Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Octubre 2019
Cultura | Tras las pistas de Luis Barragán

Inauguración de la muestra ‘’Itinerarios espirituales’’

La Casa ITESO Clavigero celebra con una exposición el octogésimo aniversario de la construcción de la que fuera la residencia de Efraín González Luna

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Más de dos décadas después de la muerte de Luis Barragán (1902-1988), la figura de este arquitecto tapatío que basó su obra en la luz y el color, en la búsqueda de una domesticidad a la vez moderna y tradicional, y en la relación entre arquitectura y paisaje y entre arquitectura y ciudad sigue estando muy presente en Guadalajara. De lo que no se es tan consciente, apunta Alfonso Alfaro, director del Instituto de Investigaciones Artes de México, es de la relevancia que este personaje continúa teniendo en el mundo. Y es que de pronto se olvida que está considerado como el arquitecto mexicano más importante del siglo XX, así como una de las grandes figuras de la escena internacional dentro del campo arquitectónico. Ganador del Premio Nacional de las Artes en 1976, del prestigioso Premio Pritzker en 1980 y del American Prize for Architecture en 1987, Barragán ha logrado la atención y el reconocimiento internacional por la calidad poética de sus obras.

No es habitual "ver a Barragán desde Guadalajara" y son excepcionales las exposiciones que se han montado en torno a su figura y su obra en un recinto de su autoría. Ahora, la casa que diseñara hace justo 80 años para Efraín González Luna en el número 2083 de la avenida José Guadalupe Zuno de la capital jalisciense y que hace una década fuera bautizada como Casa ITESO Clavigero tras su compra por esta universidad jesuita de Guadalajara ofrece el privilegio de apreciar lo más explícito de la obra barraganesca en este espacio mismo.

Libros, fotografías, documentos, discos, figuras de madera y botellas de vidrio, entre otros objetos pertenecientes a la colección personal del artista conservada en su casa de la Ciudad de México, integran la exposición Barragán, itinerarios espirituales, organizada a partir de un trabajo de investigación de Alfonso Alfaro, curador también de la muestra junto con el equipo del Centro de Promoción Cultural del ITESO y la asesoría de María Palomar.

Desde la perspectiva de Gutierrez Aceves Piña, coordinador de la Casa ITESO Clavigero, esta exposición ofrece un retrato de Barragán, realizado a partir de varios itinerarios que ha seguido Alfonso Alfaro en la biblioteca de la casa del arquitecto tapatío en la capital del país y de seguir las pistas que en su faceta de lector dejó en sus libros mediante marcas, esquinas de hojas dobladas, encartes o fotografías. Toda una serie de señales que el director del Instituto de Investigaciones Artes de México fue descubriendo y siguió para presentar en la muestra Barragán, itinerarios espirituales los diferentes núcleos temáticos de los que el artista tapatío se nutrió para traducirlos después en su obra, desde la literatura y la música, pasando por la filosofía, la historia o la religión.
Uno de los aspectos más interesantes de esta muestra, según su curador, es la oportunidad que brinda de ver la diferencia entre un constructor y un artista, entre un profesionista y un creador. "Profesionista es alguien que sabe manejar las reglas y las artes de un oficio, y un creador es alguien que con las reglas y las artes de su oficio sabe decir algo que nunca nadie dijo antes, como Barragán, alguien tan de aquí, tan normal, que hizo algo que iba a contracorriente de lo que se estaba haciendo en el mundo para integrar algo completamente original. Lo más notable de la obra de Barragán probablemente es que gente de Marruecos la ve y la siente suya, también en Japón y lo mismo pasa con los españoles y con los franceses. Todo el mundo puede reconocer esa obra como suya y que alguien haya podido hacer eso, crear una obra sin palabras y sin explicación, que la gente de cualquier país sienta que le es propia y se sienta bien, eso es lo que es excepcional", apunta Alfonso Alfaro.
 
Estilo único

Luis Barragán (Guadalajara, 1902-Ciudad de México, 1988) es, sin duda, el arquitecto mexicano más importante del siglo XX. Realiza sus primeras obras en la capital jalisciense, mostrando su interés por las propuestas de la modernidad europea, el estilo internacional y el purismo de Le Corbusier.

Sus obras demuestran un talento que supo conjugar el método de construcción tradicional del país con el lenguaje de la modernidad, obteniendo resultados al mismo tiempo mexicanos e intrínsecamente universales.
Es uno de los primeros arquitectos en utilizar el paisaje dentro de la arquitectura, tanto en las casas de campo como en las viviendas particulares.

Su confianza en la fuerza de la simplicidad, su búsqueda infatigable tanto en la calidad del material como en la estética, su sutil sensibilidad por los colores y, por último, su particular forma de "ver", marcan toda su obra y hacen imposible cualquier intento de imitación.
 
En síntesis


QUÉ. Exposición Barragán, itinerarios espirituales.
QUIÉN. Alfonso Alfaro, curador.
CUÁNDO. Inauguración: Jueves 4 de junio de 2009, 20:00 horas.
DÓNDE. Casa ITESO Clavigero (Guadalupe Zuno 2083).

Temas

Lee También

Comentarios