Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019
Cultura | Samblancat presenta en su espacio de la feria aguafuertes del mexicano Carlos Amorales

Art Basel tiene un prometedor inicio

La feria que se inauguró ayer al público y que podrá recorrerse hasta el próximo domingo ha tenido buenos ingresos para las galerías españolas y latinoamericanas

Por: EFE

BASILEA, SUIZA.- El prometedor inicio de Art Basel ha repercutido positivamente en el ánimo de las galerías españolas y latinoamericanas que participan en esta prestigiosa feria de arte, algunas de las cuales incluso están sorprendidas de lo bien que empezó este evento para ellas.

La feria se inauguró ayer al público, que podrá recorrerla hasta el próximo domingo, pero ya en la víspera abrió sus puertas exclusivamente para coleccionistas y profesionales, una jornada en la que tradicionalmente se realiza una buena parte de los negocios.

El director de la galería española Polígrafa, Angel Samblancat, dijo que registró ventas significativas en los dos primeros días de feria.

"Veníamos con expectativas más bajas", confesó, tras señalar que pese al sentimiento de inseguridad generado por la actual crisis mundial "el arte es otra historia y sigue siendo un valor refugio".

"La crisis ha tardado más en llegar al arte y lo ha hecho de forma menos severa", consideró el responsable de Polígrafa, una galería veterana en Art Basel, en la que participa desde su primera edición en 1969.

Samblancat presenta en su espacio de la feria aguafuertes del mexicano Carlos Amorales, un vídeo numerado y firmado (acompañado por una monografía) de Gary Hill, intervenciones en fotos del chino Wang Huai-Qing y litografías estampadas sobre planchas de aluminio del peruano Fernando Bryce, entre obras de otros artistas.

De este último también presenta dos piezas únicas otra galería española, Prats, cuya directora reveló que "empezamos la feria sorprendidos y con más visitantes importantes de los que nos hubiésemos imaginado".

La marchante Gloria Pérez destacó la afluencia de representantes de museos, de colecciones corporativas e instituciones públicas, en quienes observó una "fuerte conciencia" de la importancia del arte en estos tiempos difíciles y una "extraordinaria voluntad" de sacar el sector adelante.

Su galería ya ha vendido trabajos del brasileño Caio Reisewitz, de quien presenta una enorme fotografía del mar tomada desde el aire y de la que trasciende una llamada de atención ecológica y política, así como del mexicano Eric Beltrán, de quien expone una pintura conceptual.

Asimismo, Pérez dijo que sendos museos de Suiza y Bélgica le solicitaron propuestas para adquirir trabajos del peruano Bryce y del español Perejaume.

Para la galería mexicana Kurimanzutto, quien participa por sexto año consecutivo en la feria, también han sido dos primeros días intensos, en los que ha vendido prácticamente la mitad de las piezas que ha traído consigo.
Su directora de ventas, Daniela Zárate, sostuvo que la fuerza de Kurimanzutto está en "haber trabajado con los artistas desde sus inicios y crecido con ellos".

La galería de México presenta diversos proyectos artísticos, como el creado a base de hojas de cactus de más de 200 años de Gabriel Orozco o la escultura abstracta de espejos y granos de plata del tailandés Rirkrit Tiravanija.
Por segundo año ha logrado un lugar en el selecto club de galerías que participan en Art Basel la argentina Benzacar, cuyo objetivo es mostrar el arte de su país a nivel internacional, para lo cual exhibe obras de distintas etapas de León Ferrari, entre otros varios artistas.

Orly Benzacar, directora de la galería, explicó que estar en esta feria requiere esfuerzos considerables, pero que merecen ampliamente a pena.

"Nos vaya bien o mal (en término de ventas) siempre vale la pena venir. Ser admitido aquí es la única posibilidad que tenemos de mostrar el arte argentino en la escena internacional, pues de lo contrario quedaríamos olvidados", sostuvo.

Para Benzacar, este año los visitantes se muestran "menos compulsivos" y "más reflexivos", con respecto al año pasado, cuando participó por primera vez en este evento.

Una opinión similar expresó el español Pepe Cobo, quien dijo que notaba "cierta calma" y una "actitud menos agresiva" de parte de los coleccionistas.

Cobo decidió proponer en Art Basel obras que tuviesen en común el tema del rostro, desde pinturas y esculturas de distintos materiales hasta diapositivas.

"Es un stand temático en torno a la idea del rostro y la identidad, de los rasgos físicos que de alguna manera son el reflejo de lo que llevamos oculto dentro y que funcionan como una especie de máscara", explicó.

Temas

Lee También

Comentarios