Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Noviembre 2017
Economía | Considera inevitable reforma fiscal y desaparición de ISR o IETU

Propone CCE evaluar programas y secretarías para aliviar finanzas

Ante la presión en finanzas públicas que se prevé hacia 2010, el CCE propuso evaluar la permanencia de algunos programas e incluso secretarías de Estado

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la presión en finanzas públicas que se prevé hacia 2010, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) propuso evaluar la permanencia de algunos programas e incluso secretarías de Estado. 

En conferencia telefónica, su dirigente, Armando Paredes Arroyo dijo que en el pasado se habló sobre la pertinencia de que sigan existiendo las secretarías de la Reforma Agraria y de la Función Pública, "pero habría que hacer un análisis de fondo". 

Consideró inevitable una reforma fiscal, "dado que habrá muchas presiones en las finanzas públicas en 2010, aparte de que tenemos enorme informalidad en el país y un sistema fiscal sumamente complicado y burocrático".  

Opinó que se requiere simplificar el pago de impuestos, que debería incluir desaparición del ISR o IETU, "e ir también por impuestos indirectos para tener una base gravable mayor, a efecto de tener un nivel de recaudación dentro de parámetros internacionales".  

La reforma fiscal, añadió, debe considerar una reducción "muy importante" del gasto público, "replantear la existencia de algunas secretarías (de Estado) y de algunos programas, a efecto de hacer una reducción importante en el gasto que ha venido creciendo en los últimos años". 

Deberá abordarse la reforma, de lo contrario el escenario es un endeudamiento del gobierno para mantener el gasto público, que a su vez generaría mayor déficit y problemas como ya se vivió en el pasado. "El gobierno debe ser responsable del manejo de las finanzas públicas y no se ve claro otra fuente de ingreso en el corto plazo".  

De acuerdo con Paredes Arroyo, el tema del Impuesto al Valor Agregado (IVA) deberá abordarse después de las elecciones federales del 5 de julio.  

La postura del CCE, puntualizó, es una reforma fiscal que amplíe la base tributaria, simplifique el pago de impuestos, contribuya a la formalidad y a la reducción del gasto corriente de manera significativa.  

En cuanto a las declaraciones del secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, en el sentido de que lo peor de la crisis ya está pasando, indicó que eso será posible hasta que las mejoras en los indicadores económicos sean consistentes.

Temas

Lee También

Comentarios