Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 11 de Diciembre 2018

Suplementos

San Joaquín, un pueblo de sueños

En plena Sierra Gorda de Querétaro se encuentra uno de los Pueblos Mágicos más fascinantes, con mayor historia y sobre todo colorido que presume nuestro país

Por: Francisco González Rodríguez

San Joaquín, un pueblo de sueños

San Joaquín, un pueblo de sueños

El mundo es un lienzo en el que se antoja viajar. ¿Quién no desea caminar por las calles de París o sorprenderse con la historia de Roma? ¿Qué tal por el moderno Tokio o el legendario Shanghái? Pero antes de lanzarnos a latitudes lejanas, vale la pena observar todo lo que tiene México. Podríamos sorprendernos con lo infinita que es la propuesta de lugares por descubrir que hay en nuestra nación, un abanico de pueblos llenos de encanto, ciudades sembradas con gestas heroicas, prodigios naturales y rincones que se anidan en el corazón. Quizás el mejor ejemplo de todo lo anterior lo encontramos en San Joaquín.

Pueblo Mágico de Querétaro, de colorida belleza y una tranquilidad que invita al descanso, la historia de San Joaquín se entona bajo los sonidos del huapango, el esfuerzo de la minería y la belleza que ofrece la Sierra Gorda en su horizonte.

Hablando del horizonte, a la distancia el colorido que tienen las fachadas de las casas de San Joaquín hacen que el pueblo tenga el aspecto de un arcoíris extendido sobre la tierra. No podrás resistir a la tentación de recorrer pasito a pasito sus calles y disfrutar de sus leyendas, buena parte de ellas relacionadas a la minería, industria que se ha practicado en esta región desde épocas prehispánicas y que con la Colonia vivió un auge cuya huella todavía es fácil de percibir.

El mejor momento para visitar San Joaquín es en agosto, ya que en esta temporada se celebran sus fiestas patronales, por lo que el pueblo -colorido en sí-, se desborda al ritmo de los huapangos y las verbenas populares. La celebración en honor a sus patronos -San Isidro Labrador y San José-, es una fiesta que ya tiene casi 140 años pintando de alegría la zona.

Si quieres viajar un poco antes, entonces la mejor elección es abril, cuando los acordes del violín comienzan a sonar en el ambiente y los primeros zapateados marcan el ritmo de la ciudad. Es en esas fechas que se celebra el Concurso Nacional de Huapango, con la oportunidad de disfrutar de un sonido con raíces netamente mexicanas, hermosas indumentarias tradicionales y elaboradas coreografías. ¡Quedarás fascinado! Vale la pena que agregues esta experiencia al libro de tu vida.

No es extraño que esta, al ser una localidad con ADN minero, tenga entre sus atractivos culturales un Museo Arqueológico y Minero, que se encuentra en la parte alta de la Biblioteca Municipal, en pleno corazón de la ciudad.

Todo queretano que conozca San Joaquín te recomendará que explores en sus alrededores la Gruta de los Herrera, dueña de una silvestre majestuosidad, además de estalactitas y estalagmitas que hay en su interior, algunas con más de 100 millones de años de antigüedad.

Los sabores imperdibles

Querétaro en general y San Joaquín en particular gozan de una gastronomía rica en ingredientes e intensa en sabores. En el mercado municipal puedes encontrar delicias exquisitas como salsa verde con nopales, tamales, chicharrón de res y la tradicional barbacoa de borrego (cerca se encuentra el Estado de Hidalgo y no es extraña su influencia en los platillos de la zona). Unos buenos tacos por la mañana acompañados por un rico café de olla, son indispensables para tener un sabroso recuerdo de tu visita.

También hay licores de fruta, especialmente de manzana y durazno, así como el omnipresente y popular mezcal, cuyo consumo se ha extendido por el Centro de nuestro país.

RODEADO DE MAGIA

El municipio de San Joaquín (cuyo Pueblo Mágico es la cabecera municipal) colinda al Norte con otros rincones hermosos de Querétaro: Pinal de los Amoles y Jalpan de Serra.

Temas

Lee También

Comentarios