Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Enero 2019

Cultura

Cultura | Arquitectura

Crear hospitales ''hotel''

Ricardo Sánchez recrea las bondades de espacios para el descanso, en un par de nosocomios de la ciudad

Por: EL INFORMADOR

Ricardo Sánchez trabajó casi dos décadas con los arquitectos Ricardo y Roberto Elías. Hace diez que trabaja por su cuenta. S.NÚÑEZ  /

Ricardo Sánchez trabajó casi dos décadas con los arquitectos Ricardo y Roberto Elías. Hace diez que trabaja por su cuenta. S.NÚÑEZ /

GUADALAJARA, JALISCO (13/AGO/2011).- El Centro Médico Puerta de Hierro, inmerso en el cuantioso conjunto de torres que se levanta en la parte noroeste de la Zona Metropolitana de Guadalajara,  en el municipio de Zapopan, es uno de los contados proyectos realizados ahí por firmas de arquitectura tapatía.

Autoría de Ricardo Sánchez Hernández (egresado del ITESO, 1980) y con 24 pisos que albergan casi una treintena de especialidades que van de la angiología a la urología y preconcebida por los dueños como “una torre forrada de cristal (que) no tiene el aspecto de un hospital por fuera; tampoco por dentro”, es un proyecto que ganó en un concurso convocado por médicos locales entre cuatro oficinas de arquitectura de la ciudad.

De cristal
Pero esta torre médica, de fachada convexa y construida con materiales de acero, hormigón y cristal, que se erige sobre el Boulevard Puerta de Hierro, forma parte de un conjunto que incluye también un edificio contiguo de medicina ambulatoria que se construyó en tiempos en los que la zona no permitía mayores alturas. En éste, se hicieron tres estructuras –una curva y dos rectas con paneles de cristal sobrepuestos- para segmentar las especialidades médicas. El artífice del proyecto total, Ricardo Sánchez, explica que “lo que los une son los lobbys a cuádruple altura con elevadores panorámicos, que ahora dan una vista muy interesante porque desde estos se ve todo Andares”.

Pero mientras que estos edificios van de los cinco a los siete pisos, la torre que se levantó entre 2004 y 2005 –una vez que “el condominio nos permitió hacer más pisos, el cliente compró un terreno adyacente y se fusionaron los coeficientes de ambos terrenos”- logró autorización para 24 niveles alcanzando una altura de 110 metros.

Sánchez Hernández cuenta que al iniciar por el núcleo de medicina ambulatoria, luego de ganar el concurso, sus conocimientos sobre hospitales eran bastante limitados así que “a estudiar y ponerte a investigar”.

Libros y asesorías con especialistas provenientes del Distrito Federal, aunado a su experiencia en el desarrollo de arquitectura hotelera que adquirió al formar parte, durante casi 20 años, del despacho de Ricardo y Roberto Elías, de donde han salido los proyectos de hoteles como los Quinta Real, fueron las fuerzas creativas para sacar adelante esta torre que alberga 59 habitaciones de hospital.

El arquitecto comenta que es gracias a este bagaje adquirido con los Elías que emana “la idea de hacer un hospital que fuera más hotel, que no sintieras la sensación de entrar a un hospital”. Por ello, mucha de su atención estuvo en las habitaciones y su distribución, además por supuesto, de todos los temas alusivos a ubicación de quirófanos y demás áreas de especialidad hospitalaria.

Gracias al éxito en funcionalidad y ventas del Centro Médico Puerta de Hierro, Ricardo Sánchez enseguida tuvo a su cargo el proyecto arquitectónico del Hospital Real San José que se localiza en el cruce de las avenidas Lázaro Cárdenas y Niño Obrero.

“Ese fue más sencillo por la experiencia que ya traía y además ahí los doctores fueron consultados sobre qué querían y qué no querían”.

De acuerdo a su autor arquitectónico, se trata de proyectos totalmente diferentes ya que además de corresponder a clientes distintos, el Real San José está “en un terreno más compacto y logró una mejor distribución”. Con la experiencia ganada luego de estos dos edificios que “fue como aprendí esto de los hospitales”, el tiempo trajo uno más en Pachuca, Hidalgo, mismo que ahora se encuentra detenido pero en espera de su construcción.

Las casas son más complicadas
También autor de edificios habitacionales como la polémica Torre Q en José María Vigil y Ontario, la Torre Q en Eulogio Parra y la Torre Q Mónaco, todas en la colonia Providencia, además de otros desarrollos también pertenecientes al Grupo Veq entre los que está el condominio horizontal Del Prado en Naciones Unidas, Sánchez Hernández sostiene que “es más complicada la casa que una torre”.

Con suficiente experiencia en este rubro –dentro del país y en el extranjero-, advierte que “te consume el mismo tiempo una casa que un edificio, aunque el edificio te de más libertad”.

Con treinta años de práctica y diez de haberse independizado, Ricardo Sánchez subraya la importancia de contar con una trayectoria: “Entre más grande y maduro, más vas entendiendo el concepto de la arquitectura –dice- porque en esto, todos los días se aprende algo. Hoy proyectas una casa, mañana un edificio, revisas una cosa, revisas la otra, te pones a diseñar un mueble, esto es muy basto y no te lo acabas”.

En tanto, respecto al gran crecimiento de la zona Puerta de Hierro, Sánchez Hernández ve como positivo el hecho de que participen arquitectos extranjeros y enaltece la segunda contribución de la española Carme Pinós, mientras que respecto a la carga urbana que demandará más y mejores servicios municipales, señala: “Creo que eso es lo que habrá que vigilar más”.

Ana Guerrerosantos

Para saber
De la polémica Torre Q

Contratado como arquitecto proyectista de la Torre Q, de Eulogio Parra y Ontario, edificio amparado para evitar una orden de demolición parcial, por haber sobrepasado en cinco pisos la altura permitida por la reglamentación municipal de Guadalajara, dice: “Los dueños, que son los habitantes del edificio –ya no el desarrollador- deberían haber demandado al que dio el permiso, porque la construcción se inició con autorización. Ahora ir en contra de eso es ir contra los dueños y eso es ir contra la ciudad”, asegura Ricardo Sánchez Hernández.

Temas

Lee También

Comentarios