Domingo, 20 de Junio 2021
Entretenimiento | Guatemala anuncia detención de sospechosos

Argentina vive luto por Facundo Cabral

Seguidores del cantante se dan cita en un teatro de Buenos Aires para darle el último adiós

Por: EL INFORMADOR

El féretro de Cabral portó la bandera argentina durante el velorio público. REUTERS  /

El féretro de Cabral portó la bandera argentina durante el velorio público. REUTERS /

BUENOS AIRES, ARGENTINA (13/JUL/2011).- Los restos mortales del cantautor argentino Facundo Cabral, asesinado el pasado sábado en Guatemala, llegaron ayer por la mañana al sector militar del aeropuerto Jorge Newbery, de Buenos Aires, en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana.
Silvia Pousa, viuda de Cabral, decidió que el cadáver de su marido fuera velado en un pequeño teatro de Buenos Aires para luego ser incinerado, como deseaba el artista, informaron sus allegados.

El féretro fue recibido por su viuda, familiares y amigos, a quienes acompañaron el canciller, Héctor Timerman, y el secretario de Cultura, Jorge Coscia, entre otras autoridades argentinas.

En la unidad militar aérea, dispuesta por el Gobierno mexicano, viajaron el ministro de Cultura de Guatemala, Héctor Escobedo, y el embajador argentino en ese país, Ernesto López, quien hizo las gestiones para repatriar el cadáver del artista, quien fallecó a la edad de 74 años.

Cabe señalar que en un principio, la viuda de Cabral había dispuesto unos funerales íntimos, pero el clamor de los admiradores del artista y de sus colegas hizo que cambiara de opinión y aceptara que el féretro fuese velado en el pequeño Teatro ND Ateneo, de Buenos Aires.

“Para mí, Facundo tuvo una misión. Con su muerte todos los ojos miraron  hacia Guatemala y la violencia que sufre”, afirmó Sheyla Álvarez, una  ecuatoriana de 41 años, que vivió desde los 11 años en Nueva York, ciudad donde  descubrió y vio por primera vez a Cabral. Ella se encuentra de visita en Buenos Aires.

“Cumplió su misión. No era la Argentina su patria, eran todos los lugares, y  murió por algo casual. Estoy aquí por algo del alma y del cosmos”, confesó Carmen Molis, de 70 años.

En la entrada de la sala velatoria montada en el teatro se encontraba un texto escrito por el propio Cabral: “Si esta es la última vez que subo al escenario pinten el cajón de rojo y  celebren porque mi vida fue una fiesta”.

Sobre el cajón color verde metalizado, fueron colocados unos lirios  blancos, una bandera argentina y otra de las Naciones Unidas.
Más tarde, los restos mortales de Cabral fueron llevados al cementerio porteño de Chacarita para ser incinerados, como era la voluntad del artista.

Avanza la investigación
Las autoridades guatemaltecas dieron a conocer que capturaron a dos sospechosos de haber participado en el asesinato de Cabral, en un ataque que aseguran iba dirigido contra el empresario nicaragüense que lo acompañaba, Henry Fariña, y que fue ordenado por un centroamericano.

La fiscal general de Guatemala, Claudia Paz, señaló que los dos detenidos son Elkin Enrique Vargas Hernández y Wilfredo Allan Stockes Arnold, de nacionalidad guatemalteca, y que un centroamericano, al que aún no se ha identificado, fue el que encargó el ataque contra el promotor.

En una rueda de prensa conjunta con el ministro de Gobernación, Carlos Menocal, Paz reveló detalles de la investigación para esclarecer la muerte de Cabral. Menocal aseguró que las pruebas en contra de los dos detenidos “son contundentes” y demuestran que el objetivo del ataque no era Cabral, sino el promotor y empresario nicaragüense, quien “está bien resguardado en el hospital” en el que se recupera.

Carlos Menocal gregó que durante la captura de los sospechosos, en dos colonias del Sur de la capital del país sudamericano, las fuerzas de seguridad y agentes fiscales “han encontrado pruebas contundentes de la participación de los dos detenidos” en el ataque en el que murió el poeta y cantante.
Según la fiscal general, Vargas, presunto cabecilla de una “banda criminal”, reclutó al grupo de sicarios, entre ellos a Stockes y a otras tres personas que no han sido detenidas, quienes vigilaron los pasos de Fariña desde un día antes del atentado.

Temas

Lee También