Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Diciembre 2018
Cultura | La arquitectura también visita la FIL

Plá y la reversión de los paradigmas

Presente en Guadalajara en el programa de ArpaFIL 2011, el arquitecto dirigió el taller “Erich Coufal”

Por: EL INFORMADOR

Antonio Plá estuvo en Guadalajara para participar en el encuentro de arquitectura ArpaFIL.  /

Antonio Plá estuvo en Guadalajara para participar en el encuentro de arquitectura ArpaFIL. /

GUADALAJARA, JALISCO (03/DIC/2011).- Presente en Guadalajara como uno de los platos fuertes en el programa de ArpaFIL 2011, el arquitecto Antonio Plá Pérez –quien dirigió el taller “Erich Coufal”- brindó a los asistentes a sus conferencias perspectivas diferentes en materia de paradigmas urbanos y constructivos.

Nacido en Uruguay hace 44 años pero nacionalizado mexicano desde hace muchos años, Plá radica en el Distrito Federal desde su llegada de Montevideo hace 33 años, razón por la que se califica como “chilanguayo”.

Egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (1992) donde cursó el taller Max Cetto (arquitecto, historiador y profesor de origen alemán), Plá ha combinado desde entonces su actividad profesional entre la docencia y el proyecto arquitectónico en el cual a veces se involucra en la construcción, y también la dirección de arte, escenografía y museografía para teatro, cine y plástica.

Tallerista en días pasados en el marco de ArpaFIL a invitación de Alejandro Canales y Juan Ignacio del Cueto, coordinadores, Plá expone además de su contento por haberlo hecho, la temática que presentó a manera de reflexión ante los alumnos. El objetivo de estudio fue la zona que circunda al antiguo Hospital Civil y “las preguntas se basaron en qué pasa con un elemento de tales dimensiones –en un perímetro de un kilómetro con 300 metros-, prácticamente cerrado, y su relación con la ciudad”. De tal forma, el planteamiento desde la plataforma del espacio público debía enfocarse a “la vida entre los edificios, no la de los edificios”.

La ciudad viva


Cuenta el especialista que los asistentes se mostraron en todo momento receptivos, con voluntad de trabajar y “muy prendidos” gracias al hecho de que esto “a más de uno le pudo dar motivos para reflexionar y pensar la ciudad no como objeto visual sino como objeto vivo”. Así, con el Jardín Botánico del Hospital Civil como punto de focalización, el primer diagnóstico encontrado fue el de sensación de caos junto con el de un lugar con potencial de vida. “Y como un lugar lleno es mejor que uno vacío, es decir, una calle con gente haciendo diferentes actividades es mejor que una vacía, nos basamos en eso”.

Los resultados y las propuestas del taller “Erich Coufal” fueron expuestos el pasado 1 de diciembre en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. El equipo ganador fue el comandado por Germán Cordero Tovar e integrado también por Israel Dorantes y Daniel Rodríguez, todos de Mérida, Yucatán.

En las dos conferencias que Antonio Plá impartió dentro del programa ArpaFIL, expuso las grandes directrices de su trabajo arquitectónico. Expuso un proyecto de movilidad en bicicleta del cual algunos puntos se desarrollan en el Distrito Federal desde 2009, y también temas de industria y utilización de materiales de tierra, ambos de su acentuado interés por estar vinculados con la sustentabilidad.

Sustentabilida en tres ángulos

“Actualmente las fábricas que hago o los laboratorios, están relacionados con la sustentabilidad pero vista esta desde tres ámbitos: el ecológico, el social y humano, y el económico”. Así, explica que al mencionar economía no se trata de “decir barato” sino de la racionalización y optimización de sistemas constructivos, procesos y consumos energéticos, y la habitabilidad. “Una de las cosas que me preocupan mucho tiene que ver con esto, y en el caso de un entorno de trabajo como el de una fábrica, va más allá de que no se prendan luces y nos ahorremos dinero. Eso está bien, se consume menos, pero hay otro factor que es el confort del morador, del usuario, y más cuando el trabajo industrial puede ser pesado”. En ese rubro, Plá ha sido enfático ante los empresarios-clientes porque “si la gente va a estar a gusto, se le va a ir menos, entonces gasta menos en capacitación. ¡Suena así de ridículo! Pero mis intenciones son otras, son las de convencer que vale la pena trabajar sobre estos aspectos”.

Y en paralelo, dentro del tema de lo industrial, confiesa que ha sido un promotor del “proceso productivo como generador de forma y facilidad arquitectónica, (ya que este puede ser visto) como un elemento de diseño”.

Tierra cruda


De tal modo que si en determinado momento un comedor industrial diseñado puede ser visto como un espacio “costosísimo con mucho vidrio metido en un jardín y el argumento frente al empresario es: ‘Te va a salir más barato, no tienes aire acondicionado, los cruces de aire evitan que entren moscas’ y todo ese tipo de cosas, y ellos se ponen el saco, lo presumen y dicen que son ecológicos, realmente solo tiene que ver con la tierra”.

Al referirse a su material preferido de construcción, Plá ahonda: “La tierra cruda en sus diferentes facetas, desde adobes hasta tierras apisonadas, tiene que ver con mi gusto plástico por el manejo de ese material”. Convencido de que este gusto personal es algo de lo que jamás prescindirá, añade que ha construido varios proyectos de diferentes escalas con tierras, entre los que están conjuntos habitacionales, sociales, escuelas y albergues estudiantiles.

Por tanto, el uso de materiales como parte del diseño “es un campo de experimentación muy interesante, nuevamente tiene que ver con el confort pero a la vez con un lenguaje absolutamente contemporáneo”, y pese a la aseveración anterior, recalca que la intención no es hacer “ningún revival arquitectónico” ni mucho menos una moda. “Sí es un lenguaje muy enclavado en el 2011 y tampoco es aquél en el que no se utilicen materiales tecnológicos como acero u otro tipo de cosas, es más, en los procesos de tierra se utilizan ciertos procesos con tecnología, no es pura artesanía”. Así las cosas, la palabra economía encuentra su lugar “no como el de un costo monetario” sino como el de la optimización, puesto que las tierras, como elemento constructivo “son térmicas, reducen la utilización de aires acondicionados y demás”.

Ana Guerrerosantos

PERFIL
Premiado

* Antonio Plá nació en Montevideo, Uruguay. Estudió en la Facultad de Arquitectura de la UNAM. Durante 7 años, trabajó en el despacho Sánchez Arquitectos Asociados, que le dejó una huella profunda Encabeza el Colectivo MX, despacho que además de arquitectura se involucra en temas de cine.

* Su despacho fue galardonado con la medalla de plata en la X Bienal de Arquitectura Mexicana 2008 por su proyecto de la casa Shelly.

Temas

Lee También

Comentarios