Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019

Gobierno británico enfrenta moción de censura tras votación

Después de rechazar el acuerdo del brexit, el líder laborista señala la "incompetencia del gobierno", en tanto, la UE se prepara para una ruptura drástica con el Reino Unido

Por: AP

Los analistas predicen que May superará el desafío, pero cada vez tiene menos opciones para lograr un

Los analistas predicen que May superará el desafío, pero cada vez tiene menos opciones para lograr un "brexit" ordenado. AP/K. Wigglesworth

La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, enfrentará una moción de censura el miércoles, un día después de que el parlamento rechazó el acuerdo para el brexit por un margen histórico.

May intentará mantener su cargo luego de poner en juego su reputación en un esfuerzo de última hora para lograr apoyos al acuerdo de divorcio que negoció con la Unión Europea. Aunque la derrota era esperada, su escala —432 votos frente a 202— fue devastadora para el liderazgo de May.

Inmediatamente después de la votación, el líder laborista Jeremy Corbyn presentó una moción de censura diciendo que daría al Parlamento la oportunidad de dar su veredicto "sobre la absoluta incompetencia de este gobierno".

La mayoría de los analistas predicen sin embargo que May superará el desafío ya que es poco probable que los diputados de su formación, el Partido Conservador, secunden la moción y el Partido Unionista Democrático, que respalda al ejecutivo, manifestó que mantendrá su apoyo a la dirigente. Si el gobierno perdiera, tendría 14 días para dar la vuelta al resultado o habría nuevas elecciones.

Tras la mayor derrota de un gobierno en la Cámara de los Comunes en más de un siglo, May se comprometió a consultar sus nuevas iniciativas con legisladores de alto perfil, pero dio pocos indicios de cuáles serán sus próximos pasos. El Parlamento dio al gobierno hasta el lunes para presentar un nuevo plan para dejar el bloque.

"La Cámara ha hablado y el gobierno escuchará", declaró May tras la votación, que asestó un importante revés al acuerdo de divorcio a apenas 10 semanas de la fecha oficial del brexit, el próximo 29 de marzo.

May tiene ante sí una dura elección: decantarse por una ruptura drástica sin un acuerdo sobre la relación futura con Bruselas o intentar una salida más suave. Mientras, legisladores tanto del gobierno como de la oposición están intentando arrebatar el control del brexit a un ejecutivo paralizado para que los diputados puedan dirigir directamente la planificación del proceso.

Pero sin una mayoría clara para una alternativa concreta, existe una posibilidad cada vez mayor de que Londres pueda intentar demorar la fecha tope mientras los políticos trabajan en un nuevo plan, o incluso devolver la pelota a los votantes convocando un nuevo referéndum sobre la permanencia en el bloque.

La UE se prepara "para lo peor"

Los líderes europeos se están preparando para lo peor. La Unión Europea intensificó los preparativos para un brexit sin acuerdo tras la votación de Londres, dijo antes el miércoles el negociador comunitario, Michel Barnier. Bruselas "teme más que nunca que exista un riesgo" de salida caótica.

Barnier lamentó el masivo rechazo del parlamento británico al acuerdo de divorcio y dijo que cualquier pacto futuro tendrá que incluir la aprobación del documento de salida.

"Pase lo que pase, la ratificación del acuerdo de salida es necesaria. Es una precondición", explicó Barnier, añadiendo que una declaración política relacionada ofreció "posibles opciones" para futuras conversaciones.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, señaló también el miércoles que sigue habiendo tiempo para negociar, pero "ahora estamos esperando a ver qué propone" May.

Merkel, que lamentó también el resultado de la votación parlamentaria, y añadió: "por supuesto haremos todo lo posible para encontrar una solución ordenada, pero también estamos preparados por si no hay una solución ordenada".

Un alto funcionario de la presidencia de Francia apuntó que los europeos no harán concesiones al Brexit que puedan dañar principios fundamentales del bloque como la integridad del mercado único.

Cualquier petición de Londres para ampliar el calendario para su salida tendría que estar acompañada de un nuevo plan y una estrategia del gobierno de May, añadió el funcionario, que habló bajo condición de anonimato en línea con las normas de la presidencia.

Temas

Lee También

Comentarios