Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
México | En Puebla hurtan un camión cargado con alimentos, agua y medicinas que juntaron estudiantes del Instituto México

Robos y accidente afectan la llegada de víveres tras sismos

Saquean una bodega en Morelos; guardaba unas 90 toneladas de productos que serían usados para atender a los damnificados 
En Puebla, las cámaras de videovigilancia capturaron cómo fue robado un camión con tres toneladas de productos para los habitantes de la región mixteca.

En Puebla, las cámaras de videovigilancia capturaron cómo fue robado un camión con tres toneladas de productos para los habitantes de la región mixteca.

GUADALAJARA, JALISCO.- El saqueo de una bodega en Morelos, el robo de un camión en Puebla y la caída de un helicóptero en Oaxaca entorpecieron la llegada de ayuda para las personas afectadas por los terremotos ocurridos el 7 y 19 de septiembre de este año. 

En el primer caso, el titular de la Comisión Estatal de Seguridad de Morelos, Jesús Alberto Capella, informó que se inició el seguimiento de 25 personas que sacaron de un inmueble gran parte de las 90 toneladas de víveres que servirían para atender, durante 10 días, a los damnificados por el sismo del martes pasado. Los responsables, captados por las cámaras de videovigilancia, se llevaron las donaciones a domicilios particulares.
 
Capella expuso que el atraco fue cometido en medio de la confusión que se generó luego de que una mujer denunció por redes sociales irregularidades en la recepción de los apoyos. 

La inconforme convocó a la sociedad civil a concentrarse en la bodega del DIF estatal, situado en la Bajada Chapultepec, luego de que, según indicó, los conductores de dos tráileres procedentes de Michoacán fueron obligados por la Policía de Morelos trasladarse a ese lugar para descargar los productos, aunque el centro de acopio estaba en otro espacio. Ella señaló que el objetivo del gobierno era sellar las despensas y entregarlas a su nombre con fines políticos. 

En Puebla fue hurtado un camión cargado con alimentos, agua y medicinas que recolectaron alumnos del Instituto México para beneficiar a los habitantes de los municipios de la mixteca poblana golpeados por el temblor de 7.1 grados de esta semana.  

El robo de la camioneta cargada con tres toneladas de estos artículos se registró en la Colonia Nueva Antequera de la ciudad de Puebla. El ilícito también fue capturado por las cámaras de seguridad, cuyas imágenes circularon a través de las redes sociales. 

Por último, un helicóptero de la Procuraduría General de la República (PGR), que llevaba productos para los pobladores perjudicados por el sismo de 8.2 grados del 7 de septiembre, cayó en la Sierra Sur de Oaxaca. Un técnico de mantenimiento de la dependencia perdió la vida y hubo cuatro heridos. 

LAS HISTORIAS DE LOS REPORTEROS

“Son escenas dramáticas las que se viven”

Para Miguel Ángel de Alba, director de El Sol de Cuernavaca, las secuelas de la tragedia son aún más visibles en los días siguientes al sismo. “Empezamos a ver todo; las escenas son desgarradoras”. Uno de los inmuebles afectados por el terremoto del 19 de septiembre fue la catedral.

Cuenta que fue precisamente allí donde una persona falleció al arrojarse al vacío desde un andamio. Trabajaba en la remodelación de la estructura y, desesperada por la fuerte sacudida, se lanzó desde una altura de entre 10 y 12 metros. Dos más le siguieron detrás. 

“Son escenas dramáticas las que se viven. Una cúpula cayó sobre una niña y una barda de un hotel se reblandeció y le cayó a una mujer que caminaba al lado. ¿Hay rapiña? Desgraciadamente sí, aunque ya se instaló un operativo con Policía y el Ejército… Y un rasgo que se ha distinguido es la solidaridad de la gente para ayudar, vigilar y prestar ayuda a los socorristas, la misma gente ha impedido que haya más robos”. 

Duermen en los camellones de la capital 

La magnitud del sismo que sacudió a la Ciudad de México acabó con la confianza de subir las escaleras y entrar al domicilio a dormir. Stephanie Carrilo, de Imagen TV, destaca que el martes por la noche decenas de habitantes de la Ciudad de México eligieron los camellones más próximos a su hogar para pernoctar. 

La calle luce distinta, agrega Stephanie. “Muy sola; se siente triste”. Ella recuerda que la escena que atestiguó el martes por la noche ya se la habían contado sus padres cuando, en septiembre de 1985, ellos eligieron la calle como dormitorio ante el temor de que su hogar les cayera encima por una réplica del terremoto. 

“Había gente en la Delegación Cuauhtémoc afuera, con sus casas de campaña. La gente está temerosa porque son edificios muy viejos”. Las autoridades, acentúa, están luchando con eficiencia, pero contra el tiempo, para rescatar de entre los escombros a las personas que quedaron atrapadas. “Pero están rebasadas… eso se nota a simple vista”. El rezago en medicamentos y cubrebocas comienza a preocupar. 

Calles de Puebla, en silencio 

Ámbar Barrera, de Lado B, afirma que en las calles de Puebla no hay bullicio ni caos vehicular. Tras el terremoto, estos espacios resaltan por su silencio. 

“En la zona del Centro, muchos de sus edificios son antiguos. Los más nuevos son de los años setenta. Hubo muchos daños, especialmente por las cornisas que se desprendieron y cayeron sobre las personas”.

Ella cuenta que el primer cuadro está envuelto en cintas amarillas. Los cercos de Protección Civil están rodeados por decenas de curiosos, quienes desean entrar sólo a ver. 

El martes, las autoridades de Puebla registraron actos de rapiña y un intenso tráfico vehicular que aprovecharon los ladrones para cometer  delitos y escapar. “Pero no sólo actuaron contra las personas que estaban varadas; en las colonias y en las pequeñas tiendas también”.

Comenta que el daño es importante, pero ya hay grupos de arquitectos e ingenieros que entran a las zonas más golpeadas por el sismo para practicar revisiones a cada vivienda y edificio. 

LA CIFRA

293 muertos se registraron hasta el cierre de edición por el sismo del 19 de septiembre: 155 en la Ciudad de México, 73 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en el Estado de México, seis en Guerrero y uno en Oaxaca.
 

Temas

Lee También

Comentarios