Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018

Suplementos

Lectura y arte, una unión de valor incalculable

“La lectura y el arte son como un hilo intemporal de conversación humana”; con esta frase, la autora española nos habla sobre su libro “Los intactos”

Por: Jorge Pérez

Palmarés. Estudió historia del arte y escritura creativa. Ha publicado relato y novela, además de impartir clases de escritura..

Palmarés. Estudió historia del arte y escritura creativa. Ha publicado relato y novela, además de impartir clases de escritura..

Obra. Con “Los Intactos” obtuvo el Premio Juan March Cencillo de novela breve.

Obra. Con “Los Intactos” obtuvo el Premio Juan March Cencillo de novela breve.

La escritora española María José Codes ganó en 2017 el Premio Juan March Cencillo de novela breve, por su libro “Los intactos”. En edición de Pre-Textos, el libro narra el viaje y encuentro de tres personajes, dos sobrevivientes de un “suceso” del cual el lector se entera conforme avanza la novela. Ubicada al Norte de Inglaterra, “Los intactos” recala en la personalidad profunda de los individuos, su entorno y las relaciones humanas, entre otros temas. Desde España, la autora platicó sobre esta nueva publicación:

-El libro es muy sutil en su narración: las identidades de los personajes, sus historias, se van descubriendo con el paso de las páginas. Me parece que es señal de un mucho trabajo previo en la concepción de la novela, ¿es así? O dicho de otra manera, ¿cómo escribió “Los intactos”?

-La novela corta es como un espacio cerrado con habitaciones ocultas. El lector sabe que estas habitaciones existen, que contienen información, pero no están accesibles en el libro. En mi ordenador, en la carpeta de “Los intactos”, hay unos cuantos documentos que contienen explicaciones sobre hechos y personajes de la novela. Son textos que permanecen ahí, archivados, respaldando la historia en la sombra. En la situación en la que se encuentran los personajes, ni quieren ni pueden hablar de sí mismos. Además, si no hablan, tampoco se sienten obligados a escuchar al otro. Son personajes desbordados por lo que soportan y eso hace que se muestren radicales e intransigentes con el dolor ajeno. De modo que hay un trabajo de construcción en “Los intactos”, más que previo, circundante, que solo aparece en la novela como un resonancia.

-En la novela está presente el oficio de restauración de arte, un trabajo a veces con poca exposición, ¿por qué elegiste ese perfil para la protagonista? Supongo que uno de los motivos es su formación en historia del arte. En ese sentido, ¿qué tanto vierte de usted en sus libros?

-Algunos de mis personajes de otras novelas hablan de arte o piensan en él, y eso es una proyección propia, claro. El arte es para mí una forma de meditación, secreta y balsámica, por eso se lo ofrecí a Diana. Ella encuentra en su trabajo de restauración un gran consuelo.

-Durante sus reflexiones sobre las artes plásticas se dice la frase “‘Es hermoso’, dice. Lo es, como todos los cuadros que representan escenas ajenas, por horribles que éstas sean”. De alguna manera se puede relacionar con la escritura de dos sobrevivientes a un hipotético incidente, la manera en que se narra. ¿Considera que el arte sirve para asomarnos a eso que en la vida real es horrible?

-El personaje se refiere a la grandeza de la pintura original. En realidad, la que tiene ante sí es una copia del fresco original de Buffalmacco: “El triunfo de la muerte”. Pero admira la obra, el concepto que anidaba en la mente del autor quattrocentista, el cromatismo antiguo, la fragmentación de las escenas, lo que estas representan, la tragedia. La tonalidad de la tragedia.
En la escritura no hay cromatismos pero sí claroscuros y sutileza, como dijo usted al principio. Las cosas se pueden expresar de muchas maneras y a mí me gustan los contrastes y los filtros: lo placentero expresado con crudeza, lo dramático con levedad… Supongo que es una manera de contemplar y trabajar la realidad bajo otro prisma.

-El tema del aislamiento y el de la terapia son algunas constantes en la novela, un tanto relacionados. Me parece que desde el lado del arte, de la lectura, se pueden vincular: es decir, el arte como un modo de aislarse del mundo y reflexionar. ¿Piensa que puede verse de esa manera?

-La pintura deteriorada de la novela podría interpretarse como una metáfora de la realidad rota de los personajes y, en ese sentido, la restauración de la tabla se vería como el proceso de reconstrucción interna de Diana. Pero también en eso quise introducir un filtro para que el paralelismo no resultase tan fácil, ni tan correcto.

En la vida real, pienso que la lectura y el arte son como un hilo intemporal de conversación humana, una transmisión continua, de valor incalculable. Una especie de reflexión colectiva. Así que, aunque suene paradójico, el aislamiento que conllevan la lectura y el arte (su contemplación, investigación o práctica), son un modo de comunicación íntima. Espero no estar poniéndome demasiado críptica (risas).

-Por último, algo sobre el formato de novela corta (a propósito del premio que ganó): ¿lo considera como una manifestación de “la brevedad”, como la pensaba Italo Calvino en sus propuestas sobre el futuro del arte? Y también, me llamó la atención la mención del Decameron de Boccaccio (que también puede tener cierta correlación en el aislamiento), ¿cuál considera que es la vigencia del autor italiano?

-La mención a Boccaccio se debe a que era amigo personal de Buffalmacco, el pintor del fresco que estudia Diana, que aparece como personaje en el Decamerón. Si nos remontamos a los orígenes de la novela breve, Boccaccio es, sin duda, uno de sus precursores. Pero creo que ya estamos a cierta distancia de lo que se entendía entonces por ese género literario. Las propuestas de Italo Calvino, sin embargo, siguen vigentes, aunque prefiero evocar las ideas de Piglia, que estudió muy de cerca las novelas cortas de Onetti y de otros autores. En sus lecciones de Princeton, la considera como un hipercuento, una “especie de versión concentrada de cuentos múltiples que se van anudando en una historia que, sin embargo, no se disgrega porque se ata en un punto oscuro”.

 

Temas

Lee También

Comentarios