Domingo, 24 de Octubre 2021
Expertos piden sistemas de videovigilancia en el transporte público con la intención de que el monitoreo disminuya los robos. EL INFORMADOR / F. Atilano
Jalisco

Denuncias de asaltos en camiones quedan sólo en las redes sociales

Muchas de estas agresiones no tienen el seguimiento adecuado debido a que no se presentan denuncias formales

El Informador

Dos sujetos armados se subieron a la Ruta 622 el pasado 29 de julio. Se colocaron en las puertas de ascenso y descenso para que nadie bajara y luego comenzaron a amenazar a los usuarios para que entregaran sus pertenencias.

El asalto se puede ver en un video que circula en las redes sociales, el cual fue subido por los concesionarios del transporte público, quienes señalaron que la pareja de delincuentes se dedica a robar por la Calzada Olímpica y la Antigua Penal de Oblatos de Guadalajara.

Otras publicaciones que se realizan en internet muestran más historias de pasajeros que han sido víctimas de ladrones. Sin embargo, no hay estadística oficial de Jalisco sobre asaltos en estos espacios.

LEER TAMBIÉN: Van 139 atracos a plataformas de Pemex en el año

En lo que va de 2019, a nivel nacional se han abierto 15 mil 434 carpetas de investigación por robo en el transporte público colectivo, pero ninguna pertenece al Estado. Desde 2016 y hasta octubre pasado, Jalisco aparece en ceros en esta clasificación de la incidencia delictiva reportada al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). Lo anterior, pese a que durante la pasada administración la Fiscalía del Estado informó que tenían 726 carpetas de investigación abiertas entre 2014 y 2017. De acuerdo con el histórico del SESNSP, Jalisco registró robos de este tipo únicamente en 2015.

Arnoldo Licea, líder transportista, reconoce que muchos concesionarios no presentan las denuncias o se desisten porque “es muy tedioso y laborioso. Hay que rescatar el video y mandarlo a la autoridad para que empiece las investigaciones”. Considera que esta situación cambiaría si las cámaras estuviesen conectadas al Escudo Urbano C5.

Agrega que los asaltos van en aumento y les preocupa la temporada decembrina. Las zonas más críticas en la metrópoli son El Rosario, Tabachines, Miravalle, Las Juntas, Las Pintitas, Talpita, San Marcos y Patria. 

Percepción de inseguridad

Según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante el año pasado, 70% de la población manifestó sentirse insegura en el transporte público en Jalisco, sólo por debajo del cajero automático (81.8 por ciento).

No hay una estadística oficial en Jalisco sobre asaltos en estos espacios. EL INFORMADOR / A. Camacho

Con violencia, 8 de cada 10 robos en los camiones

Hace cuatro años, Carlos se trasladaba a Tonalá en el transporte público. Era un domingo por la noche. Había tomado uno de los camiones de las rutas “de lujo” porque los consideraba más seguros, pero de pronto alguien le apuntaba con un arma de fuego.  

“Estaba dormido en el camión, éste se detuvo y eso me despertó. En cuanto me desperté se apagaron las luces del camión y yo estaba con mis audífonos, entonces no tenía noción de nada. Se volvieron a prender las luces y lo único que vi fueron unas siluetas que se subieron al camión. Luego vi a un chavo apuntándome con su pistola y me dijo que le diera todo lo que traía”.

Le robaron su celular, un reproductor de música y una cámara fotográfica. A otros cinco usuarios también les quitaron sus pertenencias. “Nos bajamos a perseguirlos (a los delincuentes), pero no los alcanzamos…”.

Carlos presentó la denuncia para hacer válida la póliza por robo de uno de los equipos, pero no volvió a saber de las investigaciones. No recuperó los artículos que le robaron ni tampoco se comunicaron para que identificara a alguno de los delincuentes.

Entre 2015 y 2019, a nivel nacional se han denunciado 72 mil 571 robos en transporte público colectivo, de los cuales, 55 mil 844 se cometieron con violencia; es decir, ocho de cada 10, de acuerdo con el reporte de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

A pesar de que Jalisco reportó carpetas de investigación abiertas por este tipo delitos sólo durante 2015, de las 61 denuncias que se presentaron en ese año, 42 personas reportaron que los hechos fueron con violencia.

De los casos ocurridos en lo que va de 2019 (con corte a octubre pasado), el Estado de México se coloca en primer lugar a nivel nacional con el mayor número de robos en el transporte público colectivo (con siete mil 587), le sigue Ciudad de México (seis mil 527), Puebla (363), Oaxaca (217), Quintana Roo (138) y Querétaro (173).

Casi todos los robos denunciados en el Estado de México se cometieron con violencia (siete mil 533). Debido a los elevados índices delictivos, en días pasados, en comisiones de la Cámara de Diputados mexiquense se aprobó tipificar como delito grave el robo en transporte público y aumentar la pena de 12 a 18 años de prisión, (actualmente es de nueve a 15 años de cárcel).

En la Ciudad de México también se busca aumentar las sanciones. Actualmente se castiga con dos a seis años de prisión a quien cometa este tipo de ilícitos, pero ahora se busca que sea de cinco a nueve años de cárcel.

Entre 2015 y 2019, se han cometido también 10 mil 786 robos en taxis en México, de los cuales, ocho mil 596 fueron con violencia.

Situación nacional 

  • Durante los últimos cinco años este delito va en aumento, ya que mientras en 2015 se registraron 11 mil 420 casos, en 2018 la cifra se elevó a 18 mil 688 denuncias.
  • En la LXIV Legislatura se han presentado seis iniciativas para contrarrestar los delitos relacionados con el robo de transporte público colectivo, de las cuales cuatro fueron inscritas en la Cámara de Diputados y dos en el Senado de la República.
  • La necesidad de tener un transporte público colectivo eficiente, seguro y ecológico es una de las principales demandas de las personas tanto en zonas urbanas como rurales. Es un tema principal en las agendas públicas de diferentes órdenes de Gobierno con distintos grados de avance.
Se ha informado que los incidentes de este tipo están a la alza. EL INFORMADOR / F. Atilano

Pago electrónico, una opción segura

Una vez que el sistema de prepago opere en todas las rutas del transporte público, esto podría ayudar a disminuir los robos que se presentan en las unidades, destaca Arnoldo Licea, secretario general del Sindicato de Avanzada del Transporte Público de Jalisco.

“Es una medida buena para que ya no se maneje dinero arriba de los camiones, para que no exista ese atractivo para los delincuentes y que no seamos presa de ellos”.

En días pasados, el gobernador Enrique Alfaro informó que uno de los elementos centrales para poner en orden al transporte público es la operación del pago electrónico. Subrayó que al final de este mes, se tendrá un avance de 70% y a finales de enero próximo podría quedar al 100 por ciento.

El líder transportista precisa que los eventos de inseguridad en los camiones van en incremento.

Lamenta también la cifra negra que se tiene en la denuncia de este tipo de delitos. “Sabemos cómo están las cosas, denunciar nos genera otro problema, entonces normalmente no se llevan a cabo las denuncias por temor a las represalias. Se denuncian sólo algunos (eventos)”.

Por su parte, el delegado de la Ruta 622, Jesús Arreola, reconoce que la situación en esta materia es muy irregular. “Hay quienes sí lo reportamos ante la Fiscalía, sí ponemos la denuncia sobre esos robos, pero siento que no todas las rutas lo hacen”.  

Aunque ellos sí interponen las denuncias, ven poco interés por parte de la autoridad. “No sabemos qué seguimiento se le da porque no recibimos retroalimentación. No vemos que gente de la Fiscalía se interese”.

Subraya que algunos videos que comparten las rutas sobre los asaltos dan cuenta del serio problema que padecen.

En agosto pasado la Policía de Guadalajara puso en marcha un operativo para inhibir el robo en unidades, que comprende revisiones aleatorias a rutas y paraderos, aunque Arreola dice desconocerlo porque no han tenido una conversación directa sobre esta estrategia.

El líder transportista agrega que la Policía tapatía sí los apoyó durante el pasado 31 de octubre para prevenir y actuar frente actos vandálicos. “Nuestra ruta no paró el servicio”. También tienen buena respuesta del 911 cuando sucede algún evento.

LEER TAMBIÉN: Tras asalto, golpean a presunto motoladrón en San Andrés

Preocupa la cifra negra

El robo en transporte público coloca al ciudadano en una situación de vulnerabilidad, que es muy grave, puesto que se siente inseguro en sus actividades más básicas, señala la académica del ITESO.

“No es lo mismo una persona que comete un robo como carterista, que sin violencia nos despoja de nuestras pertenencias. Estos delincuentes cometen asaltos a mano armada”.

Opina que el espectro de delitos que suceden en este contexto es muy amplio y habría que tomar en cuenta también todas esas variedades.

Sin embargo, señala que el punto medular es que a pesar de la frecuencia de estos delitos, las denuncias presentadas son pocas comparadas con las personas que afirman haber sido víctimas de delito en estos espacios.

“Tiene que ver con una situación muy grave, que es la cifra negra de delitos. Por ejemplo, el Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco, durante 2018 reportó que la cifra negra de delitos era de 91.8%, pero acá se está incluyendo tanto los delitos no reportados como los delitos para los cuales no se abrió una carpeta de investigación, y esta cifra evidentemente es muy grave”.

Recuerda que hay una baja cultura de la denuncia, en gran medida, por una pérdida de legitimidad del sistema de justicia. “Aquí hay una creencia muy extendida de que se trata de un acto que involucra un gran esfuerzo y que su resultado probablemente va a ser ineficaz, incluso insatisfactorio”.

LEER TAMBIÉN: La Fiscalía ha sido omisa en el programa Senderos Seguros: FEU

Voz del experto: uso de la tecnología beneficiaría a usuarios  

Francisco Jiménez Reynoso (académico de la UdeG).

Francisco Jiménez Reynoso subraya que es muy importante que las autoridades y los transportistas cumplan los compromisos de mejorar la calidad del servicio del transporte público, pero también que éste sea más seguro.

“No solamente se necesita transporte público limpio funcional, ya necesitamos, por cuestiones de seguridad, unidades con cámaras de videovigilancia que estén interconectadas todas, no nada más algunas”.

Esto permitiría que se le dé seguimiento a los delitos y a los delincuentes. “Es tiempo de usar la tecnología en beneficio de la ciudadanía. Y esto es algo que es muy importante para que la autoridad haga cumplir a los empresarios del transporte público para que equipen (los vehículos) con cámaras de videovigilancia”.

El profesor de la División de Estudios Jurídicos del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades comenta que el problema de inseguridad en los camiones del transporte colectivo es evidente. “En la denuncia en redes sociales se puede apreciar el disparo exponencial que tenemos en nuestras calles en cuanto a robos y asaltos que se llevan a cabo”.

Añade que también se han tenido algunas rachas “muy violentas” en contra de los taxistas y los conductores del servicio a través de aplicaciones.

Algunos casos reportados a través de redes sociales

  • El pasado 29 de julio, la Ruta 622 publicó en sus redes sociales un video en el que observa el asalto ocurrido al interior de una de sus unidades: “Estos dos sujetos asaltan a usuarios y conductores en las unidades del transporte público. Este lunes 29 de julio robaron a usuarios y al conductor de una de nuestras unidades. Roban por la zona de la Calzada Olímpica y la Antigua Penal de Oblatos”.
  • El pasado 28 de julio, la ruta comunicó  también que una usuaria que sufrió acoso en uno de los camiones. Posteriormente les informó que le robaron su cartera. “Observamos que no trabaja sólo (el delincuente), lleva cómplices”. El acoso había ocurrido el día 23 de julio.
  • El 9 de noviembre de 2018, a través de sus redes sociales, la señora Rosario denunció que su hijo fue baleado por un delincuente en la unidad S-1560 de la Ruta 320 en la Colonia Talpita de Guadalajara, luego de que éste intentara robarle sus pertenencias al joven. La señora exigió justicia por lo ocurrido.
  • El 2 de abril de 2018, la Ruta 622 informó que uno de sus operadores fue víctima de robo con arma de fuego. En el video se ve cómo un hombre con una sudadera con capucha y gorra oscura, se acerca al conductor y saca un arma de fuego de una mochila para exigirle el dinero del pasaje y sus pertenencias.  
  • El 22 de febrero de 2018, a través de su cuenta de Twitter, la ruta solicitó ayuda para localizar la unidad S-983 de la Ruta 645, que fue robada ese día “a punta de pistola”.
  • El 22 de diciembre de 2017 se reportó: “Nuevamente uno de nuestros operadores fue víctima de la delincuencia”. El atraco ocurrió dos días antes. Dos jóvenes se subieron a una unidad de la Ruta 622 para robar el dinero que llevaba el conductor en la caja.
  • Reportes de la Ruta 622. El 3 de diciembre de 2017: “Robo a uno de nuestros operadores con arma de fuego (el pasado 28 de noviembre)”, El 12 de mayo de 2017: “Ladrón captado en video al momento de ingresar a una de nuestras unidades”. El 17 de marzo de 2017: “Ladrón captado robando durante la madrugada el día 15 de marzo”. El 16 de febrero de 2017: “Ladrón aprovecha momento en que el operador bajó de su unidad para ver un percance”.
  • El 12 de diciembre de 2016 se reportó a un operador de la Ruta 644-B que enfrentó a un ladrón e impidió que le robaran. “Hacemos un llamado para que no se expongan ante estos hechos”.
Las cámaras de videovigilancia no están vinculadas a C5. EL INFORMADOR / F. Atilano

Telón de fondo

Aunque desde la pasada administración se proyectó que las cámaras de videovigilancia instaladas en las unidades del transporte público estuviesen vinculadas al Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo del Estado (C5), esto continúa sin concretarse.

Las dos mil 716 cámaras de videovigilancia colocadas en las unidades del modelo ruta-empresa que operan en la Zona Metropolitana de Guadalajara, continúan a cargo de los concesionarios. Éstos administran las imágenes e información de los aparatos.

El mes pasado, este medio publicó que la Dirección General de Transporte Público de la Secretaría de Transporte (Setran) informó que sólo tiene registro del número de cámaras colocadas en los 28 derroteros de este sistema de transporte público en la ciudad.

En mayo de 2018, la entonces Secretaría de Movilidad indicó que los equipos debían estar conectados al sistema, al ser espacios de interés público.

A diferencia de Jalisco, el C5 de la Ciudad de México vigila seis mil cámaras instaladas en el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

La Norma Técnica de Calidad de Servicio del Transporte Público del Estado especifica que las empresas concesionarias deberán contar con personal supervisor para el adecuado funcionamiento del equipamiento a bordo de los vehículos, incluyendo las cámaras.

LEER TAMBIÉN: Localizan finca con autos de lujo en colonia La Federacha