Jueves, 15 de Abril 2021
Economía | Hacienda mantendrá impuestos

Contadores quieren deducir las colegiaturas

El llamado Grupo de los seis propone alternativas para incrementar la recaudación tributaria de 10% hasta 18% del PIB

Por: SUN

Según los contadores, por la mala calidad educativa, las colegiaturas deberían ser deducibles de impuestos. EL UNIVERSAL  /

Según los contadores, por la mala calidad educativa, las colegiaturas deberían ser deducibles de impuestos. EL UNIVERSAL /

CIUDAD DE MÉXICO (07/SEP/2010).- El Grupo de los Seis (G-6) planteó al Congreso permitir la deducción del gasto que se realice en México por colegiaturas escolares.

“Estamos proponiendo que se deduzcan las colegiaturas y no sólo el transporte escolar obligatorio”, planteó Manuel Toledo, integrante del comité del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

Expuso que a pesar de que el Estado tiene la obligación de brindar educación a los jóvenes mexicanos, al no ser de la mejor calidad, en la práctica lo que se observa es que muchos padres de familias pagan las colegiaturas de sus hijos.

En conferencia de prensa, dijo que las colegiaturas que pagan los padres de familia parecen “un impuesto adicional” en México.

Toledo dijo que los colegios autorizados por la Secretaría de Educación Pública (SEP) están en el capítulo de no contribuyentes.

Añadió que en otros países, el Estado brinda educación de primer nivel, lo cual va implícito en el impuesto que se paga, pero en México la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) está por encima de los países de la OCDE.

¿Por qué la transportación obligatoria sí se puede deducir, siendo que lo más importante son las colegiaturas?”, cuestionó Toledo.

Ayer, el G-6, conformado por el Colegio de Contadores Públicos, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, la Barra Mexicana del Colegio de Abogados, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, el Colegio de Contadores Públicos de México y la Academia de Estudios Fiscales hizo oficial su propuesta hacendaria.

El G-6 propuso la eliminación de la tasa cero en IVA, incluidos los alimentos y medicinas, para su homologación total. Además, piden que el ISR se reduzca a una tasa de 28 por ciento.

Demandaron la ampliación de la deducción para compra de autos y gastos en restaurantes, donde se debe pagar con tarjeta de crédito.

Plantearon la revisión de la tarifa intermedia en el ISR para personas físicas, para evitar que en forma rápida se alcancen los niveles más altos de la tarifa. Pidieron volver a la deducción de compras, con lo cual las empresas tendrían una forma más fácil de calcular el impuesto.
El Universal

Hacienda mantendrá impuestos

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público descartó una disminución de impuestos para el ejercicio fiscal 2011, argumentó que sería irresponsable hacerlo considerando que no es previsible que se recupere la plataforma de producción petrolera.  

En conferencia de prensa, el subsecretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, enfatizó que un debilitamiento de los ingresos públicos afectaría la capacidad del país para enfrentar sus retos, ocasionaría una importante baja en la inversión doméstica y extranjera; y por tanto una menor generación de empleos.  

El subsecretario de Hacienda, José Antonio Meade, afirmó que el paquete fiscal para el año 2011, que prepara el Ejecutivo federal, “no propone variaciones en el marco impositivo”.

El gasto corriente del Gobierno supera la inversión

Los alumnos de bachilleres de Ciudad Juárez, en Chihuahua, podrán estar felices: tendrán un campo de futbol americano de pasto sintético.

Pero también brincará de gusto el flamante director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, ya que podrá degustar diversos platillos en el comedor ejecutivo de la petrolera, con los recursos asignados para cambiar el equipo de la cocina.

Ahora que si de gustos se trata, feliz estará el alumno del Centro de Capacitación Cinematográfica que sea el afortunado de filmar un primer largometraje con recursos públicos.

Entre otros de los proyectos destacan la compra de camionetas blindadas para proteger a funcionarios públicos.

Cuatro ejemplos se documentan para mostrar la planeación que hacen legisladores, el Gobierno Federal y administraciones estatales con los impuestos que recaudan de la población.

Los cuatro casos forman parte de la cartera de programas y proyectos de inversión en infraestructura que tienen que entregar las administraciones y dependencias a la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que sean aprobados.

Hasta el pasado viernes 3 de septiembre, la dependencia a cargo de Ernesto Cordero contabilizó mil 515 proyectos que les habían entregado, para ser ejecutados en este año y en ocasiones con plazos de algunos años más.

Hacienda aseguró que para tener una evaluación económica de los proyectos se toman en cuenta que las inversiones tengan “el mayor impacto regional”.

Sin embargo, legisladores reconocen que muchos proyectos se presentan “sobre las rodillas” por las prisas.

En los últimos 20 años, el gasto de inversión tuvo un crecimiento que pasó de pocos millones de pesos a 257 mil 983 millones de pesos en el año 2009.

Contrario a ese movimiento, el gasto corriente del cual se alimenta la burocracia gubernamental tuvo un desbordamiento económico al pasar de pocos millones de pesos en 1990 a un billón 326 mil 645 millones de pesos, según el Tecnológico de Monterrey. El gasto corriente es cinco veces mayor al gasto de inversión.

La característica es que en los últimos dos gobiernos se presenta el mayor incremento en el gasto corriente.

Mañana, el Poder Ejecutivo presentará al Congreso de la Unión su paquete económico en donde incluye el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2011.

La Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece que el Presupuesto debe ser aprobado, a más tardar, el 31 de octubre, posterior a la Ley de Ingresos, la cual debe avalarse a más tardar el 20 de octubre en la Cámara de Diputados y 31 de octubre en el Senado.

Piden revisar gasto

El presidente de la Comisión de Hacienda del Senado de la República, José Isabel Trejo, consideró que para el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2011 tiene que haber una modificación del gasto.

“Hay que ser más eficaces para invertir el gasto público. El entorno obliga que haya un apoyo más para seguridad pública, tanto en la Federación como en las entidades y municipios”.

Expuso que para tener un esquema de policía única requiere más gasto para eso, en operativos y salarios. “Se necesita ver a quién se le tiene que quitar”.

No cabe duda que uno de los pilares del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2011 será la seguridad pública, según lo ha dejado ver el Presidente de México, Felipe Calderón.

Sin embargo, el Tecnológico de Monterrey pone en la mira la necesidad de ajustar gastos corrientes, esa situación, a pesar de que el Cuarto Informe de Gobierno del Presidente Calderón resalta la reducción de 500 mil 79 plazas adscritas a las secretarías de Estado entre 2000 y 2009.

El análisis del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) plantea que mientras en 2009 la inversión física suma 257 mil 983 millones de pesos, los gastos personales de la alta burocracia alcanzaron 549 mil 978 millones de pesos.

José Luis de la Cruz, director del CIEN, plantea que hacia el Presupuesto de 2011 es “imprescindible” que se realice una profunda revisión en lo que se refiere al gasto que se destina al pago de prestaciones a los servidores públicos. “Dichas erogaciones representan una cantidad de recursos millonarios que tendrían un mayor impacto si su aplicación se realiza en actividades realmente productivas”.

Temas

Lee También