Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Diciembre 2017
Economía | Ahorran en entretenimiento, luz, teléfono y agua

Familias reducen gastos, por escuelas privadas para sus hijos

Los padres de familia hacen sacrificios para que sus hijos reciban este tipo de educación

MÉXICO, DF.- A pesar de la crisis económica, padres y madres de familia prefieren reducir gastos al máximo, sacrificar vestido, diversiones, ayuda de empleadas domésticas e incluso autos a fin de mantener a sus hijos en las escuelas privadas.

"Si me viera en la necesidad,  sacaría a mi hijo de la escuela privada y lo pasaría a una pública. Por lo pronto ya hemos hecho ajustes en los gastos de la casa, como el pago a la persona que me ayuda todo el tiempo en la casa, en las salidas de los fines de semana, ya sea al cine o a comer. Los gastos del súper los estamos reduciendo al mínimo, igual que del teléfono, luz, agua, porque sí hemos sentido que todo está mucho más caro", comentó Mónica Castaños, de 39 años de edad, madre de dos niños de 1 y 7 años.

"No saco a mis hijos de la escuela, siempre y cuando pueda pagar. Yo estudié en escuelas públicas toda mi vida y creo que el nivel educativo no es muy bueno, al menos en las que hay por aquí.

"Además en esas instituciones hay otro tipo de gente", comentó Margarita Díaz, quien tiene en escuela privada a sus hijos de 8 y 4 años de edad, quienes cursan el segundo grado de primaria y de kínder. "Dada la situación económica, mi esposo y yo hemos hecho pagos mayores a las tarjetas de crédito, redujimos el paquete que habíamos contratado de televisión por cable, en el súper no gastamos en cosas innecesarias. Vivimos muy cerca de la escuela, así que para ahorrar en gasolina me vengo en camión por los niños a la escuela y de igual manera nos regresamos. Ya no vamos al cine, mejor rentamos películas o también nos salimos a pasear a algún parque", agregó. Francisco Díaz aseguró: "No hemos tomado ninguna medida con la crisis, pero mi mujer y yo acordamos que este fin de semana nos vamos a sentar a platicar acerca del dinero, porque antes que sacar a la niña de la primaria, tendríamos que apretarnos el cinturón en las salidas que luego hacemos cerca de la ciudad de México, en las idas al cine o al teatro, que están carísimos, o en los conciertos o espectáculos que le gustan a la niña, hasta en ropa, porque a la niña no la vamos a sacar de la escuela porque le encanta".

"Si fuera muy necesario cambiaría a los tres niños de escuela. Restringiríamos el gasto en las terapias de la niña y clases extracurriculares de los otros niños, y para los regalos de Navidad les damos algo de dinero para que ellos se compren lo que quieran o necesiten", afirmó Maricarmen García, de 40 años de edad. "Antes de cambiar a la niña de escuela prefiero vender un coche y espaciar las salidas a comer o los gastos en ropa", expresó Guillermina Pizano.

"Ya le dije a Mariana que si no mejora sus calificaciones y las cosas se ponen difíciles, lo primero en lo que se va a reducir el gasto familiar es en eso, porque no se vale que su papá y yo estemos haciendo el esfuerzo de pagar las colegiaturas y ella pase de panzazo. No sería justo porque tenemos el pago de  la hipoteca de la casa y otras deudas, con tarjetas de crédito principalmente, éstas sobre todo las generamos hace dos meses por un accidente que tuvo mi marido", comentó Soledad Méndez.

Temas

Lee También

Comentarios