Sábado, 25 de Enero 2020

Ruinas de Jauja, emblema nayarita

Conoce parte de la historia de Tepic, Nayarit, a través de una de sus construcciones más representativas

Por: Enrique Esparza

Tepic, Nayarit, es un rincón de México que ofrece magia, historia y tradición. ESPECIAL / J. Monroy

Tepic, Nayarit, es un rincón de México que ofrece magia, historia y tradición. ESPECIAL / J. Monroy

En detalle que distingue a Tepic, Nayarit, es que es un destino cálido, cuyo clima es amable tanto con sus habitantes como con quienes gozan de visitar sus riquezas naturales y arquitectónicas. Una de sus edificaciones más emblemáticas y representativas son Las Ruinas de Jauja, que forman parte del circuito histórico de la urbe.

Diversas investigaciones señalan que estas ruinas, durante el siglo XIX, dieron lugar a una de las fuentes económicas y de inversión extranjera más importantes en el Occidente del país. Tan solo ver la majestuosidad de sus estructuras, nos hace imaginarnos cómo lucían monumentales en aquellos años.

Este lugar fue una fábrica de textiles de la empresa británica Barrón & Forbes; su edificación inició en 1833 y fue inaugurada en 1838. En el año de 1974 se produjo un incendio dejando los vestigios que ahora son un atractivo para los turistas que llegan hasta ellos, para admirar la historia de su pasado.

De Guadalajara a Las Ruina de Jauja, Google Maps estima que se hace un recorrido en carretera de tres horas con ocho minutos, atravesando municipios como Magdalena, Ixtlán del Río, Jala, Chapalilla y Santa María del Oro.

Las Ruinas de Jauja están dentro del Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles del INAH, y su domicilio es Calle Ixtapalapa 253, Tepic, Nayarit.

Este sitio es un lugar muy fotografiado y admirado por los paseantes, su valor patrimonial y arquitectónico va más allá del paso del tiempo, es una invitación a recordar el pasado para convivir en sinergia con el presente.

Cabe señalar que el inmueble tuvo varios dueños; uno de ellos, Eustaquio Barrón, “después, la textilera fue vendida a la familia Aguirre de Tepic, provenientes de España, quienes en 1930 la pusieron en venta. Agustín Clouthier fue el último dueño del lugar”, señalan diversos documentos.

Conociendo más de Nayarit

Además de visitar las ruinas y enterarte de más detalles acerca de su construcción, también puedes acceder a otros lugares importantes en la vida diaria de Tepic; por ejemplo, conocer la ex fábrica textil de Bellavista, construida en 1814 como una réplica de un edificio que se encuentra en Gante, Bélgica, según comparte el sitio visitatepic.com. El 20 de marzo de 1905, Bellavista fue escenario de la primera huelga obrera del siglo XX, subraya, y además cuenta que el inmueble culminó con sus operaciones en 1990.

En esa misma línea de turismo arquitectónico, también está el templo y ex convento de La Cruz de Zacate, al cual se le atribuyen milagros. Este edificio de carácter religioso fue fundado en 1540. También está la Catedral de Tepic, “Nuestra señora de la Asunción”, una de las edificaciones más representativas de la urbe, sin duda un santuario hermoso que siempre luce impecable y atrae a sus fieles creyentes.

Tepic, Nayarit, es un rincón de México que ofrece magia, historia y tradición, y en estas próximas vacaciones decembrinas es una excelente opción para quienes gustan del turismo de a pie, de quienes admiran la historia de sucesos que fueron trascendentes en su formación como ciudad; además, si vives en Guadalajara, puedes ir y venir el mismo día, puesto que son pocas horas de distancia, un fin de semana puede ser suficiente de momento para dejarte sorprender por sus joyas turísticas y después, con más tiempo, también conocer sus bellezas naturales.

¿Qué comer en Tepic?

Tepic ofrece una variada propuesta gastronómica, tanto nacional como internacional, los mariscos son muy representativos, pero entre los platillos típicos, destacan el pipián al estilo Ixtlán del Río, le pescado zarandeado y los frijoles puercos, entre otras delicias.

Suplemento Pasaporte

Temas

Lee También