Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Enero 2019

Suplementos

Reloj suizo, alma mexicana

El Oris Artix Adán Paredes es una colaboración donde la cultura nacional y la mecánica europea van de la mano en un bello reloj

Por: Francisco González

Reloj suizo, alma mexicana

Reloj suizo, alma mexicana

Reloj suizo, alma mexicana

Reloj suizo, alma mexicana

Maestría por un lado, explosión cultural del otro. Precisión de ellos, sensibilidad de nosotros. Diferencias que al unirse embonan a la perfección, esa que se aprecia en el Oris Artix Adán Paredes, reloj suizo mecánico de colección que se volverá en un indispensable para quienes gustan de adquirir productos donde el lujo y el buen gusto se dan la mano.

Oris, marca independiente de relojes suizos mecánicos, presentó esta semana en la capital del país la edición especial limitada Oris Adán Paredes.

Alberto Rodríguez, director general de la marca en México, señala que “para Oris diseñar un reloj en conjunto con un artista mexicano ha sido un paso natural debido a nuestro involucramiento con la cultura mexicana. Adán ha hecho una labor artística extraordinaria que puede admirarse en las 20 piezas de la edición”.

El artista creó una serie de 20 grabados en tono ocre donde expone su gesto artístico. Como un detalle de Oris hacia Adán, el artista portará un reloj con el grabado número 00.

El reloj, señala la empresa a través de un comunicado, está contenido en una caja arte-objeto tallada de madera de Ahuehuete. La elección del mismo no es coincidencia, anota Adán: “Con su madera cálida, de vetas añejas impregnadas de sabiduría, me di a la tarea de elaborar vientres dignos de contener a este Oris, prismas oblongos y cilíndricos, hijos del árbol y del río, estuches que son tiempo y arte a la vez, porque sólo el tiempo puede contener al tiempo y el arte preñarse de arte”.

¿Dónde comprar?

Busca las opciones, colecciones y precios de esta marca en www.oris.ch/sp.

¿Dónde ha expuesto su obra?

Adán vive y trabaja en Santo Domingo Barrio Alto, Etla, Oaxaca. Es allí donde se encuentra su taller, bautizado como “Los Alacranes”.

En 2015 expuso de manera individual y colectiva en el Museo de la Cerámica de Andenne (Bélgica) y participó con su trabajo en el evento artístico “Las Puertas Abiertas de Belleville”, en París.

A principios de 2016, en la ciudad de Bruselas, donó la obra “Tláloc”, escultura hecha de cerámica de alta temperatura con óxidos y metal. Le fue encomendado el arte del patio principal de la obra arquitectónica de Highland Hall Residencial Building de la Graduate School of Business de la Universidad de Stanford.

En 2017, exhibe la muestra “Anhelos extraviados” en el Museo de Arte de Sonora en Hermosillo; así también, Procesos en el Arte, 60 artistas contemporáneos, colección itinerante de la Secretaría de Relaciones Exteriores de Pago en Especie que se presentó en el Museo de la Cancillería de la Ciudad de México; en el Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México; cerrando el año con exposiciones en Puebla, tanto en el Museo Casa de los Muñecos como en la Galería Pandea.

Temas

Lee También

Comentarios