Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018

Suplementos

Chimaltitán, sorpresa absoluta

Explora un rincón de nuestro Estado que ofrece historia, tradición y belleza arquitectónica a todo aquel que busque un destino diferente

Por: Francisco González

Chimaltitán, sorpresa absoluta

Chimaltitán, sorpresa absoluta

Hora de tomar camino al Norte. Donde los colores ocres y dorados se apoderan del paisaje y el viento otoñal lanza un suave silbido entre las cañadas y cerros desperdigados en el paisaje. Hora de conocer nuevos lugares, fuera de las rutas de siempre y los trayectos predecibles. Hora de tomar camino a Chimaltitán, Jalisco.

Pegadito a Zacatecas y bajo la eterna mirada del Cerro de la Santa Cruz, de clima azaroso, donde a la distancia lo mismo se observa bosque, sembradíos de maíz y gente amable. Así es el trayecto a Chimaltitán, una de esas ciudades que rara vez aparecerá en una guía turística, pero que tiene mucho por enseñar y que una vez observada se queda fija en el corazón y como un duelce recuerdo en la mente.

Comencemos por relajarnos y disfrutar la aventura. Aquí el tiempo transcurre diferente con respecto a Guadalajara. No hay prisas ni estrés por el tráfico. El clima, riguroso en época de calor y con un frío sabroso en invierno invita a tomarse las cosas con tranquilidad. Y si es posible, con un buen café de olla de intenso sabor a piloncillo. ¡Qué rico sabe con este frío!

Al llegar, vale la pena que busques una buena birriería, porque como es tradición en el Norte del Estado y los municipios que colindan con Zacatecas y Aguascalientes, la carne es la gran estrella de la cocina. También se hace buen pepián y como postre nada como la cajeta. Ten por seguro que el platillo llegará bien servido.

Una ciudad llena de color

Hablar de Chimaltitán es hablar de dos de sus principales joyas arquitectónicas: El templo de la Virgen de Guadalupe (en la acuarela) y el Exconvento Franciscano, ambos del siglo XVII. Los dos de cantera con portadas sencillas en color gris, pero que invitan a quitarse el sombrero y ser visitados. Ambos son magníficos ejemplos de los últimos suspiros de la arquitectura novohispana en la región.

El trabajo en cantera es precisamente una de las artes que le dio fama a Chimaltitán. Las artesanías labradas son uno de los atractivos que ofrece al turista, al lado de los sombreros de palma y los bordados que las damas usan en sus trajes típicos. El gusto del buen vestir forma parte de la sociedad de este municipio.

El mejor momento para lucir sus trajes folclóricos es durante las fiestas patronales. Las principales son del 9 al 17 de mayo, en honor a San Pascual Bailón, cuando a la ciudad llega el tradicional palenque, con exponentes de música regional y la balada romántica. ¡Ah! También vale la pena explorarla en temporada navideña, que ya está a la vuelta de la esquina, momento en el que las calles se llenan de adornos de colores y el aroma de la comida inunda las veladas de animadas pláticas.

Para llegar desde Guadalajara, toma camino a Tesistán y luego la carretera federal 23, atravesando parte de Zacatecas. En Tlaltenango toma la desviación a Atolinga y luego el camino a Chimaltitán. El camino dura, en automóvil, aproximadamente 4 horas con 30 minutos. ¡Recuerda revisar las condiciones de tu carro antes de salir a la aventura!

Chimaltitán y la región Norte de nuestro Estado te espera con mil historias por ser contadas y una infinidad de escenarios que jamás imaginarías que se encuentran a la vuelta de la esquina. Quedarás asombrado con lo que descubrirás y con ganas de regresar una y otra vez para alimentar el corazón y mente con sus caminos, sus sabores  su gente.

Disfruta del lugar

Cuando te encuentres en la región, vale la pena que visites otros bonitos puntos turísticos de Jalisco como Bolaños, Villa Guerrero y Totatiche.

Cerca también se encuentra el Río Bolaños, que ofrece excelsos rincones para practicar un poco de fotografía o relajarse.

Temas

Lee También

Comentarios