Lunes, 28 de Noviembre 2022

Enrique Michel Velasco, el rey del mazapán

A sus 71 años, el empresario no olvida sus inicios, el valor de la empresa familiar y el impulso que debe darle a la sociedad

Por: El Informador

El éxito de su empresa no radica solamente en la calidad de sus productos  —que le han dado la vuelta al mundo—,  sino también gracias a la labor social y el enfoque humano que da a todo lo que hace.

El éxito de su empresa no radica solamente en la calidad de sus productos  —que le han dado la vuelta al mundo—,  sino también gracias a la labor social y el enfoque humano que da a todo lo que hace.

Enrique Michel Velasco es uno de los empresarios más reconocidos y respetados no sólo en Jalisco, sino a nivel nacional e internacional.

El éxito de su empresa no radica solamente en la calidad de sus productos  —que le han dado la vuelta al mundo—,  sino también gracias a la labor social y el enfoque humano que da a todo lo que hace.

Siendo el séptimo de 13 hermanos, Enrique Michel impulsó el negocio familiar para que Dulces De La Rosa se ganara el corazón de las y los tapatíos, hasta llegar a ser conocidos en todo el mundo gracias al impulso que ha dado toda la familia, involucrada en distintos ámbitos de la empresa.

Y todo comenzó en un taller en Mezquitán. Una de sus labores altruistas es la promoción de la donación de sangre altruista a través de la Red Nacional de Asociaciones Civiles y Participación Ciudadana (Redac), siendo la campaña “Corazón Pantera” una de las estrategias principales para impulsar a que las y los jóvenes compartan vida mediante la donación sin fines de lucro.

Además de colaborar activamente con el municipio de Tlajomulco a favor de sus habitantes, actualmente aporta en la construcción de un albergue para resguardar a mujeres víctimas de violencia en Tlaquepaque. Otra de las labores sociales impulsadas por Enrique Michel es la colocación de “Campanas de la Libertad” en Estados Unidos, una iniciativa que busca mantener el sentido de pertenencia en las y los mexicanos que migraron en busca de una mejor vida.

Al día de hoy se tienen seis “Campanas de la Libertad”: dos en Las Vegas, una en Baltimore, otra en Pico Rivera, otra en Salt Lake City y una más en Iowa.

De la mano trabaja con asociaciones de migrantes en el extranjero en busca de mantener el vínculo de las y los connacionales a través de diversas agrupaciones de migrantes en Estados Unidos. Otro punto clave en el éxito es el respeto, concepto que traduce a todos los ámbitos de su vida, especialmente en lo laboral, pues respetando los estatutos y derechos de sus colaboradores y colaboradoras, ha logrado mantener la empresa con los mejores estándares humanos, en lo que a las personas se refiere, y de calidad, hablando de la operación de la misma, sumando siempre la mejor tecnología.

A sus colaboradores y colaboradoras ofrece también la oportunidad de concluir sus estudios, desde la secundaria hasta la universidad, teniendo al menos 300 personas que han aprovechado el beneficio.

Todo lo anterior ha llevado a que la empresa logre la obtención de reconocimientos, certificaciones y acreditaciones de gran relevancia para la industria, como los distintivos de “Empresa Socialmente Responsable”, “Jalisco Responsable” y “Empresa pro integridad”, así como los ISO  22000-2018 y el 22002-2019, entre muchos otros.

Para Enrique Michel, la familia juega un rol muy importante, pues ha sido gracias al trabajo en conjunto de todos y cada uno de sus hermanos y hermanas, y ahora en una tercera generación con hijas, sobrinas y sobrinos, que ha crecido la empresa.

Algunos Reconocimientos de Enrique Michel: Galardón por altruismo de Women Together en la sede de Naciones Unidas, doctorado Honoris Causa, Cámara de  Diputados en San Lázaro por su apoyo a migrantes,  Gobierno y Congreso de Jalisco por su apoyo a la economía del estado, premio anual de los industriales de Jalisco y otros de diversos organismos empresariales, entre otros.

Por ello, es un empresario líder en su sector, reconocido por su calidad humana y un ejemplo para muchos y muchas,  lo cual es una gran responsabilidad, pero también una motivación, pues abre la posibilidad de seguir impulsando vínculos y acciones en favor de las personas. “Me queda claro que los líderes creamos y  las personas se benefician de ello.

Me siento muy orgulloso y me gusta que todos los apoyos se conozcan, porque así  animamos a más micro, medianos y grandes empresarios a ayudar a la comunidad”.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones