Lunes, 20 de Enero 2020
Cultura | El tenor se presentará en el Teatro Real de Madrid

Juan Diego Flórez prepara los conciertos ‘’más difíciles’’ de su carrera

El artista peruano ofrecerá dos recitales con arias de Rossini, los cuales considera muy difíciles de interpretar

Por: EFE

MADRID, ESPAÑA.- El tenor peruano Juan Diego Flórez ofrecerá mañana y el domingo en el Teatro Real de Madrid dos recitales que serán "los más difíciles" que ha hecho en su carrera, una trayectoria que esta estrella de la lírica de 36 años cuida con prudencia porque "no va de menos a más, sino de más a menos".

Estos dos recitales, que realizará acompañado del pianista Vicenzo Scalera y con un repertorio en el que destacan arias de Rossini, su especialidad, fueron los que Juan Diego Flórez ofreció al Teatro Real a cambio de cancelar su compromiso para interpretar el Rigoletto de Verdi.

"Es una ópera que he cantado dos veces, pero tiene una tesitura un poco baja para mi voz. Me sacaría de carril y después me costaría cantar mi repertorio habitual. Lo que voy a cantar es mil veces más difícil", aseguró hoy el tenor en la presentación de sus recitales.

Asegura que "más adelante" tanto Rigoletto como las óperas de Mozart estarán en su repertorio, cuando el bel canto "lleno de agudos" al que ha dedicado sus trece años de carrera le resulte difícil.

"La voz va cambiando, va perdiendo flexibilidad y se va asentando en otros registros. Más que una evolución es una involución. Cuando uno cambia de repertorio es porque ya no puede con el que hace. No se va de menos a más, sino de más a menos", explicó.

Pero él confía en que "por muchos años" pueda seguir con su repertorio actual porque "es lo que amo y lo que el público quiere oír", algo que él alimenta "con una buena técnica, estudiando" y siguiendo el ejemplo de su admirado Alfredo Kraus, que "hasta edad avanzada cantaba el repertorio que cantó en su juventud".

Asegura que no tiene temor de quemar su voz aunque no olvida nunca que "las cuerdas vocales son dos membranas pequeñísimas" y que hay que cuidarse "sin obsesionarse".

Por eso él ha seguido el consejo que le dio Pavarotti, quien le reconoció como su sucesor, de guardar siempre dos días de descanso entre función y función.

Entre sus proyectos figura el de grabar un disco de arias sacras, que incluirá probablemente una compuesta por él mismo, pero también volver al Real el próximo año con I Puritani de Bellini en formato de concierto, según contó el tenor, cuya agenda tiene ya citas hasta el 2015.

Sigue adelante su proyecto con el director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel de ofrecer un concierto en Machu Picchu como "una señal" para "hacer saber al mundo lo que estamos haciendo", así como el de ayudar a crear en su país una red de orquestas infantiles y juveniles que dé a los niños "la posibilidad de abrirse paso con un instrumento".

Lo que no tiene en mente es volver a cantar rock, como hizo en su juventud: "No tengo especiales ganas. Todavía escucho rock y tengo mi guitarra, con eso es suficiente".

Y es que de momento su estatus en el mundo de la lírica es intocable hasta por la crisis económica: "Sé de muchos de mis colegas, sobre todo en Italia, a los que se les cancelan funciones. Yo me estoy salvando por ahora", comentó.

Temas

Lee También