Domingo, 09 de Agosto 2020
Cultura | En entrevista, el escritor colombiano habla sobre el libro ''Gabo''

''Soy un periodista.Toda la vida he sido un periodista'': García Márquez

En entrevista, el escritor colombiano habla sobre el libro ''Gabo'', en el que se recopilan sus textos periodísticos que editó el Conaculta

Por: EL INFORMADOR

La vida periodística del autor de Cien años de soledad se expresa en una antología de sus mejores crónicas, reportajes y columnas. ARCHIVO /

La vida periodística del autor de Cien años de soledad se expresa en una antología de sus mejores crónicas, reportajes y columnas. ARCHIVO /

CIUDAD DE MÉXICO (13/FEB/2013).- “Soy un periodista, fundamentalmente. Toda la vida he sido un periodista. Mis libros son libros de periodista aunque se vea poco. Pero esos libros tienen una cantidad de investigación y de comprobación de datos y de rigor histórico, de fidelidad a los hechos, que en el fondo son grandes reportajes novelados o fantásticos, pero el método de investigación y de manejo de la información y los hechos son de periodista”.

Con esa frase que el escritor colombiano Gabriel García Márquez dijo en el transcurso de una entrevista radial en 1991 inicia el libro Gabo, periodista, un compendio de los textos periodísticos que editó el Fondo de Cultura Económica, Conaculta y la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), con el objetivo de conmemorar los 30 años transcurridos desde que el escritor recibió el Nobel, allá por 1982.

El volumen fue presentado a fines del año pasado, en el marco de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara y constituye un hecho histórico en el contexto de la obra a cargo del admirado autor colombiano.

La profusa vida periodística del autor de Cien años de soledad se expresa mediante una antología de sus mejores crónicas, reportajes y columnas, así como en un conjunto de textos sobre su obra e influencia en el quehacer periodístico.

Se trata de un material que sin duda “nos estábamos perdiendo”, tal como lo expresa el director del proyecto, Héctor Feliciano, para quien “el periodismo del escritor colombiano ha sido, desde sus comienzos, una escritura esencial, una práctica diaria, acaso el taller en que se forjó buena parte de su literatura”.

Gabo, periodista contó con la coordinación editorial de José Antonio Carbonell e incluye un perfil de la vida periodística de Gabriel García Márquez, realizado por Gerald Martin, además de un conjunto de textos de su obra e influencia como periodista, a través de la colaboración de destacadas figuras del periodismo y la literatura como Jon Lee Anderson, Juan Villoro, Martín Caparrós, Alex Grijelmo, Jean-François Fogel y Alma Guillermoprieto, entre otros.

García Márquez, el activista


Gerald Martin, nacido en Londres en 1944, es un crítico literario experto en literatura latinoamericana, autor entre otros del libro Gabriel García Márquez, una vida (Debate), lo que el propio Martin llamó “una biografía tolerada” de Gabo.

Es el biógrafo quien define al escritor en el perfil como un hombre poliédrico, de muchos intereses, muy alejado del cliché del artista solitario, encerrado en sí mismo.

Un intelectual aficionado a la pintura y a la música, que fundó su propia organización periodística (la FNPI), compró una revista (Cambio) y creó instituciones dedicadas al cine como la famosa Escuela de los Baños en Cuba.

“Algunos han pensado que García Márquez sólo ha optado por el periodismo en momentos en que ha necesitado dinero o cuando ha agotado su inspiración. La verdad, sin embargo, es que el periodismo es un aspecto integral de su personalidad literaria y por eso osciló siempre entre las dos actividades, ficción y periodismo: la literatura que tiende más a una expresión del yo y la expresión documental que exige que uno piense más en el público lector”, dice Martin.

A propósito del dinero que suele ser escaso en el periodismo profesional, es el propio “Gabo” quien en Vivir para contarla confiesa que “mis padres durmieron tranquilos desde que les hice saber que en el periódico ganaba bastante para sobrevivir. No era cierto. El sueldo mensual de aprendiz no me alcanzaba para una semana”.

Si alguien puede hablar bien y mal del oficio periodístico ese alguien es precisamente el entrañable autor de El coronel no tiene quien le escriba, un hombre que se muestra crítico con los directores de los periódicos que “colocan a los reporteros en la escala de los aprendices y cuando de veras aprenden y deja de ser pobre los sientan a arreglar el mundo en un escritorio, desde donde es más fácil llegar a ser diputado que escritor”.

Y para los que muchas veces, en nombre del famoso Nobel colombiano, reinterpretan erróneamente su ideario glorificando algunas formas periodísticas en desmedro de otras, “Gabo” es clarísimo y contundente: “El reportaje no es, ni mucho menos, el periodismo. Pero hay que pensar que al lector siempre le gustará leer una historia completa, alentada por una narrativa de sabor literario”.

“Otro escritor y periodista, el argentino Tomás Eloy Martínez, amigo del escritor colombiano desde la década de los ’60 y lector atento de su obra, contaba que le impresionaba el periodismo de García Márquez por la calidad sostenida de lo escrito, años tras año, sin importar el tema.

Para narrar de ese modo hay que tomarse en serio el oficio y es por ello que García Márquez ha podido llamar al periodismo como el mejor oficio del mundo”, afirma el editor Héctor Feliciano.

El libro, cuya realización abarcó un periodo de tres años, es una joya, hay que decirlo.

Ofrece apartados como “Gabo educador”, epílogo de Jaime Abello Banfi, sobre las bases periodísticas que edificó García Márquez a lo largo de su trayectoria; una entrevista extensa a Mercedes Barcha, esposa del autor de Noticia de un secuestro, realizada por Héctor Feliciano, una investigación cronológica de su labor periodística a cargo de José Luis Novoa, así como fotografías e imágenes poco conocidas en distintas etapas en la vida del escritor colombiano.

“En el periodismo no basta estar presente en un lugar, ya que se trata, también, de saber contar la noticia, de narrarla. Y en la narración, García Márquez es un maestro”, dice Feliciano.

Gabo periodista es muestra imperdible de la maestría del hombre que le ha dado sustento y jerarquía a un oficio en peligro de extinción, pero sin duda generosamente redentor cuando se lo abraza con pasión verdadera.

Con información de Agencia Sinembargo.mx

Temas

Lee También