Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Enero 2019
Cultura | Esta noche se realizará un homenaje al fallecido actor

Una vida dedicada a hacer reír a los demás

Esta noche, durante el estreno de la obra 'Vencer los puertos en Tapalp'a, se realizará un homenaje al fallecido actor

Por: EL INFORMADOR

Con aplausos y zanqueros se despidió al actor ex integrante de El Tlakuache, Christian Ramón González Mora. A. CAMACHO  /

Con aplausos y zanqueros se despidió al actor ex integrante de El Tlakuache, Christian Ramón González Mora. A. CAMACHO /

TAPALPA, JALISCO (21/OCT/2010).- Sólo con aplausos podía despedirse a Christian Katapú, quien practicaba el oficio de hacer reír a los demás. Así, familiares y amigos le dieron ayer el último adiós al actor y titiritero, al término de una ceremonia religiosa de cuerpo presente que se realizó en Guadalajara.

Aunque la misa fue al mediodía, el Sol no calentó igual que siempre y la tristeza se impuso en los corazones de la comunidad de teatristas locales y de los familiares de Christian Ramón González Mora, conocido en el medio del arte escénico como Katapú o el Chino Katarino.

En la Parroquia de la Santa Cruz se recordó el carisma y el trabajo del ex integrante del grupo El Tlakuache, quien falleció el pasado fin de semana en Tapalpa, donde trabajaba en el montaje Vencer los puertos, que mañana se estrena dentro de las actividades del Festival de la Luna. La directora de dicho encuentro, Dolores Tapia, confirma que durante la presentación de la puesta en escena se realizará un homenaje al actor.

Algunos amigos del actor llegaron al acto religioso con narices rojas, como las que usaba Christian para hacer reír a los espectadores. Entre los asistentes destacaron su amigo, compañero de grupo y director de El Tlakauche, Ihonatan Ruiz; la actriz y directora de teatro Susana Romo y los integrantes de Inverso Teatro.

El sacerdote que celebró la misa comentó que el oficio de González Mora es uno de los más bellos, porque su misión consistía en hacer reír a los otros. Lamentó la muerte del joven en la plenitud de su vida y pidió consuelo para los familiares y para todos los que sufren su pérdida.

Al concluir la ceremonia, los aplausos comenzaron a escucharse y no cesaron hasta la salida del cuerpo de Katapú. Justo después de la puerta de salida de la Parroquia, se escuchó una porra de los amigos de Christian, quien se presentaría hoy ante el público de Tapalpa con el montaje Vencer los puertos. Tres zanqueros caminaron entre la gente hasta montar una guardia que esperó la salida de la carroza para decir adiós a su amigo y colega. Una mujer comentó que la familia de Katapú está tranquila debido a las enseñanzas y a las sonrisas que Christian provocó en los demás durante las funciones de teatro, disciplina que lo cautivó y a la que se dedicó apasionadamente.

La joven mujer mantuvo una voz tranquila y expresó: “Como decía Christián, pues ya vamos”, lo que provocó que las lagrimas recorrieron los rostros de los presentes, quienes aplaudían con más fuerza mientras abrían paso a la carroza.

En los muros de Facebook de los amigos de Kapatú, las fotografías de perfil eran cuadros negros y las frases hacían alusión a que la función debe continuar. Antes de partir a España, para presentar el montaje de Canek, el grupo Luna Morena publicó: “Con las maletas listas y el alma apachurrada. A viajar y a recordar a todos aquellos que nos permiten vivir”. Por su parte, Ihonatan Ruiz compartió que está “cocinando” un homenaje para recordar a su compañero. El director escénico Eduardo Villalpando no pudo describirlo mejor: “Cuando muere uno de la tribu, morimos todos”.

La última función

En El Aserradero, el pasado sábado fue el últi de Christian Katapú en el escenario, como parte del elenco de Vencer los puertos, montaje que se estrena esta noche en el Festival de la Luna, donde intentaría vender entre el público a su mascota que lo acompaña día y noche.
“Joven, le vendo mi pájaro. Mire nomás que bonito pájaro, ¿cuánto me da por él?”, fue uno de los últimos diálogos que Katapú pronunció durante el ensayo en Tapalpa.

El titiritero y actor Christian Ramón González Mora -su nombre real- interpretaba el papel del cartero, que se hacía cargo de la entrega de la correspondencia en el pueblo y se hacía acompañar de un pájaro lenguaraz azul.

Su participación en la puesta en escena era muy breve. Apenas duraba 15 minutos, tiempo en el que interactuaba con el público, con la intención de deshacerse de su mascota que lo tenía cansado por faltarle al respeto, al insultarlo y hablar de más.

Antes de subirse al entarimado, era uno más del staff: bajaba cajas de la camioneta que transportaba el equipo técnico y vestuario y acomodaba el escenario junto a sus demás compañeros. Paralelamente, observaba y ensayaba su personaje, con la pasión y entrega que requiere interpretar el rol más complicado de cualquier historia. Se corregía a sí mismo y empezaba desde arriba el guión.

El Aserradero, un escenario natural que Dolores Tapia eligió para presentar el montaje, está apenas a 10 minutos del Centro de Tapalpa. El sábado, Christian viajó en la parte trasera del automóvil, desde donde admiró en silencio el paisaje.

Vencer los puertos fue su última interpretación sobre los escenarios, donde le gustaba estar, su lugar natural. Siempre bromeaba y hacía reír a los demás, como lo hizo el pasado sábado, cuando intentaba convencer a un espectador para que le comprara el pájaro.

Temas

Lee También

Comentarios