Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Enero 2019
Deportes | Este militar mexiquense es una de las mejores cartas de México en la marcha

Éder Sánchez, con la tradición marchista

Este militar mexiquense es una de las mejores cartas de México en la marcha; dueño de una trayectoria ejemplar, tiene una meta para este año: el oro en los 20 kilómetros de Guadalajara 2011

Por: EL INFORMADOR

Eder Sánchez fue subcampeón centroamericano y del Caribe en Cartagena de Indias, Colombia, en 2006. MEXSPORT  /

Eder Sánchez fue subcampeón centroamericano y del Caribe en Cartagena de Indias, Colombia, en 2006. MEXSPORT /

GUADALAJARA, JALISCO (19/JUL/2011).- Una imagen es recurrente en la infancia de Éder Sánchez Terán: la de su tío Joel Sánchez subiendo al podio de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, cuando ganó el bronce de la marcha 50 kilómetros.

Es la imagen que lo inspiró y la postal que guarda en su mente como cábala de la victoria, que conlleva un palmarés de debut a los 18 años en el Campeonato Mundial de Atletismo, en el que ha sido triple finalista del orbe en la especialidad de marcha 20 kilómetros (2005, 2007 y 2009). Bronce en el Campeonato Mundial de Berlín en 2009, 15 del mundo en los Juegos Olímpicos de Beijing y favorito al podio de los próximos Juegos Panamericanos en Guadalajara.

La marcha, siendo una modalidad del atletismo de fondo, exige sangre que oxigene músculos como punto vital de los resultados. En Éder, palpita desde el vientre de su madre Graciela Terán, quien fue pionera de la camina en México y de su padre Víctor Sánchez, quien fue andarín como su hermano el medallista olímpico.

Han pasado casi 20 años desde sus inicios y diez años desde que se fijó la meta de subir al podio como su tío Joel Sánchez. Acaba de regresar de un campamento de altura en su natal Estado de México. Su concentración de paso es el Comité Olímpico Mexicano, en donde estará unos días antes de retomar su agenda de concentraciones en montaña, trabajo técnico y competencias.

Su familia lo visita en el COM con un permiso especial para saludarlo en algún espacio del día, que comienza temprano con preparación física, continúa con técnicas, terapias, gimnasio y más preparación física.

Lo observan sus padres de lejos, como si fueran parte de sus fans, temerosos de romper la concentración que marca a cada paso técnicamente con precisión de braceo, cadera y zancada. La familia sabe la rutina y la respeta. Éder respeta a su familia y honra su rutina, porque sabe que los resultados no son individuales.

Entrena la mayor parte del tiempo, realiza estudios vía internet, toma el descanso como parte de su entrenamiento y sólo por breves instantes convive con su familia, cuando se encuentra en la ciudad de México.

“Estoy en la marcha porque me gusta, pero los resultados son de todos: mi familia que me ha inspirado, que me apoya, y las personas que me rodean para poder llegar a un resultado”.

Espigado, de piernas largas, con el especial tono de piel que dan las horas de entrenamiento bajo intenso sol, cabello de corte militar, siguiendo las órdenes de otra tradición familiar, la de representar al Ejército Mexicano. Su biotipo es el típico de un andarín; la diferencia con el resto es el impulso de oxígeno de un gran corazón. “No es cuestión de genes; siento que es más de mente y corazón. En México hay mucha gente con posibilidades, pero la diferencia en la victoria proviene de otras zonas, que tienen que ver más con la disciplina, la paciencia, la constancia”.

El rostro de Éder está curtido por el sacrificio y su tono de voz fuerte lo hace parecer mayor, pero sus pulmones y energía tienen la edad correcta: la del joven de 25 años quien se adelantó a su disciplina para ganar desde juvenil las victorias de mayores y consolidar una trayectoria que incluye una medalla de bronce en los 20 kilómetros de marcha del Campeonato Mundial de Atletismo, en Berlín en 2009; una participación en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y el título en 2006 de andarín promesa de la IAAF (Federación Internacional de Atletismo Amateur, de acuerdo con sus siglas en inglés).

“Es satisfactorio que reconozcan tu esfuerzo, pero es más importante que esos reconocimientos los apliques en tu actividad diaria, que hagas conciencia de que disfrutas la victoria, pero que también tienes la responsabilidad de representar a un país”, reflexiona el andarín, quien es uno de los pocos mexicanos que ha sumado la tecnología a su disciplina como parte del trabajo que busca la perfección, que está bajo el yugo del jueceo que ha dejado a tantos andarines aztecas a la orilla de la gloria y que exige una técnica sin margen de error.

El año pasado, Éder Sánchez estuvo en un campamento en Australia, sede del laboratorio de tecnología más importante del mundo, en donde realizó una serie de pruebas para mejorar su rendimiento. “En la actualidad hay más de tecnología que de biotipo, eso no tenían quienes me antecedieron en la marcha; por eso los europeos comenzaron a tomar ventaja sobre una tradición que tenía México en la caminata, pero ahora estamos alcanzando de nuevo esas metas”.

Un andarín militar

Como parte de su trayectoria, Éder vestía de militar en 2009, cuando recibió el Premio Nacional del Deporte de manos del presidente Felipe Calderón. El andarín es sargento segundo de Transmisiones y el sexto integrante del Ejército Mexicano en recibir este reconocimiento.

“No es sólo una tradición familiar, es parte de nuestra vida, como lo es la caminata. Hacer que un militar regrese a ganar el Premio Nacional de Deportes fue bueno para continuar promoviendo el trabajo de las Fuerzas Armadas; a esta parte de mi vida también dedico el seguir adelante”.

Respira lo que se puede de los pinos que quedan en el Comité Olímpico Mexicano; toma aire de la ciudad, más para su ánimo que para sus pulmones, que se entrenan mejor a tres mil 500 metros de altura, para superar a las nuevas generaciones de sorpresas mundiales que ya no provienen de Sudamérica, o de Rusia o España: ahora tienen que ver con la armada de deportistas de alto rendimiento que ha forjado China para competir en todo, incluida la marcha, que hasta hace algunos años tenía a los latinoamericanos como etiqueta de alta calidad.

“China tiene al menos a tres andarines muy fuertes, que andan por debajo de la hora con 18 minutos (Éder tiene su mejor marca de 2011 en 1h 19.36s); ahora se trata de velocidad y, aunque me gustaría incursionar en los 50 kilómetros, por ahora a los 20 tendré que meterle más esfuerzo para bajar los tiempos”.

Este año tendrá el Campeonato Mundial de Marcha en Corea en julio, una escala técnica rumbo a otra de sus grandes conquistas: los Juegos Panamericanos de octubre: “Uno no puede hablar muchas cosas con seguridad en esta vida, pero este año sí puedo decir que hay una meta que tengo muy presente, y es, con seguridad, que quiero el oro en Guadalajara”.

FICHA TÉCNICA


Éder Heráclio Sánchez Terán
21 de mayo de 1986
Tlalnepantla de Baz, Estado de México
Modalidad: Marcha atlética 20 kilómetros


En su carrera como juvenil, el mexiquense fue campeón centroamericano en 2002, subcampeón panamericano juvenil en 2003 y subcampeón mundial juvenil en 2004.

En 2005, aún como atleta juvenil, terminó en el octavo sitio de los 20km de marcha atlética del Campeonato Mundial de Atletismo de Helsinki, Finlandia.

Fue subcampeón centroamericano y del Caribe en Cartagena de Indias, Colombia, en 2006.

Cuarto lugar en el Campeonato Mundial de Atletismo de Osaka, Japón, 2007.

En 2008 ganó el bronce de la Copa del Mundo de Marcha, celebrada en Cheboksary, Rusia, marcando el mejor crono de su carrera deportiva, en los 20km: 1h 18.34m, tres meses después se ubicó en el sitio 15 en los 20km de los Juegos Olímpicos de Beijing.

En 2009 ganó la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Atletismo de Berlín, Alemania.

2009 fue su mejor año: además del bronce, fue campeón de la World Challenge con sede en Chihuahua; bronce en Wixi, China; bronce en La Coruña, España y bronce en Saranks, Rusia. Fue reconocido como Mejor Marchista del Año por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo.

Temas

Lee También

Comentarios