Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Enero 2019
Deportes | Yucela Cibrián, entrenadora de atletas panamericanas y presidenta de softbol en Jalisco

Quince años de vida en el softbol

Yucela Cibrián nunca había pensado en practicar algún deporte, pero todo cambió por una invitación de su padre; hoy es entrenadora de atletas panamericanas y presidenta del softbol en Jalisco

Por: EL INFORMADOR

Yucela Cibrián, entrenadora de softbol. E. PACHECO  /

Yucela Cibrián, entrenadora de softbol. E. PACHECO /

GUADALAJARA, JALISCO (02/AGO/2011).- En el softbol nunca hay un partido igual, ya que se requiere de preparación física pero mucho más de preparación mental y las jugadas que se realizan en cada una de las entradas son distintas. Estos elementos fueron los que llevaron a la entrenadora y presidenta de la Asociación de Softbol del Estado de Jalisco, Yucela Cibrián, a dedicar su vida a este deporte.

Aunque el gusto por practicar alguna actividad física nunca le pasó por la cabeza, Yucela aceptó la propuesta que le hizo su papá sobre empezar a practicar algún deporte y decidió entrar a la Universidad de Guadalajara (UdeG) para estudiar Educación Física y Entrenamiento Deportivo.

Comenzar en el softbol de Jalisco no ha sido nada fácil, pero el trabajo y la dedicación han rendido frutos; uno de ellos fue ver a sus alumnas: María Luisa Hernández Gallegos, de Lagos de Moreno, y Gabriela Angelina Álvarez García, conseguir su boleto a los XVI Juegos Panamericanos Guadalajara 2011.

Fue largo el tiempo pero se logró el objetivo

Yucela empezó a practicar beisbol en 1996. Ahí desarrolló la habilidad para este deporte y al poco tiempo fue llamada a la selección de softbol Jalisco. Hoy ya cuenta 15 años experimentando momentos como aquel día de mariposas en el estómago cuando, siendo atleta, se colocó la playera de la selección Jalisco: “Es única la emoción que te puede causar el ponerte la camisa que lleva el nombre de Jalisco”.

La hora de ser entrenadora llegó cuando Cibrián formó un equipo mientras estudiaba la licenciatura en la UdeG; al hacerse cargo, el ex director de alto rendimiento del Consejo Estatal para el Fomento Deportivo y el Apoyo a la Juventud (Code), André Marx Miranda, quien también había sido su profesor de la universidad, le invitó tomar el cargo de la selección de softbol, y comenzó a tomar forma su historia.

Como entrenadora, Cibrián ha pasado por momentos difíciles, como dirigir a un grupo de más de 15 niñas que nunca había tenido entre sus manos un guante de softbol y mucho menos había lanzado una pelota, pero con la ayuda de sus compañeras auxiliares Karla Avilés y Dayana Karenina fue más fácil.

Así se rompieron maleficios. Como el del Campeonato Centroamericano Juvenil de abril pasado, en Guatemala, encabezado por Rolando Guerrero al frente de la selección mexicana sub 19: hacía 30 años de que México no ganaba medallas en competencias internacionales y la softbolista tapatía María Luisa Hernández se adjudicó dos preseas doradas como jonronera en la categoría individual, con lo que consiguió el oro para el país.

Aunque ahora es presidenta de la asociación de dicho deporte, también es entrenadora y conoce muy bien a sus atletas. Cibrián, que estará en la Fiesta de América, expresa que la cercanía que mantiene con sus alumnas inició desde que las llevaba a diferentes concentraciones en el Code, cuando ellas eran pequeñas y no tenían ni idea de qué era el softbol. “Me tocó verlas llorar, reír y asustarse, pero, lo más importante, crecer”, recuerda ahora.

A sus alumnas, Yucela les dedica gran parte de su vida: es presidenta del deporte en Jalisco pero también entrena a los grupos juveniles. Apoyarlas en sus problemas personales es una responsabilidad que se toma muy en serio la “coach” Cibrián; considera que ésa es una cualidad que tienen que desarrollar más los entrenadores, ya que pueden llegar a ser esenciales en el desarrollo del atleta, como hermanos, novios, papás y amigos.

Opina que la clave es ponerse en el lugar del atleta, según hacía su propia ex entrenadora, Olivia Monreal, cuando Yucela tenía 16 años.

Un inicio muy suave


En 1887, en Estados Unidos, el periodista George Hancok creó el “mushball” o “kittenball”, lo que hoy se conoce como sotfbol, un deporte que practicaban militares jubilados. Se hizo popular gracias a la película A touch of class (Un toque de distinción), de 1973. Llamado “hermano pequeño” del beisbol, el softbol fue ganando popularidad; en 1965 se establecieron campeonatos femeniles en todo el mundo y en 1987, los varoniles.

Se distingue del beisbol por las medidas en el campo, ya que la distancia entre las bases es más corta en el softbol.

El material deportivo también es diferente. El bat en el deporte suave es completamente recto, mientras que en el beis tiene forma de botella.

Las reglas de juego son muy parecidas; sólo cambian la posición de los jardineros y los lanzamientos que realiza el pitcher, que deben ser por abajo del brazo.

La distancia entre cada base es de 18.19 metros.
De home a la segunda base: 34.15 metros.
De home a la tercera base: 18.19 metros.
De home a los filders: 67 metros.
Del catcher al pitcher: en la rama femenil son 13 metros y en el varonil, 14 metros.

La sinaloense más tapatía
María Yucela Cibrián Rojo nació el 1 de julio de 1980, en Escuinapa de Hidalgo, Sinaloa. Llegó a Jalisco a la edad de cinco años. Después de años de practicar el beisbol, comenzó con el softbol a los 16 años y ahora se encuentra convencida que este disciplina es su vida.

Temas

Lee También

Comentarios