Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 22 de Noviembre 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | Con bases sólidas

Armando Hernández, la seriedad de jugar a ser

''De la calle'', ''Fuera del cielo'' y ''Capadocia'' son parte de su currículum; acercar el arte a los jóvenes, su proyecto

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO (16/SEP/2011).- Los personajes de Armando Hernández en el cine han logrado un vínculo de identificación con el espectador mexicano promedio. Racismo, pobreza, marginación. El actor señala en entrevista la importancia de representar a quienes generalmente no cuentan con voz ni voto, debido, tal vez, a la cultura de la discriminación en este país. Cultura que prevalece también en otros países de Latinoamérica y el tema no es un asunto de moral, si no de historia.

Armando dio inolvidable vida a un niño de la calle en la cinta De la calle y también a un joven migrante que usurpa con violencia, la identidad de un hijo y desata la tragedia (Sangre de mi sangre) o a un boxeador en Fuera del cielo.

Luego también participó en Capadocia, interpretando a un cobarde. Actualmente filma Cherry Palace con Fez Noriega (Te presento a Laura) donde interpreta a un reo. Así, espera el estreno de dos cintas; Amaneceres oxidados filmada en Ocotlán, Jalisco y dirigida por Diego Cohen, y Tlatelolco, de Carlos Bolado.

Hernández ha sido ganador de la Diosa de Plata y hoy por hoy también promueve un noble proyecto teatral enfocado a jóvenes de secundaria y preparatoria. Piensa que cada uno de los individuos de este país, si hiciera algo, aunque fuese poco, contribuiría al cambio. Poco pero algo.

Provocar sonrisas
Una cuestión básica que da nombre a esta serie por entregas es que “el patio de tu casa es México, ¿cómo está ese patio?, y él  responde: “Está destruido, en el abandono. Es fácil hablar pero también hay que ser responsables. Ahora soy padre de familia. He perdido la confianza. Ahora temo, antes no, digo ‘qué le espera a mi hijo, a mi familia’”.

Este mes de octubre lo veremos por Canal 5 dentro del elenco de Los héroes de Norte, idea original de Gustavo Loza, producción, dirección y guión sobre cinco integrantes de un grupo de banda, uno de esos músicos populares es Miguel Rodarte.

Hernández señala “estamos invadidos de proyectos que sí tratan problemáticas como el narco, la guerra y la prostitución, pero la idea es hacer una serie 100% mexicana que provoque sonrisas”.

Ante la pregunta “¿por qué meterte a producir teatro para jóvenes? ¿en dónde? ¿con quién?”, el actor responde: “Me asocié con un productor joven, Fernando Piña, y estamos representando obras de teatro con temática social en circuitos escolares de nivel secundaria y preparatoria.

Triste realidad
“Las drogas han invadido el Patio de mi casa que es México. Yo vengo de un barrio popular de una colonia cercana al aeropuerto en Distrito Federal  y es triste, porque por decirlo de alguna manera, yo ya salí de ahí, pero mis raíces siguen estando, ahí viven mis amigos de infancia, de primaria, y es triste ver la situación en la que están. De pronto eso despertó un interés en mí y me dije qué puedo hacer. Con las obras hemos ido a varias ciudades y hemos tratado de poner un granito de arena”.

La oportunidad de ser extraordinario
Dice que al cine llegó por suerte, que “si la vida te da una oportunidad es porque puedes lograrlo” y en el camino para hacerlo también interviene la suerte de las cosas que se invocan y se vibran. Armando no es el actor guapo de las telenovelas, ni un chico que llegó a hacer casting queriendo ser famoso. Él hacía teatro y ahí lo vio Alejandro Reza. A los cuatro años de carrera cinematográfica hizo su primer protagonista con Fuera del cielo.

Entonces piensa y dice que “tenemos una vida para ser ordinarios y una oportunidad para ser extraordinarios”. Sin embargo, como actor busca recrear su forma de vida, seguir en el medio, de hacer casting un día sí y el otro también. “Me han tocado proyectos que traspasan eso de estar en una sala de cine, de alguna manera me siento como un estándar de mucha gente que de alguna manera no tiene ni voz ni voto. Creo que he llegado fortuitamente a esos personajes”.

Un México unido
Armando se autodefine como “estandarte” y ese “estandarte” se enarbola poderoso y libre a través del cine. “Todos tenemos tragedias”, dice y piensa en México. “Ayer veía una noticia y alguien decía ‘somos más los que queremos un México en paz, unámonos’. Era un ciudadano más que tuvo la oportunidad y dijo algo inteligente. Pero qué pasa que no tomamos acción”. Por ello hace hincapié en pequeñas acciones que se puedan tocar a través de las casa de cultura, obras chiquitas que puedan ir a los estados. No busca el glamour. Obras chiquitas. “Hoy los niños ya no quieren leer y luego que por qué no hay industria. Con el proyecto de teatro queremos llevar un mensaje, crear una cultura de arte teatral, dirigir problemáticas a través de un medio que es la actuación, concientizar a la gente, todo de forma dinámica”.

— ¿Para qué sirve ser actor?
— Para vivir a gusto. Para no tomar la vida a la ligera. Hacer una película implica mucha responsabilidad, no sólo mía, sino de mucha gente. Lo divertido de mi carrera es jugar a ser. Siendo un actor la gente piensa que vives en los lujos, en el glamour. En Hollywood sí se dan esa vida, aquí es un poco complicado.  

— La importancia de provocar en el espectador es una responsabilidad, ¿cómo la tomas?
— Yo digo que esto es un juego, pero tienes que darle seriedad, credibilidad a lo que estás contando. Soy como un estándar de los que no tienen voz, el cine es un entretenimiento pero también es un espacio que nos permite expresar cosas. La forma en la que he tenido que crear el perfil psicológico me ha llevado a conocer gente de toda índole y es increíble saber que sí existe, pero es asombroso tener la oportunidad de verlo y sobrepasa cualquier historia que esté escrita.  

— ¿Quién sí para la silla presidencial?
— Ah… no lo he pensado. Volvemos a lo mismo, es muy bueno señalar pero ni siquiera he pensado eso. Yo creo que todos, no nomás uno. No te puedo decir un nombre, porque a final de cuentas puede ser la mejor persona, tener la mejor intención pero no nomás es de uno, es un trabajo en equipo. Yo te puedo decir Damián Alcázar porque soy su fan, pero no sé cuáles sean sus idealismos.  

— Hablando de Alcázar ¿quiénes son los mejores actores de México?
— Damián Alcazar sin duda… ¿habrá alguien más?  

Dolores Tapia

Parte de su filmografía
De la calle, de Gerardo Tort (2001).
Amar te duele, de Fernando Sariñana (2002).
Ladies’ Night, de Gabriela Tagliavini (2003).
Fuera del Cielo, de Javier Patrón Fox (2006)
El búfalo de la noche, de Jorge Hernández Aldana (2007)
Sangre de mi sangre, de Christopher Zalla (2007).

Temas

Lee También

Comentarios