Domingo, 23 de Enero 2022
Cultura | La obra será permanente

Mónica Escutia contempla la Edad Media

La artista sinaloense intervino en Suiza una banca ubicada en el interior del monasterio de la orden religiosa Cluny

Por: EL INFORMADOR

La intervención a la pieza requirió un trabajo presencial de tres semanas, luego de haber sido aprobado por el Art Basel.E.BARRERA  /

La intervención a la pieza requirió un trabajo presencial de tres semanas, luego de haber sido aprobado por el Art Basel.E.BARRERA /

GUDALAJARA, JALISCO (05/JUL/2010).- El próximo 25 de julio será inaugurada La banca, una intervención realizada por la artista Mónica Escutia (Sinaloa, 1969) a una de las tantas que se encuentran repartidas en el interior del monasterio cluniacense de Rüeggisberg, Suiza.

Como en todo el país del Viejo Continente, hay millares de bancas distribuidas en las banquetas de cada ciudad: afuera del cine, de un café, del banco, de tiendas, de oficinas gubernamentales, así como al interior de edificios con el fin de descansar un momento, leer, conversar, contemplar la ciudad o un paisaje, e incluso para matar el tiempo.

En el caso de La banca, ésta se instaló en el interior del monasterio de la orden religiosa Cluny (de los benedictinos), fundado en 1072 durante la Edad Media como el primer convento de dicha comunidad en territorio de habla alemana.

Parte de la estructura del monasterio cluniacense está en ruinas, aunque sus restos han sido conservados y aprovechados en su interior para realizar eventos culturales. Incluso fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Mónica Escutia, quien radica en la ciudad de Guadalajara, fue invitada el año pasado por el Art Basel de Suiza, porque sus directivos querían que un mexicano realizara un proyecto de intervención, pues les parecía muy interesante lo que sucedía en la producción artística del país.

“Después de casi un año de intercambiar información, ideas y bocetos, se concretó el proyecto. Esto se dio primero por invitación, conocieron mi trabajo y les gustó, entonces me llevaron a conocer el sitio donde realizaría el trabajo. El monasterio de la orden Cluny es maravilloso, es un lugar de silencio, de contemplación y tomé en cuenta detalles del espacio para realizar la obra”, explica.
La sinaloense agrega que así como el trabajo de otros artistas, el de ella “también tenía que respetar el entorno, por ejemplo, no hacer una intervención que incluyera en su proceso perforaciones u otras acciones que pusieran en riesgo el patrimonio.
Entonces, decidí trabajar con algo que ya estaba puesto y que coincidía con el espacio: una de las cuatro bancas que hay en las áreas verdes del monasterio, porque un objeto como éste incluye sentarte a descansar y contemplar, entonces sentí que hay cierta asociación con lo que fue este monasterio en la Edad Media y lo que puede representar una pieza de descanso”.

La banca se inserta en el arte urbano y “en el utilitario”. Además, la obra fue trabajada con pintura automotriz, “esto porque está a la intemperie y los cambios climáticos los reciente directamente la pieza”, que de acuerdo a los directivos de Art Basel será una obra permanente y para el día de la inauguración tendrá instalada una placa de identificación.

Contrario a las otras tres intervenciones que hay en el lugar, las cuales tienen colores muy sobrios, La banca presume una cara multicolor, “porque me basé en que está instalada en un centro de energía, de vida, y lo de aplicar muchos colores creo que sí es más instintivo y estético. Sin embargo, no rompe con el entorno, la vitalidad y energía del monasterio se acopla con los colores que propongo”.

Habían pasado siete años en que no se concebía una obra de arte en el monasterio, fuera de los colores blanco y negro. “Lo místico es también algo que me impuso otro reto y que además me atrajo, lo cabalístico del número siete, un centro de energía, la información que guarda el monasterio”.

EL INFORMADOR /Omar Castañeda

NAVEGA:
www.monicaescutia.com

Temas

Lee También