Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018
null
Jalisco

El Nueva Generación es el único cártel que queda en México: PGR

El encargado de despacho dice que del resto de los grupos “sólo quedan células”; la captura de “El Mencho”, una prioridad para las fuerzas de seguridad de México y EU

El Informador

El encargado de despacho de la Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán, afirmó que el cártel Nueva Generación es el único grupo delincuencial que queda en el país.

"Consideramos que es muy importante la captura (de ‘El Mencho’). Es la misma recompensa que, en su momento, se ofrecía por otro alto representante de una organización criminal, como lo fue ‘El Chapo’ Guzmán. La estrategia del Gobierno mexicano para abatir la impunidad y los índices de violencia es la detención de esta persona".

En una entrevista radiofónica, el funcionario federal destacó la presencia que tiene y la violencia que genera y aseguró que del resto de los grupos criminales sólo quedan células “que se han venido debilitando”.

En marzo de 2017, un informe de la PGR, obtenido vía Transparencia, acentuó la existencia de nueve organizaciones: Pacífico, Arellano Félix, La Familia Michoacana, Carrillo Fuentes, Beltrán Leyva, Los Zetas, cártel del Golfo, Los Caballeros Templarios y Nueva Generación.

En ese entonces documentó 35 células delictivas. Sin embargo, ninguna se vinculó con el Nueva Generación que entonces, según la dependencia, tenía presencia en entidades como Jalisco, Colima, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos y Veracruz.

Elías Beltrán afirmó que es el momento más agudo de la lucha contra el cártel y resaltó que parte de la estrategia que anunciaron los gobiernos de México y Estados Unidos, el pasado 15 de agosto, busca capturar al líder del Nueva Generación, Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, pero también atacar la cadena de valor de las organizaciones que operan en ambos países y debilitar sus estructuras financieras.

“Consideramos que es muy importante la captura de este personaje. Es la misma recompensa que en su momento se ofrecía por otro alto representante de una organización criminal, como lo fue ‘El Chapo’ Guzmán. La estrategia del Gobierno mexicano para abatir la impunidad y los índices de violencia es la detención de esta persona”.

La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) acentuó la rápida expansión del Nueva Generación debido a la voluntad de sus miembros para participar en enfrentamientos violentos con las fuerzas de seguridad del Gobierno mexicano y rivales.

Organización con tácticas de nivel militar

Uno de los factores clave que ha permitido la expansión de operaciones del cártel Nueva Generación es el alto nivel de organización con el que cuenta, el cual incluye el uso de tácticas de nivel militar e ingeniosos métodos para introducir drogas a través de la frontera, señala el programa Justice in Mexico.

El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) ha incluso sugerido que la organización recibió entrenamiento de parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) al utilizar explosivos de manufacturación similar a las empleadas por el grupo guerrillero.

Otras muestras del poderío en combate que ha adquirido se dieron en 2015, cuando en marzo de ese año lanzaron una emboscada contra agentes federales en Ocotlán que resultó en la muerte de cinco elementos y otros ocho heridos.

El Gobierno Federal respondió a la agresión con la “Operación Jalisco” en mayo del mismo año. En el primer día del operativo, el cártel derribó un helicóptero del Ejército con un lanzacohetes y asesinó a cinco militares que lo abordaban.

En cuanto a tácticas empleadas para el tráfico de drogas, ha invertido en la construcción de narcosubmarinos con la cooperación de ingenieros navales rusos y el uso de modelos para introducir narcóticos en Colombia y Venezuela.

Aunque no se ha atribuido directamente al grupo, se ha reportado en áreas donde tiene actividad la utilización de un método de distribución que consiste en cambiar el estado físico de drogas para mezclarlo disuelto en productos como salsas, caramelos y lociones.

El uso de esta clase de técnicas ha permitido que este grupo delictivo tenga presencia en 21 estados del país y la capital y cuyo alcance se extiende no sólo a Estados Unidos, sino a lugares como Canadá, Australia y el Sudeste de Asia.

30 millones de recompensa... en 2011

El pasado 15 de agosto, la Procuraduría General de la República (PGR) ofreció 30 millones de pesos por información que conduzca a la localización y detención de Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, líder del cártel Nueva Generación.

Las autoridades consideran que si lo atrapan bajarán los índices de violencia en el país que genera esta organización criminal.

En febrero de 2017, la dependencia federal informó, vía Transparencia, que en febrero de 2011 entregó una cantidad similar a una persona que aportó datos para capturar a cabecillas de los cárteles del Golfo, Pacífico, Beltrán Leyva, Carrillo Fuentes, La Familia y Arellano Félix.

Además, también indicó que otorgó 10 millones de pesos en noviembre de 2011 a alguien que colaboró con datos que se solicitaron en el acuerdo A/205/10, publicado en el Diario Oficial de la Federación. En el documento se especificó que se daría esta cantidad a quien ayudara a detener a Maxiley Barahona Nadales, alias “El Contador”, “El 19” o “El Max”; Sergio Basurto Peña, alias “El Grande”; Blanca Estela Rincón Yáñez y Braulia Valverde Vilchis, entre otros.

Todos por quienes se ofreció dicha recompensa se encontraban vinculados a investigaciones relacionadas con la delincuencia organizada, contaban con órdenes de aprehensión y de localización.

EU crece cerco para dar con “El Mencho”

En los últimos tres años, las autoridades de Estados Unidos (EU) aumentaron sus esfuerzos por lograr la captura de Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, líder del cártel Nueva Generación, quien es uno de los tres principales objetivos de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

En abril de 2015, el Departamento de Estado incluyó a Oseguera Cervantes en su lista de narcotraficantes designados bajo la “Ley Kingpin”, la cual impone restricciones económicas a aquellos consignados bajo ella.

En años recientes se ha visto una disminución en el poder de los cárteles que solían tener mayor alcance, lo que permitió que nuevos grupos delictivos como el Nueva Generación se expandieran. En la actualidad, Estados Unidos ofrece hasta cinco millones de dólares por datos que permitan lograr la captura de “El Mencho”.

El agente especial de la División de Chicago de la DEA, Brian McKnight, declaró en marzo de 2018 que, aunque históricamente Joaquín “El Chapo Guzmán” ha sido la principal figura en el narcotráfico en dicha ciudad, “El Mencho” ha expandido su poder mediante el uso de violencia, corrupción y extorsión.

El origen...

El Cártel Nueva Generación surge de una facción conformada por remanentes del de Sinaloa y del Milenio tras el vacío de poder que dejó en 2010 la muerte de Ignacio Coronel, uno de los cabecillas de la primera organización mencionada y supervisor  de sus operaciones en la costa del Pacífico.

En 2012, uno de los miembros de dicho grupo, Nemesio Oseguera, asumió el liderazgo del grupo criminal en asociación con su cuñado, Abigael González Valencia, líder de “Los Cuinis”. Bajo su liderazgo, el cártel comenzó la expansión que lo ha colocado como uno de los principales nuevos actores del crimen organizado a nivel mundial.

CRONOLOGÍA
El jefe del cártel

  • 1994

“El Mencho” es capturado en California, EU. Pasa casi tres años en prisión.

  • 2014

El Gobierno estadounidense presenta cargos en su contra.

  • 2015

Nemesio Oseguera Cervantes es designado bajo la “Ley Kingpin”.

  • 2017

La OFAC señala a 309 empresas mexicanas por relaciones con el crimen organizado. La mitad son jaliscienses.

  • Mayo de 2018

Rosalinda “N”, esposa de “El Mencho”, es detenida en Zapopan.

  • Agosto de 2018

Se anuncia una recompensa por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) de 30 millones de pesos y una estrategia conjunta entre los gobiernos de México y Estados Unidos para combatir el crimen organizado.