Viernes, 17 de Enero 2020
Cultura | Inminente abandono de sede

La SC ofrece en comodato al Cedart la Casa de la Cultura Jalisciense

La Secretaría de Cultura contempla la posibilidad de solicitar al INBA el equipamiento del espacio

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- La existencia de una partida de 30 millones de pesos para la compra de un inmueble para el Centro de Educación Artística ( Cedart) José Clemente Orozco es la primera de las imprecisiones de la carta que a principios de esta semana envió el teatrista Jorge Díaz Topete a Martín Almádez, presidente del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes ( CECA), solicitándole apoyo para obtener información en torno al tema.

Así lo indicó en conferencia de prensa el titular de la Secretaría de Cultura, Alejandro Cravioto Lebrija, quien desde que salió la polémica a la luz había optado por no dar comentarios al respecto.

Explicó que hace más de un año había incluso una idea por parte del Instituto Nacional de Bellas Artes ( INBA) de que el Cedart ocupara la casa histórica de Tlaquepaque, pero "nunca hubo una asignación presupuestal, era un proyecto. En su momento hablé con Tere Franco y ahora con Teresa Vicencio (titular pasada y actual del INBA) y no hay, no existe ninguna asignación de ese recurso. Si no hay un recurso asignado, no se puede hablar de una desviación".

Lo que es un hecho es "la inminencia" de la salida del Cedart de la finca que actualmente ocupa en Hidalgo y General Coronado y la posibilidad de que sus estudiantes queden en el "desamparo".

Entonces, el planteamiento de la SC ante tal situación es que el Cedart ocupe de manera temporal (en comodato) la Casa de la Cultura Jalisciense (cuyos últimos trabajos de rehabilitación tendrán que terminar este 31 de mayo), pero la resolución final está en manos de la Secretaría General de Gobierno.

"No se ha concretado nada, estamos viendo en términos jurídicos establecer un convenio temporal con cláusulas muy específicas", agregó.

Entre los acuerdos, Cravioto Lebrija comentó la posibilidad de solicitar al INBA el equipamiento del espacio, "para que esto quede como beneficio del edificio", pues de entrada la ocupación de la Casa de la Cultura Jalisciense no significará un gasto en rentas, por ejemplo, para el Cedart.

El convenio con el INBA podría establecer que el Cedart permanezca en el espacio durante un ciclo escolar o máximo dos. Cravioto Lebrija precisó que la ocupación del Cedart sería únicamente en la primera y segunda planta de la Casa de la Cultura Jalisciense, sin hacer uso de la galería y el auditorio.

Temas

Lee También