Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 09 de Diciembre 2018
Deportes | Los principales medios de Galicia informan sobre el delantero mexicano.

Bravo causa impacto

Omar Bravo, siempre ha sido deportista, comenzó con el beisbol en el equipo de su pueblo y pronto se dedicó al boxeo, aunque sin mayores logros en ninguna de las dos disciplinas.

Por: Sport Press

GALICIA, ESPAÑA.-Los principales medios de Galicia ya comenzaron a preparar el recibimiento para el delantero mexicano Omar Bravo, que este lunes llegaría para su presentación con el Deportivo de La Coruña.
 
Omarcito tenía pegada. Desde que nació en Los Mochis, Sinaloa, en 1980, este mexicano menudito (1.70 centímetros de estatura y 70 kilos de peso) dio guerra en los deportes.
 
Comenzó con el beisbol en el equipo de su pueblo y pronto se dedicó al boxeo, aunque sin mayores logros en ninguna de las dos disciplinas.
 
Quizá por ello, en la adolescencia decidió dedicarse por entero al fútbol y siempre se postulaba como el delantero de referencia en el equipo de su barrio.
 
Adquirió fama local y los buscadores de las selecciones zonales lo tuvieron siempre en cuenta, hasta que el Santos Laguna le ofreció la primera oportunidad de su vida futbolística.
 
Contra todo pronóstico, Bravo rechazó el balón por los estudios y tuvo que ser la insistencia del Chivas de Guadalajara la que inclinase la balanza.
 
Desde entonces, su relación con el club rayado fue casi filial. Su presidente Jorge Vergara le apadrinó y protegió hasta anteayer, cuando mantuvieron el último rifirrafe porque el dirigente reiteraba su deseo de renovarle por tres temporadas más y Omar le recordaba que, con 28 años, le cerraría de ese modo las puertas del fútbol europeo.
 
Omar Bravo vestía la camiseta de las Chivas de Guadalajara desde hacía siete años, pero alcanzó el punto de madurez desde su participación en el Mundial de Alemania, en el año 2006, carrera internacional que comenzó en los Juegos Olímpicos del 2004. Entretanto, la muesca en su bota de la Copa de Oro arrebatada a Brasil en el año 2003.
 
Dos goles en el estreno de México en el Mundial de Alemania contra Irán aumentaron su cotización y el Racing de Santander intentó ficharlo aquel verano.
 
En el campeonato mexicano siguiente, logró un hito histórico en el fútbol de su país: ser el máximo goleador de la Liga. Tomaba el relevo de Jared Borgetti (2001) como artillero nacional y actualizaba el palmarés de su club, que hacía cuarenta y seis años que no tenía un campeón de goleso en sus filas.
 
Bravo cruzará el charco siendo el tercer máximo goleador de la historia del club mexicano más ilustre. Su repercusión mediática le ha convertido en objeto de la prensa del corazón en su país, aunque él siempre dice que tiene alma de cocinero y que se refugiará en los fogones del restaurante que regenta.
 
Omar Bravo Tordecillas (4 de marzo de 1980, Sinaloa, México), delantero de la Selección Mexicana, ex de las Chivas de Guadalajara y nuevo jugador del Deportivo.
 
Con 28 años recién cumplidos y ante uno de los mayores retos de su carrera deportiva, se confiesa tímido y afirma huir del papel de estrella, un estatus que se ha ganado a pulso a base de lo que mejor sabe hacer, goles. Ahora espera hacerlos en A Coruña.

 
“Seguro que me va a quedar bien el blanquiazul”, presume.
 
-¿Se siente ya jugador del Deportivo?
“Pues sí, ya podemos decir que está hecho. Estoy muy contento, muy ilusionado y con ganas ya de jugar y demostrar todo lo que sé hacer y lo que puedo aportar al Deportivo de La Coruña.
 
-Supongo que ya contará con referencias de primera mano, ¿no es así?
 
“Claro que sí, ya antes de darse el fichaje había hablado varias veces con Andrés sobre el tema, somos buenos amigos, hemos sido compañeros en la selección un montón de veces y me ha hablado muy buenas cosas de la ciudad y del equipo”.
 
Guardado le habló bien de su nuevo equipo, pero aquí también ha hablado maravillas de usted... ¿Cómo se definiría para los que no lo conocen?
 
“Bueno, es un gran amigo... No soy un delantero centro al uso, sino que suelo actuar por detrás de otro delantero, más como segundo punta. Soy diestro, aunque le pego con ambas piernas, así que me adaptaré a lo que me pida mi entrenador”.
 
No se considera un goleador, pero ha anotado 102 goles en 250 partidos. Lo firmaría cualquier delantero centro.
“Tengo todas las ilusiones en poder aportar goles, y es normal que se me exijan porque es la responsabilidad que tiene cualquier delantero. Pero yo disfruto con esa responsabilidad. A ver si puedo hacer muchos goles y tenemos una temporada más cómoda que la que acaba de concluir”.
 
Parece que está perfectamente informado...
 
“Obviamente, siempre he estado en contacto con Andrés y conozco bien al equipo, pero es que el Deportivo siempre ha sido un equipo importante en España y conocido en el mundo.
 
“Este año les ha tocado sufrir un poquito, aunque al final se dio todo bien cuando se acomodaron un poco las cosas. El hecho de estar en Europa, jugando por primera vez en el extranjero, es un reto muy importante para mí”.
 
Sabe que uno de sus primeros compromisos de pretemporada podría devolver al Deportivo a Europa después de tres años?
 
“Ya estoy enterado de esa posibilidad, de la eliminatoria de la Intertoto y de la pretemporada en general, así que contaré los días para poder participar en esos partidos. Espero que mi trabajo se convierta en triunfos y en goles”.
 
Su fichaje ha traído cola. Omar Bravo era un nombre ligado al Deportivo desde hace muchos meses.
 
“Es cierto que mi nombre había sonado mucho, pero no habían dejado de ser especulaciones y rumores hasta ahora. Gracias a Dios se pudo concretar mi pase al Deportivo, me siento bendecido por este fichaje y tengo toda la ilusión del mundo por hacer bien las cosas allá. Firmaré por tres años, pero espero poder quedarme muchos más”.
 
¿Hubo alguna complicación de última hora?
 
“Ninguna, porque se había hablado antes del interés de algunos equipos como Racing de Santander, Osasuna y otros de la Liga española, pero no pasó de comentarios y nunca hubo un acercamiento.
 
“Me atrajo el interés del Deportivo y estoy muy contento por poder jugar los próximos años en A Coruña. Ilusionado porque me queda un gran futuro por delante en un gran club”.
 
Tiene 28 años recién cumplidos, ¿por qué se ha demorado tanto el salto a Europa?
 
“Después de llegar del Mundial 2006, llegaron ofertas y tuve algunos malos entendidos con la directiva de Chivas en cuanto a una posible salida. Ellos intentaban retenerme en el club para no desarmar el equipo y poder luchar por el campeonato”.
 
Y se logró el objetivo...
“Sí, finalmente fuimos capaces de ganarlo en el 2006 y fue una satisfacción enorme. Desde ahí hasta ahora, esperé a que se terminase mi contrato para poder irme por la puerta grande. Había que ser respetuosos y ya llegaría el momento para todo. Pero hasta ahora sólo pensé en el Guadalajara”.
 
¿Se marcha resentido?
 
“No, me voy agradecido a todos, y no guardo nada dentro. Estoy a bien con todos. Simplemente por tiempos, formas y circunstancias, no pude salir antes. Tenía contrato vigente con Chivas y respeté los tiempos, no se llegó a ningún acuerdo para dar el salto a Europa y yo me limité a seguir jugando respetando mi contrato hasta el día de hoy”.
 
¿Queda algo por resolver en México antes de que viaje a A Coruña?
 
“No, para nosotros ya acabó la temporada. Ahora están jugando las semifinales de la liga en México y nosotros nos quedamos en cuartos, así que ya estamos sin obligaciones.
 
“Me tomaré un tiempo para descansar y cuanto antes pueda adaptarme, mejor, pero todavía no hay una fecha para mi llegada”.
 
¿Le asusta el tema de su adaptación a España?
 
“No, para nada. Andrés Guardado me ha contado cosas de la ciudad, de su adaptación a ella y al modo de vida en Europa. No cabe duda de que cualquier cambio requiere un proceso de adaptación.
 
“Pero él ya me ha comentado que se trata de una ciudad pequeña, bonita y acogedora, y que la gente te recibe con los brazos abiertos. Sólo espero poder darle alegrías a toda esa gente”.
 
¿Conoce a algún futbolista del actual plantel?
 
“En persona, todavía no conozco a nadie, pero cuando llegue a España, Guardado seguro que me presentará a todos. Ya tengo ganas de conocer al presidente y al que será mi entrenador”.
 
-Y de los históricos?
 
“Bebeto, Mauro Silva... No es algo desconocido para mí, sino que he seguido a todos los grandes jugadores que han pasado por el Deportivo. La distancia entre España y México se ha acortado mucho con Internet y sólo espero seguir el trabajo que iniciaron esos futbolistas, ser alguien útil para el equipo y darlo todo por el Deportivo”.
 
-Eso es lo que espera de su nuevo club, ¿y la selección?
 
“Tuve la fortuna de jugar los Olímpicos y el Mundial con México y ahora vamos a entrar en la etapa de las eliminatorias para poder clasificarnos para el próximo Mundial 2010. Pero lo primero para estar en la Selección, es estar bien y rendir en tu club. Así que espero que el Deportivo pueda ser un gran escaparate para después acudir a las convocatorias con mi país”.
 
Su compañero Guardado se llevó una gran decepción cuando México cayó en la carrera a los Juegos Olímpicos, ¿usted también tenía esperanzas de acudir?
 
“Sí tenía esperanzas porque había recibido las llamadas del seleccionador. Aunque era algo normal en Hugo Sánchez, porque se acercaba mucho al jugador para interesarse por su situación”.
 
Ha hablado del Omar Bravo futbolista pero, ¿cómo es en lo personal?
 
“Me considero bastante reservado. Tengo claro que la familia debe ser siempre lo más importante pero, aunque no vayan a estar conmigo en mi aventura en España, espero poder adaptarme lo antes posible con la ayuda de mis compañeros. Seguro que ahí voy a estar bien”.
 
¿Vendrá con su esposa?
 
“(Ríe) No, estoy soltero, y la verdad es que te sientes presionado porque se van casando todos. Pero tengo 28 años y hay que tomar las decisiones con calma”.
 
Ya es un goleador histórico en México
El nuevo jugador blanquiazul ya ha hecho historia en su país, tanto en las Chivas de Guadalajara, su club de siempre, como en el combinado nacional, donde se convirtió en el tercer jugador de la historia en anotar dos goles en un mismo partido de un Mundial. Fue en Alemania 2006, en el debut de México ante Irán.
 
Omar Bravo obtuvo el campeonato en 2007 con 11 dianas, título que no conseguía un jugador nacional desde Jared Borgetti en el torneo Verano 2001.
 
Pero es que el último goleador del club de Guadalajara había sido el histórico Salvador Reyes hacía la friolera de 47 años, en 1961. Precisamente, Omar es el segundo máximo goleador en la historia del club con 102 tantos, veinte menos que los conseguidos por Reyes.
 
No llegará hasta que Chivas dé por disuelto el contrato
La vinculación de Omar Bravo con el que todavía es su club, finaliza el próximo 30 de junio, con lo que su llegada a A Coruña no se producirá hasta que el club azteca disuelva el contrato y permita la salida del jugador antes del vencimiento oficial del acuerdo.
 
El propio futbolista explicó que el club debería dar su conformidad en las próximas horas, pero que su presentación debería aguardar todavía y que no se iba a producir en los próximos días.

Temas

Lee También

Comentarios