Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Julio 2019
El cártel Nueva Generación se ha convertido en uno de los principales proveedores de metanfetamina para los EU. EL INFORMADOR
Jalisco

Consumo de metanfetamina gana terreno en el Estado

El cristal es la segunda droga de mayor consumo en Jalisco, sólo por debajo de la mariguana 

El Informador

La metanfetamina, conocida popularmente como “cristal”, se ha consolidado como la segunda droga ilegal de uso en el estado de Jalisco, solo superada por la mariguana, de acuerdo a datos revelados por la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat) y del Sistema de Violencia Epidemiológica de las Adicciones (Sisvea).

Hasel Pérez, director del centro de rehabilitación “Un Proyecto de Vida y Libertad”, que es exclusivo para mujeres, muestra los registros de las pacientes que han pasado por el centro. La palabra “cristal” plaga las columnas donde se señala el motivo de ingreso.

“Desde la primera usuaria que tuvimos, fue por consecuencia del cristal. De ahí se ha generado un boom”, dice.

Santiago, quien usa esta droga desde hace más de dos años y hoy está en rehabilitación en la Unidad de Hospitalización de los Centros de Integración Juvenil (CIJ), destaca: “Muchos coincidimos que es la droga de moda. Me causaba mucho placer. Me dio mucho, pero me quitó demasiado”.

Tras un consumo de ocho días consecutivos, Santiago tuvo que ser hospitalizado. Luego fue enviado a un psiquiátrico y, finalmente, fue ingresado al centro. Su familia lo llevó para que intente superar su adicción.

En la última década, la metanfetamina se ha abierto paso entre la población jalisciense, desplazando a otras sustancias como la cocaína o el crack. Según revela la Encodat, en 2008 Jalisco ocupaba el séptimo lugar nacional en el consumo de esta droga: siete de cada mil personas reportaron uso de cristal en algún momento de su vida. Para 2017, esta cifra se había triplicado.

"Por 100 pesos tú tienes cinco dosis que están al alcance de cualquier joven" Luis Cisneros, regidor del Ayuntamiento de Guadalajara.

“La metanfetamina es una droga de reciente uso, prácticamente. No era una droga que estuviera con un consumo frecuente aquí en México”, comenta Enrique Aceves Arce, coordinador regional de la Zona Centro Occidente de los CIJ. Agrega que entre el 85% y 90% de las personas que atienden, son por consumo de esta sustancia.

En 2004, apenas un 10% de los pacientes atendidos por los CIJ en Jalisco había consumido metanfetamina. En 2017, el número subió a 57%. La única droga ilegal que supera a la metanfetamina en consumo dentro de los pacientes del Centro es la mariguana.

La estadística se replica a nivel nacional, en donde el consumo de metanfetamina ya desplazó al de la cocaína y el crack. Sólo se ubica por detrás de la mariguana.

“Parece ser que en Jalisco tenemos uno de los principales problemas con estas sustancias”, indica Luis Javier Robles Arellano, del Consejo Estatal Contra las Adicciones en Jalisco (CECAJ).

“Veía cosas, sentía como  gusanos en la cara”

El porcentaje de pacientes en rehabilitación por consumo de metanfetamina aumentó de 10% a 57% en trece años.
ARCHIVO / EL INFORMADOR

Samantha tiene actualmente 21 años. Su primer contacto con la metanfetamina fue a los 13 años cuando unos amigos le dieron a probar la sustancia. En ese momento no le llamó la atención. Fue hasta los 16 años cuando la volvió a consumir y, esta vez, sí quedó enganchada.

Ese fue el inicio de un camino que, eventualmente, la llevó a consumir a diario. Cuenta que ella y su pareja podían consumir hasta 12 gramos en un día.

“Veía cosas, sentía como si tuviera gusanos en la cara”, dice al recordar cómo eran los “bajones” que le provocaba la droga.

El nivel de adicción de Samanatha era tal que soportaba las golpizas de su pareja a cambio de tener acceso a más dosis. No lo dejó hasta que encontró un “fumadero” para vivir y seguir consumiendo; incluso dice que llegó a tener relaciones sexuales a cambio de más dosis.

Ahora se encuentra en rehabilitación en el centro “Un Proyecto de Vida y Libertad”, exclusivo para mujeres. Su director, Hasel Pérez, informa que tienen pacientes de entre 12 y 57 años de edad.

Tanto Pérez como Enrique Aceves Arce, este último coordinador regional del Centro de Integración Juvenil (CIJ), coinciden en que la metanfetamina es una droga que ataca a cualquiera. Entre sus pacientes no hay un patrón de edad, género o estrato social.

Carlos, de 47 años de edad, cuenta que él era un consumidor de otras drogas, principalmente cocaína. Sin embargo, cuando probó el cristal se encontró con una sustancia que no pudo manejar: “Yo usaba una droga un tiempo y la dejaba. Con el cristal ya no fue así. Intenté asesinar a mi familia. Me bajé al patio, desconecté el gas y prendí un encendedor”.

El uso de la droga provocó que comenzara a tener problemas con su esposa y que sus hijos le perdieran la confianza. La metanfetamina lo fue sumiendo en un hoyo más profundo que derivó en cuatro intentos de suicidio.

El intento de asesinato de su familia ocurrió durante una “malilla”, pues se le impuso una orden de restricción.

Carlos y Samantha saben que en el momento en que vuelvan a poner un pie en las calles, sus rehabilitaciones apenas comenzarán. 

Es altamente adictiva 

Uno de los factores que ha contribuido a su popularidad es el bajo costo de producción y distribución que tiene al no ser una droga de importación. ARCHIVO / EL INFORMADOR

El aumento en el consumo de metanfetamina se debe a varios factores: el bajo costo de producción, la alta intensidad de sus efectos en comparación con las otras drogas mencionadas, y el hecho de que no es una droga de importación.

Mientras la cocaína tiene un efecto de media hora y cuesta mil pesos la dosis, la metanfetamina puede durar de ocho a 12 horas y costar 100 pesos la dosis, indican psiquiatras de la Unidad de Hospitalización del Centro de Integración Juvenil.

Además, se trata de una droga fácil de obtener en la ciudad, comenta Samantha, quien se encuentra en rehabilitación. Expresa que uno de sus mayores temores es volver a consumirla tras abandonar el centro: “Me paro en Zapopan, me paro en San Agustín, y la consigo”.

El coordinador regional de los CIJ apunta que el número de personas a las que comenzaron a tratar por consumo de cristal aumentó de manera notoria en los últimos cinco años. Afirma que las personas que acuden al centro, por lo común llevan menos tiempo consumiendo metanfetamina en comparación con otras sustancias.

Aceves puntualiza que a las personas que consumen otras drogas les puede tomar entre cinco y siete años decidir tomar un tratamiento. La metanfetamina, en cambio, provoca que su consumidor busque rehabilitarse en un año o menos.

“La metanfetamina se puede hacer con materiales fáciles de conseguir. Se trata de sustancias que no han sido prohibidas por la Cofepris”, indica Pablo, quien consumió metanfetamina durante más de  una década. Esto, tras volverse adicto por el contacto cotidiano que tenía con la sustancia cuando colaboraba con el crimen organizado.

De acuerdo a la Encodat, entre 2008 y 2017 se triplicó el consumo de cristal en Jalisco. AP

Debido a que se trata de materiales no endémicos, como sí sucede en el caso de la cocaína, la producción de metanfetamina no implica los gastos y dificultades de la importación y el traslado de la droga. En cambio, puede ser producida en laboratorios clandestinos.

Apoyo a centros de rehabilitación, una prioridad para Guadalajara

El pasado 9 de noviembre, el Ayuntamiento de Guadalajara aprobó una iniciativa, del regidor emecista Luis Cisneros, para hacer del combate a la metanfetamina una política prioritaria en la capital jalisciense.

La iniciativa busca generar una coordinación entre el gobierno tapatío y asociaciones civiles orientadas a la rehabilitación de adictos, para ayudar a quienes han caído en las garras de esta sustancia.

Cisneros explica que es urgente que todos los centros que existen en la ciudad cuenten con las herramientas posibles para rehabilitar a sus pacientes, con el objetivo no sólo de erradicar la adicción, sino prevenir las recaídas de los pacientes.

"Cuando bajas a la realidad y traes cosas cargando, y además le pones droga, terminas haciendo cosas que en ese momento no piensas" Santiago, adicto en rehabilitación.

Al igual que otros expertos en salud y trabajadores de centros de rehabilitación, indica que una de las principales causas para que las personas presenten una recaída tras un periodo en rehabilitación, es porque retornan a los ambientes que contribuyeron a que se volvieran adictos.

“Se busca lograr una sinergia entre los programas con los que ya cuenta el Ayuntamiento y estos centros”, destaca el regidor.

La propuesta del emecista contempla tener un registro de todos los centros de rehabilitación para adictos a la metanfetamina que operan en la ciudad mediante el Consejo Consultivo para la Prevención de las Adicciones. Esto permitirá colaborar con dichos centros y proporcionarles talleres y capacitación para que sus métodos sean más efectivos.

Además, se busca identificar a las personas rehabilitadas para que el Ayuntamiento pueda apoyarlas con programas de becas o integrarlos a las academias municipales para que aprendan algún oficio que les permita autoemplearse.

“Vamos a convocar a más centros y al CIJ para elaborar una metodología que permita que a los padres de familia que identifican ese consumo en sus hijos, tengan a dónde recurrir y (reciban) apoyo”. 

Auge a escala mundial

Como si se tratará de una serie, los carteles mexicanos mueven a Estados Unidos grandes cantidades de metanfetamina.
ARCHIVO / NOTIMEX

La metanfetamina está en medio de un auge mundial. Regiones como Australia, República Checa, Eslovaquina, Grecia y el Este y Sur de Asia han experimentado un incremento en tiempos recientes, según revela el Reporte Mundial de Drogas 2018, realizado por la Organización Mundial de las Naciones Unidas.

En la última zona mencionada, la adicción a la metanfetamina se ha vuelto una epidemia. El mismo reporte indica que, después de la mariguana, las metanfetaminas son las drogas que más se decomisaron en 2016.

Sin embargo, el documento advierte que las cantidades de aseguramientos de cannabis muestran una tendencia a la baja, mientras que las de cristal y otros estimulantes de tipo anfetamínico muestran un alza.

Entre 2015 y 2016, las metanfetaminas abarcaron 12% de los decomisos de drogas hechos a nivel mundial, dejando atrás a los opioides y la cocaína.

Esta posición como segunda droga de mayor consumo también se encuentra en Jalisco, donde se espera que la metanfetamina se consolide como la segunda principal sustancia ilegal en la segunda mitad de esta década, según el documento “Tendencias a la alza en el uso de metanfetaminas entre pacientes en México”. Se señala que mientras en la década de los noventa se expandió el consumo de la cocaína y el crack, “la segunda década del presente siglo parece ser la década de la metanfetamina”.

Incidencia acumulada en el consumo de metanfetaminas, según la Encodat:

2008 (%)
Baja California 2.7
Baja California Sur 1.6
Chihuahua 1.0
Ciudad de México 0.8
Durango 0.8
Hidalgo 0.7
Jalisco 0.7
Sinaloa 0.7
Michoacán 0.6
Tabasco 0.6
Media nacional 0.5
2016 (%)
Baja California 3.1
Colima 2.4
Sinaloa 2.0
Jalisco 2.0
Nayarit 1.8
Michoacán 1.6
Sonora 1.4
Chihuahua 1.3
Durango 1.3
Zacatecas 1.2
Media nacional 0.9
El Ayuntamiento de Guadalajara busca coordinarse con los centros de rehabilitación para mejorar los métodos de atención a adictos. EL INFORMADOR

Voz del experto: “Pierden conexión con la realidad” 

Rodrigo Ramos Zúñiga (jefe de neurociencias del Centro Universitario de Ciencias de la Salud)

El “boom” de la metanfetamina se debe, entre otros factores, a su alto nivel de adicción. Rodrigo Ramos Zúñiga, jefe de neurociencias del CUCS de la Universidad de Guadalajara (UdeG), explica que se trata de una droga que, por su conformación estructural, es muy similar a la adrenalina y a neurotransmisores (sustancias mediante las cuales se transfiere información de una zona a otra del cerebro) como la dopamina.

“Las anfetaminas se integran ahí y generan las mismas funciones que un neurotransmisor de una manera más potente. Se activan las vías de la recompensa y el placer”, explica.

Esto genera la sensación de energía y de empoderamiento que las personas experimentan al introducir la droga en sus organismos. La sensación es tan potente, cuenta el experto, que el paciente busca repetir la experiencia.

Sin embargo, así como la etapa durante la cual están activos en el cuerpo los efectos de la metanfetamina, también hay un declive luego de que estos se van. Entre estos, se encuentran conductas erróneas como la paranoia, fallos en el comportamiento motriz y en el nivel de atención. De esta manera, dice, los adictos “pierden conexión con la realidad”.

Ramos Zúñiga advierte que es frecuente la combinación del consumo del cristal con otras sustancias, regularmente con el alcohol.

Una droga de producción local

Producir metanfetamina es relativamente fácil ya que los ingredientes son accesibles y los narcolaboratorios se pueden improvisar con elementos caseros. ARCHIVO / NOTIMEX

Los grupos delictivos mexicanos son los encargados de producir esta droga, que originalmente era destinada al mercado estadounidense, pero cuya demanda ha ido en aumento en el país en los últimos años.

Según indica el Departamento de Estado de los Estados Unidos, en México se decomisaron 26.5 toneladas métricas de metanfetamina entre 2014 y 2015, lo que supuso un aumento de 74% con respecto al periodo  2013 y 2014.

Las autoridades estadounidenses también reportan un aumento en la importación de cloruro amónico proveniente de China desde hace tres años. En 2015, el país importó de Oriente 50 veces el promedio de lo que había introducido al país en años anteriores. Dado que se trata de un químico que se utiliza en la fabricación de drogas ilegales como la heroína y la metanfetamina, el Departamento de Estado reporta que dichas importaciones probablemente son utilizadas con fines ilícitos.

"Mi experiencia con el cristal fue muy mala. Todo empieza súper bien, estás muy activo. Luego vienen las malillas y con ellas es un desgaste horrible: no puedes dormir ni comer, te duele la cabeza y estás de malas. Solo consumiendo más se te quita ‘la malilla’"
Pedro, adicto en rehabilitación.

El mismo reporte indica que las drogas sintéticas como el cristal suelen ser comprimidas en tabletas para ser comercializadas haciéndose pasar por medicamentos legales.

El cártel Nueva Generación se ha convertido en uno de los principales proveedores de metanfetamina para los Estados Unidos. La demanda de la sustancia por parte del mercado estadounidense ha permitido que esta organización criminal se establezca como un proveedor de cristal a lo largo de diez kilómetros en la costa del Pacífico, en una ruta que abarca del Cono Sur a la frontera de Estados Unidos y Canadá.

En agosto de este año, este medio reportó que dicho cártel duplicó su presencia en EU entre 2015 y 2017. Se trata del grupo delictivo con mayor presencia en Jalisco. Además, está en los estados de Colima, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos y Veracruz. El crecimiento del cártel ha sido tal, que la PGR ha incluso afirmado que es el único grupo delincuencial que queda en el país.

Numeralia

  • 200% ha sido el aumento en el consumo de metanfetaminas en Jalisco entre 2008 y 2016.
  • 20 de cada mil personas en Jalisco han consumido metanfetaminas alguna vez en su vida.
  • Segundo lugar es el que ocupa la metanfetamina en cuanto a su consumo, superando a la cocaína y al crack. Se ubica sólo por debajo de la mariguana.
  • Alrededor de 20 pesos puede costar una dosis en las calles.
  • Hasta 12 horas pueden durar los efectos de la droga.
  • Un año es lo que suele tomarle a una persona que consume esta droga llegar al punto de requerir tratamiento. Con otras sustancias, las personas suelen necesitar entre cinco y siete años.