Domingo, 25 de Octubre 2020
Cultura | El espectáculo ''Anastomose'' se presentó en el Teatro Experimental

Siamesas monstruosas y poéticas

El espectáculo ''Anastomose'' se presentó en el Teatro Experimental, como parte del Encuentro Internacional de Arte Escénico 2013

Por: EL INFORMADOR

El público permaneció en silencio la mayor parte del tiempo, cautivado por la intimidad del performance.  /

El público permaneció en silencio la mayor parte del tiempo, cautivado por la intimidad del performance. /

GUADALAJARA ,JALISCO (04/OCT/2013).- El monstruo está vivo. Tiene formas de mujer. Dos bailarinas se fusionaron en un solo ser a través de una burda trenza que entrelazó sus cabelleras. Así configuraron la expresión de un cuerpo único, que se sincroniza, se reconoce y se convulsiona, pero nunca se desintegra.

El espectáculo " Anastomose", interpretado por la italiana Giorgia Minisini y la mexicana Paulina Ruiz Carballido (Rubarca), comenzó este jueves 3 de octubre poco después de las 20:40 horas en el Teatro Experimental. El evento forma parte de las actividades del 8vo. Encuentro Internacional de Arte Escénico 2013. Como encargado del arte sonoro participa el artista francés Jean-Baptiste Fave.

La primera escena muestra a las dos mujeres sentadas sobre sus rodillas, de espaldas, con sus cabellos entretejidos. Ambas visten pantalones vaporosos: Giorgia lleva uno negro y blusa blanca, mientras que Paulina invierte los colores. Al inicio, los movimientos son pausados y espaciosos. A medida que avanza la coreografía, cobran mayor dinamismo y aprovechan la perspectiva del espacio y los acentos de luz para acercarse o esconderse, y luego reaparecer.

Como unas siamesas, se frotan exquisitamente. Una carga a la otra. Bailan con torpeza. Corren con ingenuidad. Se acuestan, se vencen y recapacitan.

En algunos momentos, el performance captura la delicadeza y cariño entre las dos artistas. En otros, hay dominación de una sobre la otra y confrontación, como el momento en que se colocan sobre sus cuatro extremidades mientras libran una batalla entre sus cabezas.

De pronto, Paulina parece haber muerto. Giorgia emplea movimientos animalescos, como el de un mamífero que intenta despertar o revivir a uno de los suyos.

El público --compuesto por una treintena de personas-- permaneció en silencio la mayor parte del tiempo, cautivado por la intimidad del performance.

Las bocinas del Teatro Experimental crujían con un sonido amorfo e irregular que emanaba de los millones de cabellos de dos cabezas, que caían, se sacudían y se desacomodaban.

Poco antes de las 21:30 horas, la diosa hindú de múltiples brazos agradeció los aplausos y se despidió.

EL INFORMADOR / BRENDA RAMOS

Temas

Lee También