Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Enero 2019
Cultura | Conferencia en torno a la labor que ama

Andrés Casillas de Alba compartirá su pasión, la arquitectura

El arquitecto, enemigo de la 'autopromoción', está dispuesto a desarrollar una charla sabrosa en torno a la labor que ama

Por: EL INFORMADOR

Andrés Casillas de Alba está listo para todo, excepto para el aburrimiento. EL INFORMADOR  F. Atilano  /

Andrés Casillas de Alba está listo para todo, excepto para el aburrimiento. EL INFORMADOR F. Atilano /

GUADALAJARA, JALISCO (18/SEP/2014).- La Escuela Superior de Arquitectura (Esarq), en colaboración con la Fundación de Arquitectura Tapatía Luis Barragán AC, hospedarán esta noche una charla-conferencia en la que, bajo el título de “Andrés Casillas: obra y reflexiones”, el destacado arquitecto mexicano —de origen jalisciense— sostendrá una plática con su colega y ex colaborador Juan Palomar acerca de su trayectoria que, pese a ser uno de los más importantes arquitectos del país, es poco conocida debido a su rechazo por la autopromoción.

Con todo, a pesar de no ser muy afecto a brindar charlas o hablar sobre su trabajo, Casillas de Alba accedió a venir a Guadalajara porque se le solicitó “de una manera que no pude negarme”, y —admite— “parece que le estoy perdiendo el miedo al público”; lo anterior, porque recuerda que en fecha reciente, tras cumplir 80 años, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) le rindió un homenaje y le invitó a dar una conferencia en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, a donde acudió “con miedo a hacer el gran ridículo”.

Sin embargo, comenta que al dirigirse al foro, al observar la sala repleta de gente “se me quitó el temor y comencé a hablar de atrás para adelante y viceversa”. La invitación para dar una charla similar partió de la Fundación de Arquitectura Tapatía Luis Barragán, la cual presidió en el pasado, y sin la costumbre de hablar en público, “espero que —ya entrado en gastos— todo salga bien”.

Durante la conferencia, Casillas proyectará una serie de 70 fotografías que no corresponden a toda su obra, con lo que espera que “la charla sea más ligera, y me da pie para adornarla y compartir algunos comentarios y anécdotas; algo que, creo, quedó bien en Bellas Artes”.

El niño y el jardín


Para el arquitecto, en la vida “uno no aprende nada, se aprende lo que quiere aprender; en mi caso, se trató siempre de decisiones intuitivas. Uno sabe dónde quiere estar y qué le interesa, se busca donde se siente uno bien”, de modo que, en lo que concierne a la arquitectura, a Andrés Casillas de Alba no le agradan “las palabras muy intelectuales”, por lo que sostiene que “ante un problema arquitectónico uno va tanteando, descubriendo cuál puede ser la solución, poco a poco, hasta que el proyecto queda bien”.

De niño, recuerda, su madre lo llevaba a casa de Luis Barragán, donde quedó “maravillado” por sus jardines y, de ahí, cree firmemente que “un niño encuentra o sabe percibir la magia, el encanto y el misterio, en este caso, de ese jardín”.

Entonces Andrés Casillas reconoce que Luis Barragán, de alguna manera, mantuvo esa capacidad infantil (la percepción de la magia, el encanto y el misterio), y también advierte que en su caso, “simplemente no la posee (...) He intentado vivir y trabajar así, pero eso es otra cosa”.

De aquí para allá


Andrés Casillas de Alba se sintió atraído por la palabra “arquitectura” desde la infancia, algo que comprobó cuando su padre quiso que estudiara contaduría, carrera que abandonaría en un mes para luego dejar su casa e irse “de aventón a los Estados Unidos”; a su regreso, la familia se trasladó a Guadalajara y se inscribió en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Su primer trabajo lo tuvo al lado del arquitecto tapatío Julio de la Peña, a lo que siguió su estancia en Alemania, en la Hochschule de Ulm, donde descubrió que “lo que enseñaban no me interesaba nada” (aunque la “vida estudiantil” le encantaba).

Partió más tarde, por un año, a Isfahán (en el Irán de hoy) y, tras concluir la escuela, regresó a México para presentarse ante Luis Barragán —a quien conocía porque fue amigo de su madre— en su casa, y con quien comenzó a trabajar de nuevo en el país.

Después de unos años, “comenzaron a hacerme encargos” y gracias a la “generosidad de Luis, que era un caballero”, Jaime Casillas abrió su despacho en 1967.

No mirar con frialdad

Andrés Casillas reconoce que no puede mirar hacia su oficio “con frialdad”, algo que considera como una actitud “que me sale, no me fuerzo a nada ni me pregunto nada, se da natural”. De este modo, le resulta claro que ha sido “una fortuna” la oportunidad de poder dedicarse a algo que le fascina.

Y eso quizá facilite su encuentro con los asistentes a la charla de esta noche, aunque —confiesa— “ni sé lo que diré en la conferencia, traigo mi trabajo para mostrarlo tal como lo hice en la Ciudad de México, sólo espero que todo salga bien”.

Eso sí, cuenta con que los asistentes puedan hacerle “preguntas” sobre su trabajo, “porque así me evitan hacer discursos sesudos y aburridos”; finalmente, su carácter se refleja no sólo en esa idea de no resultar aburrido, sino en el resultado de una educación que, por lo menos, ha sido singular en lo formal: “casi te puedo decir que nunca estuve en la escuela”.

PERFIL

Aprendizaje y creación continuas


Andrés Casillas de Alba (México, 1934) estudió en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara (1950-1953), en la UNAM (1953-1955) y en la Hochschule de Ulm, Alemania (1957-1961). Inició su práctica profesional en la planeación de la ciudad de Isfahán, Persia. Posteriormente trabajó en la Ciudad de México en el taller del arquitecto Augusto H. Álvarez (1955-1957) y en el taller del arquitecto Luis Barragán (1962-1966). A partir de esa experiencia estableció su propio despacho (1967) primero en la capital del país, después en Guadalajara y más tarde en Cuernavaca. Su primer proyecto consistió en un grupo de casas en la isla de Corfú, Grecia. Ha incursionado en diferentes géneros arquitectónicos. Es autor de una ciudad utópica llamada “La ciudad de plazas”. Actualmente continúa trabajando en su taller y está terminando un proyecto en Australia.

TOMA NOTA


CONFERENCIA:

“Andrés Casillas: obra y reflexiones”.

FECHA: hoy, jueves 18 de septiembre 2014.
HORARIO: 20:00 horas
SEDE: Escuela Superior de Arquitectura (Esarq), Libertad 1745, entre Bruselas y Juan de Ojeda, colonia Americana.
ENTRADA LIBRE.

Temas

Lee También

Comentarios