Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Octubre 2019

Uruguay, crucero en el paraíso

Esta nación del cono sur ofrece circuitos marítimos para todos los gustos; incluso para descubrir la gastronomía local

Por: El Informador

Puerto Punta Del Este. Una belleza sublime.  CORTESÍA

Puerto Punta Del Este. Una belleza sublime. CORTESÍA

¡Ah, viajar en crucero! Ese sueño que de vez en vez aparece en la mente de todo viajero que desea experimentar las travesías marinas con un toque diferente. ¿Y por qué no? Al final, es como andar en una ciudad (flotante, eso sí), donde a la mano se encuentran el entretenimiento, el lujo y una excelente gastronomía.

A nivel mundial, los cruceros son una de las industrias con mayor crecimiento, un repunte que se explica gracias a la diversificación de su mercado.  Uno de los destinos novedosos en sumarse a esta fiebre de aventuras y felicidad es Uruguay.

Esta nación del Cono Sur se encuentra inmersa en uno de los circuitos más famosos sudamericanos pues las rutas pueden ser desde 59 días rodeando desde Miami, Río de Janeiro, Montevideo, Buenos Aires, Santiago, Trinidad, Barbados, regresando a Miami o simplemente de 9 días saliendo de Buenos Aires, Punta del Este, Ilhabella, Buzios, Río de Janeiro, regresando a Buenos Aires.

Fauna. Los lobos marinos son algunos de los animales que se pueden apreciar en Uruguay. CORTESÍA

Algunas de las perlas que ofrece Uruguay a los viajeros  son balnearios “top”, como Punta del Este o rutas para disfrutar de una excelente gastronomía, visitando diferentes viñedos y bodegas para deleitarse con un excelente Tannat a tan solo 25 minutos de la ciudad. ¡Sabor garantizado!

Aunque en el mapa luce pequeño al lado de sus gigantescos vecinos (Brasil y Argentina), Uruguay tiene un enorme abanico de opciones para regalar a los viajeros. Desde fabulosos balnearios hasta espectaculares ciudades con toques campestres.

Una recomendación

Muy cerca de Punta del Este (a 40 kilómetros al Norte), se encuentra Pueblo Edén, un auténtico “slow town” donde la calma y la tranquilidad son la moneda corriente. Aquí puedes comer en un restaurante tan original como exquisito, pasear por un vivero y pernoctar en un albergue único. En este pequeño pueblo viven alrededor de 50 personas, y llegan a unas 250, si consideramos las que radican en un radio de 10 kilómetros.

Suplemento Pasaporte

Temas

Lee También

Comentarios