Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 18 de Noviembre 2018
Economía | La economía mexicana está vulnerable debido a la alta dependencia de Estados Unidos

Crisis en México, hasta 2010: KPMG

Entre las medidas que las compañías están tomando ante el escenario actual están la de reducir costos, fortalecer el control interno, reestructuras financieras y despidos

Por: NTX

MÉXICO, DF.- La firma de asesoría KPMG previó que la crisis en México durará hasta 2010, lo que se ha reflejado hasta ahora en las empresas en una baja en ingresos, alza de costos y pérdida de rentabilidad de las empresas.  

Al presentar los resultados de la encuesta "Impacto de la Crisis en México", directivos de la empresa informaron que ante la profundidad de la crisis internacional actual la economía mexicana tardará en recuperarse, pues para 2009 se anticipa un crecimiento de alrededor de uno por ciento.  

"En el año 2009 vamos crecer alrededor de 1.0 por ciento, en el 2010 vamos acrecer alrededor de 2.0, 2.5 por ciento que ya es un signo de recuperación, pero para llegar a crecimientos de 4.0 por ciento nos va a tomar dos años", dijo.  

La encuesta realizada a más de 600 directivos de pequeñas, medianas y grandes empresas reveló que entre las medidas que las compañías están tomando ante el escenario actual están la de reducir costos, fortalecer el control interno, reestructuras financieras, así como desinversiones y despidos.  

En este sentido, el director Nacional Comercial de KPMG en México, Francois Marchand, precisó que aunque las empresas tratan de cuidar el empleo, los despidos son una posibilidad latente para enfrentar la crisis, pues además se cree que la mayor consecuencia en el mercado mexicano será la pérdida de fuentes de trabajo.  

Además del desempleo, los encuestados consideraron que también habrá menores ventas, un alza en la inflación, acceso limitado a créditos, quiebras de empresas y perdida de confianza.  

El socio a cargo de la Práctica de Servicios de Asesoría en Riesgos de KPMG en México, Roberto Cabrera, recomendó a las empresas  que ante la situación de crisis conserven el valor de sus productos y servicios, un manejo adecuado de liquidez y, de requerirse, recurran a fusiones y adquisiciones, entre otras acciones.  

Asimismo, resaltó que las empresas deben ser muy cuidadosas en la reducción de costos, incluso deben hacer una optimización, pues de lo contrario podría traer problemas; también se requiere atender temas de control interno, incrementar eficiencias y capacidades.  

Los directivos resaltaron que aunque los empresarios participantes en la encuesta aplicada del 29 de octubre al 7 de noviembre pasado tienen una percepción negativa sobre la situación del país, también observan oportunidades de desarrollo.   

Cabrera destacó que la crisis en México, derivada de la recesión económica y los problemas financieros internacionales no durará más de dos años en el país, y de acuerdo con experiencias anteriores la recuperación de las crisis pasadas oscilaron en cuatro y seis trimestre.  

Destacó que la economía mexicana está vulnerable debido a la alta dependencia de Estados Unidos, siendo los sectores afectados las exportaciones y el sector manufacturero, además que se prevén menores remesas de los connacionales que viven en Estados Unidos.  

De los componentes del Producto Interno Bruto (PIB), anticipó una baja en el consumo e inversiones, y aunque hay un aumento en el gasto público, también aumentará el volumen monetario de exportaciones y el volumen de importaciones, proyectó.  

Por su parte, Francois Marchand, detalló que de la encuesta reveló que los impactos más importantes de la crisis en las compañías mexicanas son la baja de ingresos, el alza de costos, la pérdida de rentabilidad y la falta de liquidez, en ese orden, entre otros.  

En este último, detalló que las empresas pequeñas (aquellas que reportan ventas de hasta 200 millones de pesos) son las que más resiente la falta de liquidez, seguido de las empresas medianas y las grandes.  

Asimismo, los participantes consideraron que el sector que tendrá el mayor desempleo serán automotriz, seguido de la producción industrial; las menores ventas también se reportarán en la industria de autos y en construcción e inmuebles; en tanto, en ramo de turismo es donde perciben que podría darse el quiebre de empresas.

Temas

Lee También

Comentarios