Sábado, 31 de Julio 2021

Raúl Castro se despide, pero no el socialismo

La salida del líder del PCC marca el fin de una era, pero no de la economía centralizada

Por: El Informador

Decisión a los 89 años. Raúl Castro dijo que se seguirá como un “combatiente revolucionario”. AFP/A. Ley

Decisión a los 89 años. Raúl Castro dijo que se seguirá como un “combatiente revolucionario”. AFP/A. Ley

La retirada de Raúl Castro como líder del Partido Comunista de Cuba (PCC) marca el fin de una era, pero no de la economía centralizada, que seguirá rigiendo y lo hará, según anunció él mismo, con menos concesiones al capitalismo de lo que muchos esperaban ante la grave crisis que sufre la isla.

“Hay límites que no podemos rebasar porque llevaría a la destrucción del socialismo”, sentenció Castro en su informe de apertura del VIII Congreso del PCC, el último que pronuncia al frente de la formación, en la que está previsto que le releve como primer secretario el actual presidente, Miguel Díaz-Canel.

Rodeado de un fuerte hermetismo, a puerta cerrada y sin transmisión televisada, el cónclave de cuatro días se celebra en La Habana con aforo reducido debido a la pandemia del coronavirus: 300 delegados frente a los más de mil del congreso anterior en 2016 (la formación cuenta con 700 mil militantes).

Con el país sumido en su peor crisis en 30 años y la escasez generalizada haciendo mella en la población, las esperanzas están puestas en que la organización más poderosa del país dé en este cónclave el empujón definitivo a las reformas aperturistas anunciadas hace una década y que tras años estancadas empezaron a recobrar el ritmo durante el presente año.

Castro admitió los problemas estructurales de Cuba, “que no proporcionan incentivos para el trabajo y la innovación”, pero también defendió el control del Estado sobre los medios de producción y, por tanto, el monopolio de los sectores clave de la economía, las importaciones y el comercio.

El PIB cubano se desplomó 11% en 2020 a causa de la pandemia de coronavirus, las ineficiencias internas y el recrudecimiento del embargo de Estados Unidos.

Aun cuando el tono de Castro no permite presagiar un viraje radical, las decisiones que saldrán del Congreso no se conocerán hasta dentro de tres días, una vez aprobados los documentos que los delegados comunistas debatirán en tres grandes comisiones durante el fin de semana.

La CIA intentó matarlo en 1960

El primer intento de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos (EU) de asesinar a Raúl Castro se remonta a 1960, cuando un agente ofreció al piloto que lo llevaba a Praga 10 mil dólares para “orquestar un accidente”, según documentos publicados ayer por el National Security Archive, con sede en Washington.

El plan consistió en ofrecer al piloto cubano José Raúl Martínez un pago para que “incurriera en riesgos para orquestar un accidente” en el vuelo de regreso de Praga.

Martínez fue informado de la misión por su contacto con la CIA en Cuba, William J. Murray, en un trayecto en automóvil hacia el aeropuerto.

En la conversación discutieron las “limitadas posibilidades de que el incidente pasara por un accidente” y las dudas sobre la capacidad técnica del agente de incurrir en un accidente “sin poner en riesgo las vidas de todas las personas a bordo”.

El piloto, que ya trabajaba para la CIA, “buscó asegurarse que en el caso de su propia muerte sus dos hijos recibieran educación universitaria”, a lo cual Murray accedió, según un cable citado por el National Security Archive.

Temas

Lee También