Viernes, 09 de Diciembre 2022

Protestas tras asesinato de Mahsa Amini han dejado 76 muertos

Luego del fallecimiento de la joven Mahsa Amini en manos de agentes de la policía de la moral del gobierno Iraní, las manifestaciones no han cesado; van mil 200 detenidos

Por: EFE y AFP

Una mujer sostiene un altavoz en una de las protestas realizadas en contra del uso obligatorio del velo. AFP

Una mujer sostiene un altavoz en una de las protestas realizadas en contra del uso obligatorio del velo. AFP

Asciende a 76 el número preliminar de personas fallecidas como consecuencia de las represiones por parte del gobierno Iraní en las manifestaciones llevadas a cabo por el fallecimiento de la joven de 22 años Mahsa Amini.

Más de mil 200 manifestantes fueron detenidos en Irán, quienes protestaban en demanda de justicia ante la muerte de la joven, que el pasado 16 de septiembre falleció en manos de agentes de la policía de la moral del gobierno Iraní por tener al descubierto cabello que no le cubría el velo, lamentable hecho que pone de nueva cuenta al descubierto la falta de cumplimiento de los derechos de las mujeres, tema permanente en la agenda del gobierno de ese país. 

"Según las informaciones recabadas por Iran Human Rights, al menos 76 personas murieron en las manifestaciones" en 14 provincias del país, indicó la oenegé en un comunicado, donde precisó que "seis mujeres y cuatro niños" figuran entre los fallecidos. IHR dijo haber obtenido "videos y certificados de defunción que confirman disparos con balas reales contra los manifestantes".

Las manifestaciones

Desde el 16 de septiembre Irán se mantiene en medio de protestas en diferentes ciudades tras la muerte de Mahsa Amini. 

El domingo por la noche, en la capital, una multitud gritó consignas contra el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, de 83 años, incluyendo "Muerte al dictador", según imágenes difundidas por la oenegé Grupo Derechos Humanos en Irán (IHR), con sede en Oslo.

"Mujer, vida, libertad", corearon los manifestantes y algunas mujeres se arrancaron el velo y lo lanzaron a una pira y otras se cortaron el pelo a modo de protesta. Su grito fue secundado en manifestaciones celebradas este fin de semana en ciudades de todo el mundo, como Londres, París, Nueva York, Estambul y Atenas.

En las protestas más multitudinarias en casi tres años en Irán, las fuerzas de seguridad han disparado balas y perdigones, según grupos de derechos humanos, mientras los manifestantes lanzaron piedras, quemaron vehículos policiales e incendiaron edificios públicos.

Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CJP) 18 reporteros han sido detenidos desde el inicio de las protestas.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, lamentó el domingo la respuesta iraní a las protestas y la calificó como "desproporcionada (...) injustificable e inaceptable".

El presidente de Estados Unidos también se pronunció a favor de las manifestaciones y alabó a las "valientes mujeres" de Irán, desde la tribuna de la Asamblea de la ONU, en Nueva York.

El lunes Alemania convocó al embajador iraní para "discutir" sobre la represión del movimiento de protestas.

 "Complots" del extranjero 

Irán atribuye el movimiento de protesta a "complots" urdidos en el extranjero, señalando hacia su archienemigo, Estados Unidos, y sus aliados.
El portavoz de del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, criticó el "abordaje intervencionista estadounidense en los asuntos de Irán (...) incluyendo sus acciones provocadoras de apoyo a los alborotadores".

En tanto, organizaciones progubernamentales congregaron manifestaciones para defender el uso obligatorio del velo, una de ellas celebrada en la Plaza de la Revolución de Teherán.

En cambio, uno de los más altos dignatarios religiosos del país, el gran ayatolá Hosein Nuri Hamedani, pidió a las autoridades que "escuchen" a los manifestantes.

"Los responsables tienen que escuchar las peticiones del pueblo, solucionar sus problemas y demostrar sensibilidad respecto a sus derechos", indicó el religioso de 97 años, un ardiente defensor del guía supremo Ali Jamenei, en un comunicado publicado en su página web el domingo.

Por su parte, el principal grupo reformista de Irán, el Partido Popular Unión Islámica de Irán, pidió abolir el código obligatorio de vestimenta.
Según la oenegé IHR, un colectivo de sindicatos de educadores iraníes convocaron a profesores y estudiantes a boicotear las clases el lunes y el miércoles en apoyo a las protestas.

Uso de fuerza en protestas preocupa a ONU

António Guterres, secretario general de la ONU, reveló su "preocupación por el uso excesivo de la fuerza para dispersas protestas pacíficas" en Irán y llamó a respetar los derechos de las mujeres iraníes.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Secretaría Farhan Haq dijo además que las autoridades iraníes deben "respetar los derechos de libertad de expresión, reunión pacífica y asociación".

A continuación, señaló que la Policía y las autoridades iraníes deben "respetar los derechos de las mujeres y eliminar toda forma de discriminación contra mujeres y niñas (...) de acuerdo con estándares internacionales".

El pasado jueves, el presidente iraní Ebrahim Raisi, de visita en Nueva York para intervenir en la Asamblea General de la ONU, no pudo esquivar la cuestión de las protestas y dijo en una rueda de prensa que las expresiones de descontento eran algo "normal", pero no debían ser confundidas con el "vandalismo".

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones