Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Octubre 2019
Deportes | Johnson espació dos imparables en seis entradas y condujo a los Gigantes de San Francisco a una victoria por 5-1

Randy Johnson llega a 300 victorias

El apodado “Big Unit” llegó a esa gran cifra ayer, convirtiéndose en el vigésimo cuarto pitcher en alcanzar esta marca

Por: EL INFORMADOR

WASHINGTON, EU.-Randy Johnson tuvo que esperar un poco para sus 300 victorias. Había poco público y el clima estaba húmedo. Sin embargo, su desempeño estuvo totalmente a la altura de la ocasión.

El apodado “Big Unit” llegó a esa gran cifra ayer, convirtiéndose en el vigésimo cuarto pitcher en alcanzar uno de los hitos más reverenciados del beisbol.

Johnson espació dos imparables en seis entradas y condujo a los Gigantes de San Francisco a una victoria por 5-1 sobre los Nacionales de Washington.

El zurdo sólo permitió una carrera sucia, 50 de sus 78 lanzamientos fueron strikes y obtuvo un excelente relevo de parte de su bullpen.

 Dejó el montículo con una ventaja de 2-1 y por poco termina sin decisión. Los Nacionales llenaron las bases con dos outs en la octava entrada, pero el relevista Brian Wilson utilizó su bola rápida para ponchar a Adam Dunn.

San Francisco agregó otras tres carreras en la novena entrada.

Unos cuantos miles de aficionados que atestiguaron el triunfo de Johnson gritaban “¡Randy Randy!” en la parte baja de la novena entrada. Cuando terminó el partido, Johnson fue a abrazar a su hijo adolescente, Tanner, quien fue el “bat boy” de los Gigantes, así como a sus compañeros de equipo.

Después se quitó su gorra para agradecer la ovación al público antes de marcharse a la caseta.

Johnson (5-4) se convirtió en el sexto zurdo en sumar 300 victorias, y el primero en hacerlo en su primer intento desde que Tom Seaver lo conquistara en 1985.

Johnson, de 45 años, es el segundo lanzador con más edad en alcanzar esa hazaña. El nudillero Phil Niekro tenía 46 años cuando ganó su partido 300 con los Yanquis de Nueva York en 1985.

El último paso que necesitó dar el espigado lanzador para llegar a las 300 requirió de un poco de paciencia. Dos días de descanso en el calendario de los Gigantes y un partido postergado por lluvia la noche del miércoles le dieron siete días de descanso desde que ganó su juego número 299 la semana pasada ante los Bravos de Atlanta.

Además, el partido de ayer fue retrasado 36 minutos por mal clima y se disputó bajo una ligera llovizna.

Johnson tuvo una salida eficaz, si no brillante. No permitió que un solo corredor se le embasara hasta que concedió un boleto en la cuarta entrada, ni toleró un solo imparable hasta que Elijah Dukes conectó un sencillo con un bate que se partió en la quinta entrada.

Temas

Lee También

Comentarios