygadas traza nuevo proyecto

De manera discreta, el realizador arma su próximo trabajo, aunque le preocupa la falta de dinero

Por: AP

MEXICO.- El laureado director mexicano dijo que ya tiene casi todo listo para la filmación, aunque aún está negociando asuntos de presupuesto.

Fue hermético en cuanto a tema, lugar de rodaje o fecha en la que prevé tener lista la película.
“Soy muy supersticioso”, dijo el ganador del premio del jurado del Festival de Cine Cannes de 2007 por Luz silenciosa, tras participar en un coloquio de cine como parte del homenaje nacional a Carlos Fuentes.
Reygadas, quien se caracteriza por hacer cintas independientes con actores sin experiencia, se confiesa también un fiel creyente de algunos ritos relacionados con los rodajes: “Siento que si hablas antes de la película, de lo que tratará, de quién va a estar, qué te gustaría hacer, se te acaba la energía, la agotas toda de esa manera en eso y ya no tienes ganas de hacerla... de veras que no le digo nada a nadie, ni siquiera a mi mamá (risas)”.

Pero después de ganar reconocimientos internacionales por filmes que también incluyen Japón (2002) y Batalla en el cielo (2005), la expectativa sería grande, cosa que no le preocupa, afirmó, porque el día en que decidió hacer cine fue porque quería un cambio en su vida.
Relató en el coloquio que se interesó por el séptimo arte luego de completar estudios en leyes con especialidad en conflictos armados y de trabajar en el Tribunal de la Haya en Bruselas y en la Corte Penal Internacional de Nueva York.

Aunque entonces le gustaba su trabajo, no le gustaba su vida y “el cine fue una puerta de escape para cambiarla”, declaró.

Se ve en otros rumbos
A diferencia de la también realizadora mexicana María Novaro, que participó del mismo coloquio, Reygadas dijo que no necesariamente se dedicaría al cine por el resto de su vida. “Lo que se necesita es amar o detestar, tener pasión, nunca indiferencia o mecanización”.

Señaló, ante un público en su mayoría joven, que “es esencial para hacer cualquier arte, el del machete, el del balón y el de filmar, que lo ames o lo odies”, señaló. “Al sentir una pasión automáticamente vas a encuadrar bien, el ángulo va a ser perfecto, te das cuenta si hay un exceso de maquillaje... Cuando no hay pasión, el cine se convierte en literatura ilustrada”.

Por ello, el día en que deje de tener pasión por el cine simplemente se dedicará a otra cosa.
Antes de lanzarse a iniciar cualquier rodaje, dijo, ya ha pensado plano por plano lo que quiere transmitir. Sus guiones no son nada de literatura, sino más bien apuntes un poco mecánicos, sin descripciones exhaustivas de cómo serán los personajes. Luego suceden “accidentes” que enriquecen el producto final, como el actor que aporta sus arrugas o ciertos gestos que él no tenía previstos o “sucede un golpe de viento o una puesta de sol”.

La frase:
“Cuando no hay pasión, el cine se convierte en literatura ilustrada”
Carlos Reygadas, director

Temas

Lee También

Comentarios