Martes, 05 de Marzo 2024
Cultura | Una vuelta al pasado

Taibo presenta una historia de “canallas”

Temporada de zopilotes, la nueva producción del escritor se aproxima a los motivos que llevaron a Francisco I. Madero a la muerte

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- “Los zopilotes (Coragyps atratus) son aves carroñeras que en zonas urbanas también se alimentan de basura. Con las alas abiertas llegan a medir hasta metro y medio; de aguda vista y pico curvo, cabeza y cuello grises, con plumaje negro”. Así abre Temporada de zopilotes. Una historia narrativa de la Decena Trágica, de Paco Ignacio Taibo II, quien dice no creer en la numerología y en el ciclo inevitable 1810, 1910, 2010, pero advierte que “los zopilotes están por todos lados”.

El autor narra en esta publicación los hechos que llevaron a la muerte de Francisco I. Madero, la gestación del complot en La Habana, Cuba en 1912, donde seis generales y un embajador estadounidense, todos ellos allegados al presidente Madero lo traicionan.

El escritor nacido en Asturias señala que luego de estar con personajes como el Che, con Villa, con Guiteras, con Escobedo a quienes define como “maravillosos”, ahora abordar una historia de canallas “me provocaba una especie de reticencia que es, escribir historia de canallas no me sube moral; el segundo disparador fue que de repente viaje a la frontera y vi militarizada la frontera, entonces dije: hay que contar esta historia terrible del Ejército mexicano para que sirva de lección”.

¿En quién se centra la historia de Temporada de zopilotes?

“Quería hacer una historia de personajes. No me interesaba centrarme en Madero, sino me interesaba centrarla en los creadores del complot. Los cuatro generales del primer complot, los dos del segundo y entonces apareció la figura de Henry Lane Wilson, quien al final se volvió el hombre de la portada del libro, con su chapita”.

Sin tapujos, el escritor se desquita con él. “Es el embajador de México más marrano que he visto jamás leyendo a lo largo de toda mi vida. Es un perro, es un canalla, es un mentiroso, es un conspirador. Falsificó documentos, se inventó cartas, pidió la intervención norteamericana una y otra vez. Es un canalla, le había pedido a Madero que le diera para un negocito y Madero lo había botado, entonces este embajador de vuelve la quinta pata de la mesa de la conspiración para derrocar la apenas naciente república y el asesinato de los hermanos Madero”.

Mientras se desarrolla la entrevista al interior de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el autor hispano-mexicano pide que cambiarse de lugar, “vamos a la esquina, que quiero fumar y si me ven me van a echar”.
Una vez instalado, retoma la palabra: “Yo creo que hay que estar contando estas historias, porque el México de hoy hay que reflejarlo en el pasado para que que adquiera doble conciencia”.
 
- A partir de este libro, ¿hay más canallas que quisiera abordar?
- No. ¿Unas vacaciones, no?

- Como usted señala en su libro “la tensión estaba en el aire”. Ahora previo a los festejos del Bicentenario de Independencia y el Centenario de la Revolución, ¿percibe el mismo clima?

- Sin duda. Hay una tensión brutal. Se está combinando una crisis económica con una crisis política y absoluto desprestigio del Gobierno actual. Una guerra enloquecida contra el narco que no va a ningún lado en todo el Norte-Centro del país, con tensiones sociales profundas producto de injusticias y abusos cometidos. El aire está cargado.

- ¿En qué momento se “torció” la historia de México?
- Llevamos mucho tiempo con el rumbo torcido y que esta es la progresión de esta torcedera. Desde que los gobiernos priistas del salinato decidieron abrazar y besar al Fondo Monetario Internacional (FMI), iniciar el proyecto neoliberal y destruir la infraestructura del Estado de relativamente de beneficio social y la continuidad del Gobierno desastrozo de Fox y de éste que es más desastrozo todavía, van por la misma línea. Son gobiernos que no tienen dos dedos de frente y que sólo les preocupa beneficiar a los millonarios.

- ¿Antes que festejar el siguiente año, qué hay que hacer, cómo prepararse?
- Hay que festejar de otra manera. Que la mejor manera de festejar la Revolución, la Independencia es contándosela a la gente, dando conferencias en las calles y en las plazas, hablando con la gente y narrando, contándoles historias. Que sepan de dónde vienen y por lo tanto para dónde van.

- ¿Prevé movilizaciones tan grandes como en la gestación de la Revolución Mexicana?
- Tenía una bola de cristal, pero la usé para jugar boliche y se la llevó la chingada.

Omar Castañeda

“Yo creo que hay que estar contando estas historias, porque el México de hoy hay que reflejarlo en el pasado para que que adquiera doble conciencia”
Paco Ignacio Taibo II, escritor

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones