Domingo, 13 de Junio 2021

La aprobación de los gobernadores prevé el éxito o derrota del partido en el gobierno: UdeG

El panista Francisco Domínguez tiene la aprobación más alta, con 61 puntos, en Querétaro, donde el PAN encabeza las encuestas

Por: Rubí Bobadilla

Prevén que la aprobación del gobierno sea factor que impacte directamente en la intención del voto en los próximos comicios del 06 de junio. EL INFORMADOR /ARCHIVO

Prevén que la aprobación del gobierno sea factor que impacte directamente en la intención del voto en los próximos comicios del 06 de junio. EL INFORMADOR /ARCHIVO

La aprobación, o en su defecto, desaprobación de los gobernadores en turno, es un factor que se prevé impacte directamente en la intención del voto en los próximos comicios del 06 de junio, lo cual influirá también en la continuidad o no de los partidos gobernantes, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

De acuerdo con el académico de esta casa de estudios, Orestes Enrique Díaz Rodríguez, si la aprobación del gobierno es alta, es probable que se imponga ese partido en las elecciones estatales, mientras que a una baja aprobación se le augura una derrota, “pero esto en siete de cada diez elecciones”, según los resultados de la investigación “Aprobación de gobierno”, emprendida por el Observatorio Político Electoral del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la UdeG.

Díaz Rodríguez, quien coordina este trabajo, refirió que el objetivo era responder a la pregunta ¿la aprobación de los gobernadores puede contribuir a la disminución de la incertidumbre con respecto al desenlace de las elecciones estatales?, para lo cual se dio un seguimiento, desde mayo de 2019 a la fecha, en el que se analizaron encuestas de empresas como Consulta Mitofsky, El Financiero y Gabinete de Comunicación Estratégica.

La aprobación más alta es la del panista Francisco Domínguez, en Querétaro, con 61 puntos; el priista Quirino Ordaz, en Sinaloa, con 55 y el panista Carlos Mendoza Davis, en Baja California Sur, con 51. En los tres estados, se concluyó, hay concordancia con la intención del voto, pues sus partidos encabezan las encuestas.

Por otra parte, en Sonora, la priista Claudia Pavlovich tiene aprobación de 55 por ciento; sin embargo, la entidad es disputada “en una pareja contienda” entre Ernesto Gándara, del tricolor y Alfonso Durazo, de Morena. En cambio, en Tlaxcala, la aprobación del gobernador del PRI, Marco Mena es de 44 por ciento, pero los pronósticos son de continuidad.

Las entidades donde hay una alta perspectiva de alternancia son Nayarit (donde gobierna un panista), Michoacán (PRD), Chihuahua (PAN), Zacatecas (PRI), San Luis Potosí (PRI), Guerrero (PRI) y Nuevo León (independiente).

En Baja California el estudio marca un pronóstico indefinido y en Colima y Campeche, donde gobierna el PRI, se toma en cuenta que nunca ha habido alternancia, por lo cual se clasificaron como “casos controvertidos”.

Los enclaves de los partidos tradicionales son Querétaro, Baja California Sur; y donde hay oportunidades del partido desafiante, Morena, están Nayarit, Zacatecas, Michoacán, Guerrero, San Luis Potosí, Chihuahua y Tlaxcala.

“Esa ventana de oportunidad se abre porque la percepción en el desempeño del gobierno ha sido insatisfactoria"

“Esa ventana de oportunidad se abre porque la percepción en el desempeño del gobierno ha sido insatisfactoria. Aunque eso no significa que siempre se concrete esa oportunidad, pero la oportunidad existe”, dijo Díaz Rodríguez.

La Coordinadora del Observatorio, Mónica Montaño Reyes, dijo que este organismo está integrado por profesores y estudiantes del Departamento de Estudios Políticos del CUCSH, y los resultados de las distintas líneas de investigación de este Observatorio están disponibles en el sitio www.observatorioelectoral.cucsh.udg.mx.

NR