Jueves, 23 de Enero 2020
Entretenimiento | Demuestra lo lejos que la izquierda va a llegar: analistas de la cadena Fox

Acusan a los Muppets de comunistas

El economista Eric Bolling, del programa “Follow the money”, de Fox Business Network, consideró que la cinta busca desprestigiar el negocio del petróleo

Por: SUN

En la película, Los Muppets deben reunir 10 millones de dólares para salvar al teatro donde surgieron. ESPECIAL  /

En la película, Los Muppets deben reunir 10 millones de dólares para salvar al teatro donde surgieron. ESPECIAL /

CIUDAD DE MÉXICO (07/DIC/2011).- Los Muppets (como en el siglo XIX lo fue el comunismo en Europa) son el nuevo fantasma que amenaza al mundo capitalista, especialmente a Estados Unidos. Así lo concluyeron los analistas financieros y periodistas de la cadena Fox en su noticiario de negocios la mañana del martes.

Ahí, la Rana René, Miss Piggy, Ruffo y todos los personajes que conforman Los Muppets fueron acusados de comunistas.

El nuevo filme de Los Muppets hace evidente el esfuerzo de los protagonistas para salvar el teatro que los vio nacer, pero un conductor de la cadena de televisión Fox aseguró que promueve una campaña contra la industria petrolera.
El economista Eric Bolling, del programa “Follow the money”, de Fox Business Network, consideró que la cinta busca desprestigiar el negocio del petróleo.

“Demuestra lo lejos que la izquierda va a llegar para manipular a nuestros hijos, y convencerlos con el mensaje anticorporativo”, aseguró.

En la película, Los Muppets deben reunir 10 millones de dólares para salvar al teatro donde surgieron. El enemigo es Tex Richman, un magnate petrolero que desea derrumbar el foro para extraer el recurso y obtener más dinero.

“De todas estas películas que atacan a la industria del petróleo, ninguna discute sobre los aspectos positivos del petróleo: el combustible para iluminar un hospital, o calentar sus hogares”, señaló Bolling.

Dan Gainor, el titular del noticiario, le preguntó: “¿Estás diciendo que los liberales de Hollywood lavan el cerebro de nuestros hijos?”. “Así es —respondió Bollin— aunque por fortuna en Estados Unidos todos amamos la industria del petróleo. Por eso mismo el Ocuppy Wal Street no ha llegado a ningún lado hasta ahora”.

Muchos portales y medios estadounidenses aprovecharon, por cierto, para ironizar la acusación. “Además del mensaje anticorporativo, hay un noviazgo entre una rana y una cerda, definitivamente la izquierda nos quiere convencer de algo en las relaciones inter-especies”, escribió Alexandra Petri en The Washington Post.

“No se rían, ciudadanos”, escribió Jeff Labreque en Entertainment Weekly.Películas como “Happy Feet”, “It’s a wonderful life”, y “Bambi” son “caballos de Troya” para la propaganda antiamericana. El diario The Guardian, por su parte, recordó que hace un mes The New York Post acusó de algo similar a la película “Happy Feet 2”, que fue descrita como un “Karl Marx para niños”.

El análisis de la cadena Fox terminó con el comentario de otra economista, Andrea Tantaros, quien dijo: “Sólo quisiera que los liberales dejaran en paz a nuestros hijos”.

Temas

Lee También