Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Septiembre 2018

Suplementos

Hermosillo, la ciudad del sol

La capital de Sonora es dueña de varios atractivos que la hacen altamente seductora para los aventureros que deciden explorar el Norte de nuestro país

Por: Francisco González

La Catedral de la Asunción es un magnífico ejemplo de la arquitectura monumental de la ciudad. ESPECIAL / J. Monroy

La Catedral de la Asunción es un magnífico ejemplo de la arquitectura monumental de la ciudad. ESPECIAL / J. Monroy

Atmosférica. A plena luz del Sol, bajo la inmensidad del firmamento, entre caminos generosos y rocas de memorias eternas. Es allí donde se levanta Hermosillo, majestuosa, dueña de matices ocres y dorados, pasado profundo y un futuro luminoso.

No se puede hablar sino con amor de esta ciudad luego de recorrerla, con sus calles amplias, de aire colonial y monumentos cuyas raíces se hunden en los anales de la historia nacional. Su construcción comenzó en 1700, y desde entonces no ha dejado de crecer, para orgullo de los sonorenses.

Comencemos el paseo. El punto de partida para nuestro recorrido es la Plaza Zaragoza, en el Centro de la ciudad. Aquí encontrarás su kiosko traído desde Florencia, de estilo morisco y realizado en hierro fundido. La plaza es lugar de encuentro y tertulias, de bohemia interminable y punto de reunión para celebrar los actos cívicos que unen a la población.

La Catedral de la Asunción es un magnífico ejemplo de la arquitectura monumental de la ciudad y la maestría que los maestros canteros de México han desplegado a lo largo de generaciones en nuestro país. Con su estilo barroco y toques de neoclásico y neogótico, ofrece a los aventureros un punto perfecto para practicar la fotografía; y para el amante de la arquitectura, motivo de larga charla y reflexión.

Pero Hermosillo no se entiende sin su horizonte montañoso, y la principal elevación que tiene es el Cerro de la Campana. A su belleza natural se suma el hecho de que es un mirador ideal para disfrutar de una vista panorámica de la ciudad. Tiene caminos empedrados para el ascenso, así como iluminación.

Hermosillo es una ciudad relacionada con el turismo citadino, pero tiene algunas sorpresas acuáticas para los viajeros. A menos de 100 kilómetros al Oeste de la Metrópoli se encuentra Bahía de Kino, una playa que en años recientes ha mejorado de forma destacada su capacidad para recibir turistas, sin sacrificar su espléndido entorno natural.

Más allá de los encantos naturales y arquitectónicos que tiene la ciudad, también hay otro atractivo que brilla: Su gastronomía. Quien no ha probado un buen corte sonorense, se pierde de uno de los grandes manjares de nuestro país.

La carne de res y los asados a la leña, con un sabor exquisito, son parte integral de la experiencia de pasear por la ciudad. Entre los platillos estelares está la carne con chile colorado, las tripitas asadas, la machaca y las tostadas de carne. Como postre, es imperdible darle gusto al paladar con jamoncillo, empanadas de calabaza, guayaba y las famosas coyotas, manjar que ha roto fronteras y de forma ocasional podemos encontrar, en una versión bastante tropicalizada, en suelo tapatío.

Bacanora

Producida a partir de la lechuguilla, parte de la familia de los agaves, la bacanora es una de las bebidas tradicionales de Sonora. No puedes terminar tu viaje sin probarla.

SA

Temas

Lee También

Comentarios