Miércoles, 17 de Julio 2024

Mueren cuatro soldados ahogados en un río durante protesta en Perú

Los militares intentaron cruzar un turbulento río de los Andes para llegar hasta la ciudad de Juli

Por: AP .

Pobladores rescatan a soldados del río Llave, en Puno. EFE/C. Apucusi

Pobladores rescatan a soldados del río Llave, en Puno. EFE/C. Apucusi

Cuatro soldados murieron ahogados cuando intentaban cruzar un río en los Andes para evitar enfrentarse con manifestantes que pedían la renuncia de la presidenta peruana Dina Boluarte y los miembros del Congreso, informaron el lunes las autoridades.

El Ministerio de Defensa indicó que colocó a media asta su bandera en señal de "duelo y respeto" por los fallecidos. Dos soldados continúan desaparecidos. El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas indicó antes que los soldados, que estaban acantonados en la ciudad de Ilave, intentaban llegar hasta Juli, una ciudad cercana donde el sábado las manifestaciones dejaron cinco civiles heridos junto a una comisaría y un tribunal incendiados.

El ministerio condenó "la actitud hostil... por parte de violentistas que les impidieron el paso", lo que llevó a la patrulla militar a buscar otro camino que incluyó cruzar el río Ilave por otra zona. Ilave y Juli son ciudades de la región Puno, donde las manifestaciones antigubernamentales son las más contundentes del país. En esa región 18 civiles murieron el 9 de enero durante una respuesta policial a una manifestación cerca del aeropuerto.

El Ministerio de Salud informó que otros cinco soldados fueron atendidos por hipotermia. Videos difundidos por las televisoras locales mostraron a grupos de manifestantes cargando, vistiendo y dando alimentos a los soldados rescatados del río que tiritaban de frío. La mayoría de los soldados son hijos de campesinos de la zona. Muchos de los padres de los soldados forman parte de las manifestaciones.

El campesino Samuel Canazas, padre del soldado fallecido Franz Canazas, dijo al diario La República que "la culpa la tenía la presidenta usurpadora Dina Boluarte". Vestido con un sombrero de paño color negro y una gruesa casaca del mismo color, el hombre quiso llevar el cadáver de su hijo a su comunidad campesina llamada Olla para sepultarlo. Indicó que no pudo porque le indicaron que el cuerpo tenía que ser sometido a una autopsia.

Las manifestaciones en Perú empezaron el 7 de diciembre cuando Boluarte asumió el poder luego de que su antecesor Pedro Castillo, de quien era vicepresidenta, fue destituido por el Parlamento tras intentar disolver el Congreso. Las protestas se ampliaron a Lima en enero con pobladores que llegaron desde los Andes, sobre todo del sur, pero las manifestaciones disminuyeron a mediados de febrero.

JM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones