Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 25 de Noviembre 2017
Cultura | Introducción de la tecnología en el mundo digital Cada vez hay más libros que se pueden leer en

El futuro incierto de los libros electrónicos

El mundo de los E-book, crece cada ves más

GUADALAJARA, JALISCO.- Cada vez hay más libros que se pueden leer en aparatos electrónicos, pero muchos obras siguen siendo imposibles de conseguir en un formato que no sea papel.

Entre los más recientes debutantes en el mundo de la lectura electrónica está El señor de los anillos de J.R.R. Tolkien, que fue divulgado en ese formato después de muchos años de negociaciones.

"Los asistentes de Tolkien querían estar totalmente seguros de que los libros electrónicos no iban a ser algo efímero", comenta David Brawn, director de publicaciones de HarperCollins UK, que anunció la difusión electrónica de las obras.

"Después de mucho tiempo pudimos convencer a los representantes de Tolkien de que el libro electrónico es un formato legítimo y popular", agrega.

Ciertamente están saliendo libros electrónicos de autores que hasta ahora se resistían, como Tom Clancy y Danielle Steel, y posiblemente John Grisham.

Pero aun así, muchas obras importantes siguen sin presencia en el mundo digital, como la serie Harry Potter, Catcher in the Rye, Catch-22, Lolita, To Kill a Mockingbird (Matar a un ruiseñor), Atlas Shrugged, Things Fall Apart, The Outsiders y Fahrenheit 451.

Tampoco hay versiones digitales de obras de autores como Thomas Pynchon, Günter Grass, Cynthia Ozick, Sutds Terkel, Roberto Bolaño o Saul Bellow.
Las razones pueden ser legales, financieras, técnicas o filosóficas.

Hay casos en los que el autor o sus representantes simplemente se niegan, como J.K. Rowling, que se ha mostrado partidaria de los libros impresos y escéptica ante los avances de la tecnología.

Otras veces, el libro no se ajusta al formato electrónico, como An Inconvenient Truth, de Al Gore, que contenía muchas ilustraciones.

En determinadas situaciones, el autor o sus representantes desean más dinero por derechos de autor. Muchos agentes se quejan de que las regalías recibidas por los libros electrónicos (el 25% de los ingresos netos) son demasiado bajas y deben ser duplicadas.

"Las casas editoras reciben muchísimo dinero, especialmente de los libros digitales", denuncia Timothy Knowlton, presidente ejecutivo de Curtis Brown Ltd. En su opinión, "es muy injusto que no paguen más y eso les perjudicará luego".

Temas

Lee También

Comentarios