Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 15 de Diciembre 2018
Deportes | Son alrededor de 30 y están en el centro de la ciudad

Las estaciones fantasma

Por diversos motivos, entre ellos mala planeación, dichos segmentos del “Tube” quedaron cerrados

Por: EL INFORMADOR

Uso diferente. La entrada a la estación de Aldwych, que tiene cerca de 20 años haber quedado fuera de actividad. ESPECIAL  /

Uso diferente. La entrada a la estación de Aldwych, que tiene cerca de 20 años haber quedado fuera de actividad. ESPECIAL /

LONDRES, INGLATERRA (24/JUL/2012).- Tétricas y oscuras, como sacadas de una película de terror. Son las estaciones “fantasma” que alguna vez fueron parte del Metro de Londres, pero que por diversas razones ya no están en uso y fueron cerradas al público.

Son alrededor de 30 y están en la zona más vieja de la ciudad, es decir, en el Centro, debajo de los palacios y de las áreas turísticas.

A principio del siglo pasado todas estaban en funcionamiento. La razón por lo que la mayoría cerró fue que antes, el Underground, como se le conoce al Metro, tenía varias líneas independientes.  Cuando se unificó, por 1930, algunas estaban repetidas, muy cerca unas de otras, o estaban mal diseñadas, según explica Kathy Lucas, guía de un tour donde se conoce lo que queda de ellas.

Dos de las más famosas son Down Street, que está entre las estaciones Hyde Park Corner y Green Park en Piccadilly Line, y la de British Museum, ubicada entre Tottenham Court Road y Hoborn, en Central Line.

Son de las más conocidas porque donde estaba la Down Street, se ubicaba uno de los puestos de mando secretos del ex primer ministro, Winston Churchill, durante la Segunda Guerra Mundial; hoy está un club de jazz y uno de los restaurantes más famosos de Londres, el Pizza on the Park.

La otra famosa, la British Museum Station, que dejó de funcionar en los años setenta, ha sido set de varias películas, las más famosas Death Line y Harry Potter.

La mayoría del resto de las estaciones “fantasma” eran tan poco frecuentadas que los trenes ni siquiera paraban en las horas pico.

Leyendas


Nadie como los británicos para contar historias de fantasmas y leyendas. Los hay en todos los castillos, casas viejas y lagos, como el famoso monstruo Ness en Escocia. Así que las estaciones en desuso del metro no se podían quedar atrás.

Se dice que servían de escondite para Jack El Destripador y para otros asesinos famosos de Londres. Aseguran que por las noches aún se pueden escuchar los gritos de sus víctimas.

Verdad o fantasía, estos espacios sirven para atraer a miles de turistas y curiosos a tomar los tours para conocerlas.

Otra leyenda muy del dominio público es que el ex beatle Paul McCartney compró una de ellas para guardar todos sus discos de oro y platino que ha ganado en su carrera.

Las quieren hacer pubs


El gobierno británico que se pinta solo para generar atracciones turísticas, anunció el año pasado que las estaciones “fantasma” podrían resucitar. Pero no para el servicio de transporte, sino para convertirlas en pubs (bares británicos) y lugares para conciertos.

El gobierno dio luz verde al proyecto, pero siempre y cuando no invierta una sola libra, pues debe ser por iniciativa privada. Ya hay varios empresarios muy interesados.

Aldwych es una de las estaciones en desuso, también muy conocida. Cerró en 1994, pero está en zona de bares, así que podría ser de las primeras en reaparecer.

EL DATO

Si quiere acudir a los tours


Tome el Metro, en la Línea Central (color rojo), y entre las estaciones de Holborn y Tottenham Court Road, del lado derecho, se distinguen los muros blancos de la British Museum Station.

Temas

Lee También

Comentarios