Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 11 de Diciembre 2019
Economía | ¿Cómo hacer clic con jóvenes despreocupados y sin independencia financiera?

Cuando papá gasta el dinero para su retiro en sus hijos

Los jóvenes posponen decisiones, pero son críticos, y eso a veces ayuda a que sus progenitores piensen en su futuro

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Las personas que ahora tienen de 45 a 69 años, conocidas en Estados Unidos como los Baby Boomers —porque nacieron en un tiempo de expansión, luego de las dolorosas consecuencias de la Gran Depresión de los treinta y la Segunda Guerra Mundial— son malos para ahorrar, y muy buenos para gastar. Han sido consentidores con sus hijos y eso ha provocado, de acuerdo con psicólogos y antropólogos, nuevas generaciones, la X y la Y, que posponen las decisiones de vida y prolongan la dependencia económica de sus padres, “comiéndose” el dinero que los cincuentones y sesentones deberían destinar a ahorrar para cuando llegue su retiro.

Chris Blunt, vicepresidente ejecutivo de New York Life a cargo de Seguros de Retiro, discrepa. “No es cierto que la Generación Y sea todo lo que dicen”. No siempre es tan costosa para sus padres, dice.

Blunt sabe de lo que habla, pues su responsabilidad es incentivar el ahorro entre las personas que están en su última fase de productividad económica, y debe conocer lo que ocurre dentro de las familias.

“La Generación Y –que ahora tienen de siete a 29 años de edad— es ahorrativa, escéptica y muy interesada en la ecología. Y eso nos ayuda con sus padres porque, cuando los jóvenes se involucran con ellos, los hacen pensar en su futuro”, explica.

Las nuevas generaciones dejaron hace tiempo de sentir cualquier tipo de lealtad hacia las empresas en las trabajan. “Hoy podemos encontrarnos jóvenes de 30 años que ya han tenido cinco patrones distintos sin que les cause dificultad”, explica Blunt. “En New York Life estamos buscando productos (de seguros de ahorro) que no estén ligados a formatos tradicionales de trabajo”.

Sin embargo, los Baby Boomers son su mercado principal.

No existe la suerte


El edificio corporativo de New York Life (NYL), la mayor compañía mutualista de seguros de vida en Estados Unidos, en el número 51 de la calle Madison, en Manhattan, guarda una anécdota que describe la filosofía de la empresa. Cuando se construyó, hace tres cuartos de siglo, el arquitecto responsable quiso seguir el principio anglosajón de evadir el número 13 por fatalismo. Del piso 12, quiso continuar con el 14, pero los directivos de NYL lo llamaron para decirle que por coherencia la empresa no creía en la suerte, ni mala ni buena, sino en el esfuerzo y la previsión. En consecuencia, el edificio tiene piso 13, y es donde trabajan los principales directivos del corporativo, con presencia en Estados Unidos, México, Argentina, Corea del Sur, China, Taiwán, Hong Kong, Tailandia e India.

En tiempos de crisis económica, el esfuerzo por mantener esta filosofía los ha hecho conocer todavía más a sus principales clientes, los Baby Boomers, que ya deben planear su retiro, y algunos que ya llegaron a esa fase.

“En Estados Unidos, 77 millones de personas nacieron entre 1940 y 1964”, explica Chris Blunt. En México, son 25 millones. “En conjunto, poseen bienes por 30 billones de dólares, y han sido los principales afectados por los mercados de acciones, bonos y el hipotecario”.

Las calificadoras Standard & Poor’s, Moody’s, Fitch y AM Best coinciden en darle excelente valoración a su desempeño, aún en medio de la crisis económica más importante que Estados Unidos ha vivido en 80 años.

Los informes de las calificadoras les atribuyen dos retos: expandirse en otras naciones –“Y México es nuestra operación más madura fuera de Estados Unidos, a través de Seguros Monterrey”, define Bill Beaty, vicepresidente del Consejo de Administración de NYL y presidente de Operaciones en América Latina, mientras Blunt describe a nuestro país como “La joya de la corona” de New York Life— y profundizar operaciones en el ya maduro mercado estadounidense.

En esto último, la oportunidad está en apoyar a los Boomers a invertir en su futuro. “Los reconocemos como gente que ha ahorrado muy poco, que gasta mucho de su ingreso y que desestima cuánto vivirán y si necesitarán atención especial durante sus últimos años de vida. Más bien confían en que llegarán sanos hasta sus últimos días”.

Aunque cada país es distinto, hay similitudes entre Estados Unidos y México con las personas de clases medias y altas de las mismas edades, de acuerdo con la descripción de Beaty.

El camino es acercarse a las necesidades que van teniendo estos cincuentones y sesentones para prever su futuro, explica Blunt, y ofrecerle soluciones relevantes para sus intereses y construir, con ellos, un plan de ahorro para un retiro cómodo al final de sus vidas.

La meta de NYL en retiros es tan ambiciosa, que contempla triplicar en 2020 sus ventas actuales, que suman 16 mil millones de dólares, ofreciendo una adecuada gestión de inversiones, entrega oportuna de rendimientos atractivos durante los años de vida del jubilado y la oferta de opciones de asistencia complementarias ajustadas a las necesidades de cada cliente.

PARA SABER

¿Cómo hacer clic con jóvenes despreocupados y sin independencia financiera?

Cada vez es más común que los hijos vivan en el hogar de los padres bastante más allá de su adolescencia, a veces hasta después de los 30. Esta tendencia ha creado un nuevo grupo social conocido como KIPPERS (por las iniciales en inglés de kids in parent’s pockets eroding retirement savings) y que se refiere a los hijos que continúan viviendo con los padres y son mantenidos por éstos a expensas de los ahorros para el retiro.

Hacer clic con la Generación Y sigue siendo un gran reto para la industria de servicios financieros. KPMG International realizó el estudio Beyond the Baby Boomers (Más allá de la generación nacida después de la Segunda Guerra Mundial). Se encontró que la Generación Y responde bien a conceptos como control sobre sus inversiones. Esto significa que una persona de veintitantos años normalmente rastrea el desempeño de su inversión por internet todas las noches. Las personas de la Generación Y no son inversionistas distantes o desconectados. Se trata de una generación “conocedora” que, sin embargo, acude a sus padres en busca de consejo sobre asuntos que consideran corresponden al mundo de los adultos.

Los jóvenes posponen decisiones, pero son críticos, y eso a veces ayuda a que sus progenitores piensen en su futuro


Tan distintos e interdependientes

Baby Boomers


Es un término usado para describir a una persona que nació durante el baby boom (explosión de natalidad) posterior a la Segunda Guerra Mundial, entre los años 1946 y principios del decenio de 1960.
A menudo encuentran dificultades para gestionar su tiempo y dinero por un problema que otras generaciones no han tenido. Debido a que han encontrado que viven más tiempo, sus hijos están en busca de una mejor y mayor educación universitaria. Se han convertido en “insertados” entre las generaciones. La “generación sándwich”, acuñado en la década de 1980, se refiere a los Baby Boomers, que deben cuidar de los dos padres ancianos y niños de corta edad al mismo tiempo.

Una de las contribuciones hechas por la generación Boomer parece ser la expansión de la libertad individual, pues a menudo se asocian con el movimiento por los derechos civiles, la causa feminista en la década de 1970, los derechos de los homosexuales, los discapacitados y el derecho a la intimidad.

Generación X


El término se usa normalmente para referirse a las personas nacidas en los años 1970. Se debaten las fechas exactas que definen a esta generación, pero se suele considerar que son quienes vivieron sus años de adolescencia en los años 1980 y principios de los 1990, nacidos tras los Baby Boomers.

También se les conoce como la Generación de la Apatía o Generación Perdida, por el rechazo inmóvil, una rebeldía-conformista siempre rechazando la religión, tradiciones generacionales, patriotismos e incluso a la misma familia.

Esta generación se vio afectada por el bombardeo del consumismo, la manipulación del sistema político y la llegada de internet.

Generación Y


Define a los sucesores de la Generación X. La descripción varía de una persona a otra.

En términos generales, es la generación que creció con avances en la economía, la tecnología y la atención de la salud. Han visto a sus padres trabajar duro y, por tanto, saben el valor del trabajo. Están dispuestos a hacer cualquier cosa como aceptación de nuevos retos, hacer frente a los cambios en el trabajo y personales fácilmente.

Se cree que esta generación es abierta a temas polémicos y a familias no tradicionales. En esta generación los teléfonos móviles, los SMS, las computadoras y el entretenimiento digital se volvieron accesibles. De aquí proviene que se les llame nativos digitales.

¿Cómo saber a qué generación se pertenece?

Baby Boomers. Recuerdan a Neil Armstrong caminando en la Luna y la guerra de Vietnam, el tiempo en el que las minifaldas; haber tenido amigos que hablaron de Woodstock o Avándaro; los anuncios de cigarrillos les parecían normales; eran buenos para los aros hula hula, y se escribían a mano las composiciones escolares, o al menos en una máquina de escribir.

Generación X. Recuerdan los primeros días de la televisión y las primeras computadoras; vivieron la transición de casetes a discos compactos (CDs); se recuerdan bien la Guerra Fría; estaban por llegar a la mayoría de edad cuando explotó el trasbordador espacial Challenger, y usaron discos flexibles para computadora, aunque ahora se consideren anticuados.

Generación Y. Han tenido computadoras y teléfonos celulares desde jóvenes; deambularon por las calles vestidos con sudaderas o chamarras con capucha; recuerdan vívidamente los ataques al World Trade Center de Nueva York, pero apenas tienen memoria de la caída del muro de Berlín; sus créditos escolares y la deuda de tarjetas de crédito totalizan más que su salario del primer año, y permanecen conectados a la computadora 24 horas al día sin darle mayor importancia.


Generación Z. Pasan su tiempo en una guardería o celebran que recién han entrado a la primaria.

FUENTES: Wikipedia, CNNExpansión.com y KPMG.

Temas

Lee También